• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • EE.UU. mantiene su presencia militar en Irak
    En Profundidad

    EE.UU. mantiene su presencia militar en Irak

Tras la muerte de Saddam Hussein el país se encuentra sumido en una profunda crisis política, económica y social producto en parte por la injerencia de Washington en asuntos internos.

Este 30 de diciembre se cumplen 11 años de la ejecución del expresidente iraquí Saddam Hussein a manos de tropas de Estados Unidos. 
 
Hussein fue capturado luego que fuerzas estadounidenses invadieran Irak el 9 de abril de 2003 acusando al Gobierno iraquí de apoyar el grupo terrorista Al Qaeda del uso y la supuesta existencia de armas de destrucción masiva y armas químicas, así como la constante violación de los derechos humanos por parte del líder hoy fallecido.

Tropas estadounidenses toman el control de la ciudad de Bagdad. RT 

 
El expresidente no fue a la Corte Penal Internacional de la Haya, Holanda; por los supuestos delitos de lesa humanidad. Fue juzgado en Irak, por iraquíes, como demostración de fuerza de la naciente sociedad liberada y en supuesto camino a su democratización.

>> Estados Unidos en Irak
 
Tras la muerte de Saddam Hussein el país se encuentra sumido en una profunda crisis política, económica y social producto en parte por la injerencia de Washington en asuntos internos.
 
Irak tras la invasión de EE.UU.
 
Tras la caída y muerte de Saddam Hussein, el número de atentados aumentó siete veces tan solo en los primeros tres años, siendo Al Qaeda el grupo que se responsabilizó de los más sangrientos.
 
A 11 años de la muerte de Saddam, el país está hundido en el desastre. El autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe) todavía controla grandes zonas del norte del país. 

>> Hallan doce fosas con civiles asesinados por el Daesh en Irak
 
Donde el Ejército y sus aliados expulsaron al Daesh, no sólo quedan lugares en ruinas a causa de los bombardeos sino también sociedades destrozadas. Decenas de iraquíes han muerto desde la invasión de 2003, tres millones de personas fueron desplazadas. 

Al invadir Irak, Estados Unidos buscaba el control del petróleo iraquí para brindar una solución a sus problemas económicos, así como fortalecer su presencia en la zona del Medio Oriente.

Soldados de EE.UU. han violado los DD.HH. en Irak. RT

Otra de las razones era la de instaurar un gobierno que respondiera a los intereses de Washington y sirva de aliado frente a los poderes que realmente le preocupan y que cada vez toman más peso en el Medio Oriente como Rusia y China.

Para el representante de la Comisión Independiente de Derechos Humanos Iraquí, Daham Alazawi "La presencia de Estados Unidos aún es patente. Pese a la salida del Ejército, ahora actúa como el motor de los procesos políticos en Irak". Según él, diferentes organizaciones internacionales e iraquíes han registrado "miles de violaciones a los Derechos Humanos" durante la ocupación estadounidense.

>> Al Assad: El terrorismo aún existe en Siria porque Occidente lo apoya

 
Según el analista internacional Chente Recondo resulta obvio que los países occidentales no trataban de imponer libertades o valores democráticos. "Los intereses que había detrás de la invasión de Irak en ningún momento eran la defensa de las libertades, la promulgación de nuevas leyes o la búsqueda de un sistema más justo”.
 
Estado Fallido
 
La muerte de Saddam Hussein no se ha traducido en la estabilidad democrática y de paz de Irak.
 
Irak ha sido una nación fracturada y dividida que cada vez más se ha desgarrado por la guerra y la falta de un fuerte liderazgo central. El orden del día en Irak siempre ha sido la de  dividir la nación en tres regiones  y explotar las vastas reservas de petróleo del país, además de que la guerra siempre aporta inmensas ganancias para el complejo militar-industrial. 
 
Tras la captura de Husseín, se creó un Gobierno iraquí interino. En 2005, Irak aprobó una nueva Constitución y poco después celebró sus primeras elecciones desde el inicio de la ocupación. Pero los sucesivos Ejecutivos no han logrado estabilizar el convulso país.
 
Catorce años después, el país es el octavo más corrupto a nivel mundial, según los datos de la ONG Transparencia Internacional. Los datos socioeconómicos, publicados por la organización Fund For Peace en su Índice de estados frágiles, permiten llegar a la conclusión de que Irak es un Estado fallido.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.