• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Ciudadanos griegos protestan frente al Parlamento contra recortes sociales
    En Profundidad

    Ciudadanos griegos protestan frente al Parlamento contra recortes sociales

Tras siete años de imposiciones financieras a Grecia, los niveles de pobreza son alarmantes, el desempleo en el país roza el 25 por ciento , la crisis de deuda soberana se ha llevado más del 25 por ciento de la riqueza desde 2010 y la deuda pública ronda el 200 por ciento del Producto Interno Bruto.

A pesar de los llamados "rescates" financieros, Grecia sigue en medio de una profunda recesión económica y social producto, en parte, del programa de recortes llevado adelante por el Gobierno de Atenas en respuesta a las imposiciones de la troika económica.

Pese a estos paquetes puestos en marcha por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional (los tres organismos que conformaron originalmente la troika), las cifras macroeconómicas de Grecia parecen más las de un país en conflicto armado.

Los rescates financieros no han contribuido a solventar la crisis social en Grecia. Foto: BBC  

>> Grecia alcanza acuerdo preliminar con acreedores internacionales

Tras siete años de imposiciones financieras a Grecia, los niveles de pobreza son alarmantes, el desempleo en el país roza el 25 por ciento , la crisis de deuda soberana se ha llevado más del 25 por ciento de la riqueza desde 2010 y la deuda pública ronda el 200 por ciento del Producto Interno Bruto.

Estas son algunas de las consecuencias del programa de recortes del gasto público, reducción de subsidios en las áreas de salud, seguridad social, educación, cultura, entre otras que llevado a que la mayoría de los griegos sientan un desmejoramiento en su calidad de vida.

"Rescates" financieros

Grecia fue el primer país de la Unión Europea en recibir ayuda por la crisis financiera y el único en contar con tres planes de "rescate" internacional, los dos primeros aprobados en 2010 y 2012 por un valor conjunto de 282.000 millones de dólares y un tercero acordado en 2015 por 101.000 millones de dólares por un lapso de tres años.

Las llamadas ayudas o rescates financieros no han servido para sacar al país de la crisis en la que se encuentra desde 2008, cuando la tasa de desempleo se situaba en el 7,5 por ciento y, por el contrario, han provocado un incremento del desempleo hasta alcanzar el 25,76 por ciento al cierre de 2014.

>> Grecia, entre crisis económica y "rescate" financiero

Tras la llegada del partido radical Syriza al poder en enero de 2015, el Gobierno presidido por Alexis Tsipras tensó las relaciones con sus acreedores y sus socios europeos hasta poner a Grecia al borde de su salida de la Unión Europea, con un referéndum en el que la población helena se opuso a las imposiciones económicas de la troika para un nuevo rescate.

Finalmente, Grecia y sus acreedores llegaron a un acuerdo el 13 de julio de 2015 por el que Atenas aceptaba reformar las pensiones y el mercado laboral y establecer un fondo para las privatizaciones a cambio de un préstamo por más de 100.000 millones de dólares.

En marzo de 2017 Los representantes del FMI, BCE, CE y MEDE se marchan de Atenas sin alcanzar un acuerdo sobre la segunda evaluación del rescate.

Los representantes de la troika piden reformas en el mercado laboral, un recorte de 1.400 millones de euros (1.643 millones de dólares)  del sistema de pensiones y una reducción del mínimo exento de impuestos.

Griegos protestan frente al Parlamento en contra los recortes sociales. Efe

Para el mes de abril, Atenas puso en marcha el nuevo sistema de cálculo de pensiones, aprobado por el Parlamento en mayo de 2016, que conlleva una reducción de hasta un 30 por ciento  de los ingresos de los nuevos jubilados y constituye el decimotercer recorte desde la aprobación del primer rescate en mayo de 2010.

>> Tsipras celebra no más ajustes del FMI a la deuda griega

El 2 de mayo, Grecia y sus acreedores alcanzaron un "acuerdo técnico equilibrado y sostenible" en palabras del portavoz del Gobierno, Dimitris Tsanakópulos, que pone las bases para el cierre de la segunda evaluación del programa de rescate y no supondrá más recortes en 2018.

Este plan de "rescate" se dividió en cuatro tramos e incluyó la creación de un fondo de privatizaciones de 50.000 millones de euros (55.000 millones de dólares), además de la implementación de numerosas reformas en recortes del gasto social, el mercado laboral y servicios públicos (educación, salud, pensiones, salarios, entre otros).

Contra los recortes

A quince días de haber alcanzado el acuerdo para un nuevo desembolso, Grecia vivió la primera huelga general del año contra el apodado por los sindicatos como cuarto memorando, el nuevo paquete de medidas que aprobará el Parlamento el 18 de mayo.

Según los sindicatos las medidas pactadas por el Gobierno y los acreedores se encuentra una nueva reducción de las pensiones y más recortes en salarios, la liberalización del sector energético y los horarios comerciales así como una amplia subida de medidas fiscales, y cambios en el mercado laboral que impedirán la negociación colectiva hasta 2019 y facilitarán el despido.

>> Jubilados griegos protestan contra recortes de pensiones

A mediados del mes de octubre, cientos de jubilados y pensionados tomaron las calles de Atenas en protesta a la reducción de las pensiones como parte de las imposiciones del FMI y sus aliados.

Las asociaciones de jubilados consideran que, si suman los recortes planteados para 2019, las pensiones se reducirán en un 70 por ciento durante los años de aplicación de los programas de rescate.

Pensionados  protestan contra el recorte a las jubilaciones. BBC

Los pensionados señalan que desde 2010 hasta 2019 (fecha en que se aplicarán los últimos recortes aprobados), se harán 13 recortes, que representan un total de 50.000 millones de euros (cerca del 25 por ciento del PIB), y lo peor es que "no hay nadie que pueda garantizar que no habrá nuevos recortes en el futuro", tal como dijo uno de los manifestantes.

Desempleo juvenil en alza

A pesar de cumplir con medidas como los recortes salariales y de pensiones, el país aún continúa en recesión, que se contrajo un 1,9 por ciento entre octubre y diciembre de 2015, según la agencia estadística comunitaria Eurostat.

Desde el inicio de los rescates financieros, el paro en Grecia se ha disparado hasta el 26,5 por ciento, la cifra más alta de toda la Unión Europea. El paro juvenil aumentó hasta el 50 por ciento.

Grecia presenta una de las tasas de desempleo juvenil más alta de la UE. Efe

El economista de la Universidad de Georgetown, Paul Sullivan destaca el “triste” momento por el que pasa Grecia y subraya que “cuando (un país) se encuentra en un mal momento económico, lo mejor es reducir los impuestos y aumentar el gasto público, para acelerar la actividad, así como aumentar la oferta monetaria para reducir las tasas de interés”. Justamente, eso es lo contrario a lo que hizo el gobierno de Alexis Tsipras, que optó por aumentar impuestos en 2016.

Para Sullivan, “Grecia debería centrarse en el desempleo juvenil, porque de allí podrían provenir muchos problemas sociales e inestabilidad civil”. Por otra parte, asegura que la creación de empleo es muy importante “para diversificar su economía, y eso requerirá una gran cantidad de inversión extranjera”.

En febrero de 2018 Grecia arribará al octavo años de los recortes sociales, sin que se vislumbre el final de la crisis social y económica que actualmente atraviesa la nación helénica. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.