• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Bolivia es el único país de AL que permite transgéneros en sus FF. AA
    En Profundidad

    Bolivia es el único país de AL que permite transgéneros en sus FF. AA

El veto de Donald Trump a la presencia de personas transgéneros en las Fuerzas Armadas forma parte de la política discriminatoria de la administración estadounidense.

En la actualidad 18 naciones en el mundo permiten la presencia de personas transgéneros en sus Fuerzas Armadas y en América Latina, Bolivia es el único país que cuenta con una legislación que admite la presencia de estas personas en el Ejército.

A la nación suramericana también se le suman Australia, Austria, Bélgica, Bolivia, Canadá, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Israel, Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, España, Suecia y Reino Unido.

>> Pentágono frena orden de Trump contra trans en el Ejército

Bolivia reconoce en su ley de identidad de género promulgada en mayo de 2016 que permite el "procedimiento para el cambio de nombre propio, dato de sexo e imagen de personas transexuales y transgénero en toda documentación pública y privada vinculada a su identidad, permitiéndoles ejercer de forma plena el derecho a la identidad de género", a lo cual deben acogerse 15 instituciones, entre ellas el Ministerio de Defensa.

En 1974, Países Bajos fue el primer Estado en permitir la presencia de transgéneros homosexuales, bisexuales y transexuales en sus Fuerzas Armadas. Ese mismo año, Nueva Zelanda quedó primero en la lista de inclusividad LGBTI del Centro Hague.

En 2016, el caso de Chloe Allen en el Reino Unido permitió que el Gobierno británico aceptara la presencia de personas transgéneros. Allen se convirtió en la primera mujer que integró el Ejército de Reino Unido, tras cuatro años de servicio como Ben, su nombre original antes del cambio de género.

>> El transgénero no es una enfermedad mental, según estudio

En 2014, Israel se convirtió en el primer país del Medio Oriente en integrar a personas transgénero en sus tropas, según un reporte de la cadena NBC.


Trump contra los transgéneros

El pasado 26 de julio el presidente Donald Trump vetó la inclusión de personas transgénero en las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

 

Trump explicó que después de consultar con sus “generales y expertos militares” decidió “no aceptará o permitirá que individuos transgénero sirvan en cualquier área en el ejército de los Estados Unidos“.

En 2016 bajo la presidencia de Obama, se anunció que el Pentágono planeaba derogar la prohibición a los miembros transgénero el 1 de julio, sin embargo, un año más tarde los líderes militares presentaron una solicitud pidiendo que el proceso se retrasara por seis meses. El secretario de Defensa Jim Mattis aprobó el retraso.

>> Conozca la masacre homofóbica en México que a nadie le importó

Trump justificó el veto bajo el argumento del alto costo para mantener a personas transgéneros en las fuerzas armadas.

En 2016, Barack Obama comisionó un estudio a la organización independiente Rand Corporation para analizar las implicaciones de permitir que las personas transgéneros se alistaran en el ejército.

El estudio estimó que de los 1,2 millones integrantes de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, aproximadamente 2.450 son transgénero, lo que representa el 0,2 por ciento del total.

De los más de dos mil  entre 25 y 140 se podrían someter en el futuro  a algún tratamiento médico relacionado con su transición, como terapias hormonales o cirugías.

Organizaciones sociales condenaron el veto de Trump contra los transgéneros. Correo del sur

Según el estudio de Rand Corporation, si el sistema militar de salud extendiera sus servicios al personal transgénero, sus gastos aumentarían entre US $2,4 millones y US $8.4 millones al año.

Se trata de una cantidad pequeña", según lo señalado por el el estudio, que representa entre el 0,038 por ciento y 0,134 por ciento de los aproximadamente US$6.000 millones que anualmente gasta el ejército activo en cuidados de la salud.

Así que la cuestión económica es una simple excusa que esconde un política discriminatoria impulsada por la administración Trump.


Rechazo

Desde el anunció de Trump, grupos y organizaciones defensoras de los derechos de la comunidad LGBTI, así como funcionarios militares se pronunciaron en contra de la medida.

Organizaciones sociales convocaron y organizaron protestas contra la medida, a la cual califican de discriminatoria ya que viola el derecho de personas transgéneros de pertenecer a las ramas del ejército. 

Veteranos de guerra también condenaron la medida de Trump. BBC

El primero de agosto, 56 generales y almirantes estadounidenses retirados criticaron el anuncio del presidente Donald Trump contra la presencia de transgéneros en las Fuerzas Armadas del país.

A través de un comunicado expresaron que tal medida causaría trastornos significativos, privaría de militares de gran talento, comprometería la integridad de las tropas transgénero que se verían forzadas a mentir, y pondría a sus compañeros en la disyuntiva de denunciarlas o desobedecer la política.

Según el texto, los estadounidenses transexuales que están sirviendo y que quieren servir no deberían ser despedidos, privados de cuidados de salud médicamente necesarios, o forzados a comprometer su integridad u ocultar su identidad.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.