• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • China conmemora 78º aniversario del comienzo de guerra de resistencia contra agresión japonesa.
    En Profundidad

    China conmemora 78º aniversario del comienzo de guerra de resistencia contra agresión japonesa.

La segunda guerra sino-japonesa fue un conflicto militar entre la República de China y el Imperio de Japón entre el 7 de julio de 1937 y el 9 de septiembre de 1945, en el marco de la II Guerra Mundial. Comenzó cuando el ejército japonés, que ya controlaba Manchuria, inició la invasión del norte y el este de China.

De las innumerables guerras antiimperialistas libradas por el pueblo chino en los últimos cien años, la guerra de Resistencia contra el Japón fue la primera que culminó con una victoria completa. La guerra antijaponesa fue una guerra en la que un país débil, semicolonial y semifeudal, venció a un poderoso país imperialista.

Al comienzo de la guerra, valiéndose de su superioridad militar, el imperialismo japonés, en impetuoso avance, se internó en China y ocupó la mitad de su territorio.

Esta invasión fue consecuencia de la primera guerra (1894–95), así como de una política imperialista japonesa que se extendió durante décadas con el fin de ampliar su influencia política y militar y tener el acceso a reservas de materias primas y otros recursos económicos de la zona.

China luchó contra Japón con apoyo económico de Alemania, la Unión Soviética y los Estados Unidos. Después del ataque japonés a Pearl Harbor (base naval de EE.UU.) en 1941, la guerra se fundió en el gran conflicto de la Segunda Guerra Mundial como un frente importante de lo que se conoce ampliamente como la Guerra del Pacífico.

Esta guerra es conocida como guerra de resistencia antijaponesa del Pueblo de China o guerra de Resistencia

¿Cómo un país débil logró vencer a un país poderoso?

China derrotó a los invasores japoneses aniquilando a más de 1,5 millones de militares japoneses, lo que se coordinó con las campañas aliadas en los campos de batalla europeos y en el Pacífico. China también pagó un alto precio, con más de 35 millones de soldados y civiles sacrificados.

Las razones fundamentales residen en que la Guerra Antijaponesa, dirigida por el Partido Comunista de China y el camarada Mao Tse-tung, fue una verdadera guerra popular en la que se pusieron en práctica una justa línea política y una justa línea militar marxista-leninista.

Antes de la Guerra Antijaponesa, el Partido Comunista de China había pasado por la Primera Guerra Civil Revolucionaria de 1924-1927 y la Segunda Guerra Civil Revolucionaria de 1927-1936. Se habían sintetizado las experiencias y lecciones derivadas de los éxitos y fracasos de esas guerras y se había establecido el papel dirigente del pensamiento de Mao Tse-tung en el partido, lo que constituyó la garantía fundamental para que el pueblo chino lograra la victoria en la Guerra Antijaponesa, bajo la dirección del Partido Comunista de China.

Antes de 1937, China y Japón lucharon en compromisos menores. En 1931, a la invasión japonesa de Manchuria por el Ejército de Kwantung de Japón siguió el incidente de Mukden. El último de estos incidentes fue el incidente del Puente de Marco Polo de 1937, que marcó el comienzo de la guerra total entre los dos países.
Este mapa muestra, en violeta, la extensión del territorio chino ocupado por Japón en el año 1940
 

El fin de la guerra


El final de la guerra supuso la salida definitiva de Japón del territorio chino. Todo el territorio ocupado, así como Manchuria y Taiwán, volvían a estar bajo soberanía nominal china, y Chiang Kai-shek restablecía el gobierno de Nankín.

Corea dejó de ser japonesa y se dividió en dos partes: Corea del Norte, la parte apoyada por los soviéticos y Corea del Sur apoyada por Estados Unidos que años más tarde, comenzaría la guerra de Corea.

Es considerada la mayor guerra de Asia en el siglo XXI y significó más del 90 por ciento de las víctimas en la Guerra del Pacífico.

La invasión concluyó con la rendición de Japón el 9 de septiembre de 1945.

China hoy


“Desarrollo de China beneficia a Japón”

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, sostuvo en junio que la esencia de las relaciones China-Japón es que la nación nipona puede aceptar sinceramente el crecimiento de China.

Durante el IV Foro de Paz Mundial (FPM) en la Universidad Tsinghua de Beijing, realizado el mes pasado, el Canciller afirmó que el desarrollo de China ha producido beneficios importantes para Japón, pero Japón no está preparado plenamente en su ideología para aceptar un mayor poder de China.

China y Japón son vecinos cercanos y esperamos que los dos países puedan vivir en paz y comprometerse en la cooperación de beneficio mutuo, dijo Wang, quien añadió que se trata de una política establecida de China y que no cambiará.

Japón sigue enfrentando el problema de cómo manejar adecuadamente el tema histórico. Si Japón elige estar en la sombra histórica o alcanzar la reconciliación verdadera con los países victimizados y conjuntamente crear el futuro, será un problema mayor justo enfrente de los líderes japoneses, dijo Wang.

Enterate más de:

Guerra sino japonesa China Japón

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.