• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Amnistía Internacional de EE.UU ha estado pidiendo un corte completo de la ayuda militar a Colombia.

Amnistía Internacional de EE.UU ha estado pidiendo un corte completo de la ayuda militar a Colombia. | Foto: Archivo

Publicado 11 diciembre 2014

"Plan Colombia" - el nombre para el paquete de ayuda de Estados Unidos desde el 2000, fue creado como una estrategia para combatir las drogas y contribuir a la paz, principalmente a través de medios militares...

Un hito trágico pasó prácticamente desapercibido para la prensa de habla Inglesa la semana pasada, cuando la Unidad de Víctimas de Colombia publicó su informe que indica que el número de víctimas de la guerra civil de Colombia ha superado 7.000.000. Este número incluye a los que han sido asesinados, desaparecidos o desplazados desde 1956. Para un país de menos de 50 millones de ciudadanos, estas cifras son alarmantes, y ciertamente de interés periodístico, pero al parecer no para nuestros principales medios de comunicación.

Por supuesto, la violencia y los abusos de Derechos Humanos en Colombia han constituido verdades incómodas para los Medios de Comunicación Occidentales como los EE.UU que han sido un importante patrocinador de la violencia y los abusos en ese país.

En efecto, un hecho notable en el informe de la Unidad de Víctimas es "que la mayoría de la victimización se produjo después del 2000, con un pico en el 2002 con 744.799 víctimas". No es coincidencia que el "Plan Colombia", o "plan de Washington", como muchos colombianos lo han llamado, fue inaugurado por el presidente Bill Clinton en el 2000, lo cual incrementa el conflicto a nuevas alturas y nuevos niveles de barbarie. El Plan Colombia es el plan por el cual los EE.UU han dado a Colombia más de $ 8 billones de dólares de asistencia en su mayoría a militares y policías.

Como Amnistía Internacional ha explicado, estos fondos sólo han alimentado la crisis de Derechos Humanos en Colombia:

Amnistía Internacional de EE.UU ha estado pidiendo un corte completo de la ayuda militar a Colombia por más de una década debido a la continua colaboración entre las Fuerzas Armadas de Colombia y sus aliados paramilitares y el fracaso del gobierno Colombiano para mejorar la situación de los Derechos Humanos.

Colombia ha sido uno de los mayores receptores de ayuda militar estadounidense por más de una década y el más grande en el hemisferio Occidental. . . . Sin embargo, la tortura, masacres, "desapariciones" y asesinatos de los no combatientes se han generalizado y la colusión entre las fuerzas armadas y los grupos paramilitares continúa hasta nuestros días. . . .

"Plan Colombia" - el nombre para el paquete de ayuda de Estados Unidos desde el 2000, fue creado como una estrategia para combatir las drogas y contribuir a la paz, principalmente a través de medios militares...

A pesar de la abrumadora evidencia de la falta continua de proteger los Derechos Humanos, el Departamento de Estado ha seguido certificando a Colombia como apta para continuar recibiendo ayuda. Los EE.UU han seguido la política de tirar "leña al fuego", la de violaciones de Derechos Humanos ya generalizadas, connivencia con grupos paramilitares ilegales y total impunidad.

Además, después de 10 años y más de $ 8 billones de dólares de ayuda de Estados Unidos a Colombia, la política de Estados Unidos no ha logrado reducir la disponibilidad o el uso de cocaína en los EE.UU, y los Derechos Humanos en Colombia siguen siendo un asunto muy preocupante. A pesar de ello, el Departamento de Estado continúa certificando la ayuda militar a Colombia, incluso después de revisar el historial de Derechos Humanos del país.

Lo que Amnistía Internacional (AI) no explicó es dos hechos sobresalientes. En primer lugar, AI no menciona que el Plan Colombia se inició en medio de las conversaciones de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC, y de hecho jugó un papel clave en el descarrilamiento de estas conversaciones, y con ello, de las posibilidades de paz. En segundo lugar, AI no menciona que los paramilitares que continúan colaborando con los militares respaldados por Estados Unidos en Colombia eran en realidad una creación de los EE.UU. Por lo tanto, estos paramilitares fueron el niño prodigio de la Administración Kennedy en 1962 - es decir, dos años antes de que las guerrillas de las FARC fuerAn incluso constituidas. Un informe de Human Rights Watch lo explica muy bien:

[Colombiano] El General Ruiz se convirtió en comandante del ejército en 1960. Para 1962, se había traído a las fuerzas especiales de Estados Unidos para entrenar a oficiales colombianos en contrainsurgencia en la guerra fría. Oficiales colombianos también empezaron el entrenamiento en bases estadounidenses. Ese año, un equipo del Ejército de Guerra Especial de los Estados Unidos visitó Colombia para ayudar a refinar el Plan Lazo, una nueva estrategia de contrainsurgencia que el general Ruiz estaba redactando. Asesores estadounidenses propusieron que los Estados Unidos "seleccionen personal civil y militar para el entrenamiento clandestino en operaciones de resistencia en caso de que se necesite más tarde". Liderados por el general William P. Yarborough, el equipo recomendó, además, que esta estructura “sea utilizada para realizar funciones de contra-inteligencia y contra-propaganda y según sea necesario ejecutar actividades paramilitares, sabotaje y / o actividades terroristas contra los partidarios comunistas conocidos. Debe ser respaldada por los Estados Unidos".

A juzgar por los acontecimientos que siguieron, se implementaron con entusiasmo las recomendaciones estadounidenses a través del Plan Lazo, adoptado formalmente por el ejército colombiano en Julio 1, 1962. Aunque el ejército presentó el Plan Lazo al público como una campaña de "corazones y mentes" para ganar apoyo a través de obras públicas y campañas para mejorar las condiciones que ellos creían alimentaba la subversión armada, en privado se incorporaron la recomendaciones del equipo Yarborough. Se espera que trabajen directamente con las tropas - Los civiles armados - llamados "defensa civil", "defensa propia", o "las operaciones de organización de la población", entre otros términos.

La combinación de los paramilitares (también conocido como "escuadrones de la muerte") estrategia de los EE.UU en Colombia, combinada con los miles de millones de dólares de ayuda letal a los militares que trabajan para estos escuadrones de la muerte, han contribuido en gran medida a la catástrofe masiva de los Derechos Humanos que ha cobrado, hasta ahora, más de 7 millones de víctimas, y se puede seguir contando.

Este no es nada de lo que nadie debería sentirse orgulloso, pero sería útil si nuestros Medios de Comunicación, que pretenden ser uno de los pilares de nuestro sistema democrático, nos informan de estas cuestiones, al menos de vez en cuando. En cambio, Colombia y su conflicto armado en curso, siguen siendo casi invisible en nuestros principales medios de noticias. Por supuesto, es este mismo silencio sobre este tipo de tragedias lo que permiten que sucedan, en primer lugar.

Por’ Daniel Kovalik


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.