• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Partido Conservador de Canadá tiene una "Estrategia étnica" para cortejar a los votantes inmigrantes.

El Partido Conservador de Canadá tiene una "Estrategia étnica" para cortejar a los votantes inmigrantes. | Foto: Change.org

Publicado 21 octubre 2015

Cortejar el voto inmigrante en Canadá ha sido una estrategia electoral ganadora. ¿Pero qué es lo que realmente está sucediendo con la inmigración canadiense?

Con una de las campañas electorales más largas de la historia de Canadá en marcha, los titulares de los medios se centran en el próximo Primer Ministro hombre blanco rico de Canadá. Durante los próximos dos meses, la conversación nacional - que tiende a ignorar los marginados de la "nación", especialmente a las comunidades indígenas, los indocumentados y los que sobreviven en la economía de la calle - se satura con propaganda electoral. Gran parte de esta propaganda está orientada a las comunidades de inmigrantes que han sido claves para que cualquier partido político canadiense gane una elección federal.

Desde 2006, el Partido Conservador ha estado cortejando a los votantes inmigrantes en dos de las ciudades más grandes de Canadá, Toronto y Vancouver. Su "Estrategia Étnica", como lo llama el Partido, incluye la publicidad dirigida, el cierre de medios de vigilancia y entrevistas regulares para los medios comunitarios. La micro publicidad dirigida a las comunidades de inmigrantes no es exclusiva de los conservadores, pero se ha convertido en una prioridad. Teniendo en cuenta que hace dos décadas sería impensable para los conservadores incursionar en las comunidades de inmigrantes, esto no tiene precedentes.

De acuerdo con la CBC, los conservadores trabajaron activamente en más de 30 circunscripciones (distritos electorales) en las elecciones de 2011, basados explícitamente en su elevada proporción de minorías étnicas, lo que ellos denominan "recorridos muy étnicos", y ganaron en dos tercios de ellos. Hay diversas opiniones sobre lo que causó este resurgimiento del Partido Conservador en las comunidades de inmigrantes –desde poner a candidatos racializados y la presencia simbólica en eventos culturales, hasta promesas políticas de recortes de impuestos y reducción de los tiempos de espera en inmigración.

En última instancia, todos los principales partidos políticos han buscado el voto de los inmigrantes de alguna manera, auto nombrándose partidos pro-inmigración. Esto implica generalmente lugares comunes para permitir "un número récord de inmigrantes" y crear un sistema "más justo y eficiente". Hay tres cosas que se debe saber acerca de estos repetidos clichés ​​en materia de inmigración:

1) La mayoría de migrantes a Canadá son temporales

Los gobiernos federales siempre se jactan de tener "niveles récord de inmigración", pero un número creciente de inmigrantes están llegando de manera temporal.

Fue bajo un gobierno liberal en 2002 que el Programa de Trabajadores Extranjeros Temporales se amplió drásticamente al incluir a los trabajadores de bajos salarios. Esta tendencia ha continuado bajo el gobierno conservador. Desde 2008, más inmigrantes llegan a través de los programas de trabajadores migrantes que otorgan estatus temporal que abre vías para la residencia permanente. Las vías que conceden residencia permanente, facilitando la entrada de trabajadores calificados, refugiados o miembros de la familia, se han desplomado un 20 por ciento, 50 por ciento y 15 por ciento, respectivamente.

El número de trabajadores migrantes temporales en Canadá se ha triplicado en la última década. Los trabajadores migrantes temporales son trabajadores contratados: están atados a un solo empleador, sin garantía de acceso a los servicios sociales o de protección laboral y no tienen residencia permanente a su llegada. Su temporalidad es precisamente lo que hace de estos migrantes precarios: asegura un control legal de sus jefes, mientras que su categorización como "extranjeros" señala su posición como forasteros permanentes - incluso para la centro- izquierda del nuevo Partido Demócrata - que ha pedido una moratoria sobre los trabajadores migrantes.

Canadá todavía no ha ratificado la Convención de la ONU sobre los derechos de todos los trabajadores migratorios y sus familias. La Convención consagra el derecho a la libre asociación y sindicalización de los trabajadores migrantes, la igualdad de derechos al seguro de empleo y otros beneficios laborales, y el derecho a permanecer en el país cuando existe una queja contra el empleador. Ningún partido político ha hecho de la Convención de la ONU parte de su plataforma.

2) No, a los políticos no les importa nuestras familias

A todos los partidos federales les encanta apelar a los "valores familiares", pero el número de inmigrantes de clase-familiar se ha reducido en 14 mil personas, o el 20 por ciento.

Después de una moratoria de dos años completos y luego dela cuotas de patrocinio a padres y abuelos, el gobierno inició un (lo has adivinado!) programa de visa temporal que requiere la pre-compra de un seguro de salud canadiense privado. Muchos cónyuges patrocinados ahora llegan con estatus condicional por dos años. Esto hace a las mujeres inmigrantes más vulnerables ya que su situación jurídica está supeditada a sus parejas. Los requisitos de ingresos son más estrictos para el patrocinio de cualquier miembro de la familia y los tiempos de espera, pese a afirmaciones que dicen lo contrario, se han duplicado o triplicado.

En un Manifiesto sobre la reagrupación familiar, más de 70 organizaciones piden al gobierno federal eliminar todas las barreras para la reunificación familiar, incluyendo la categoría de "miembros de la familia excluidos",categoría implantada por primera vez por el Partido Liberal. Ningún partido político ha apoyado este manifiesto.

3) Los migrantes son cada vez más encarcelados y vigilados

Más migrantes que nunca están siendo encarcelados y deportados. De hecho, los inmigrantes son la única población en Canadá que pueden ser encarcelados simplemente por razones administrativas sin cargos. En los últimos 10 años, el gobierno federal ha detenido a un promedio de 11 mil inmigrantes por año, incluyendo hasta 807 niños. En algunos casos, niños jóvenes canadienses han pasado toda su vida entre rejas.

Peor que en los EE.UU. y la UE, Canadá es uno de los únicos países occidentales que tiene la detención indefinida, lo que puede significar el encarcelamiento sin cargos durante más de una década. Y ahora Canadá es uno de los pocos países occidentales en adoptar el modelo australiano, condenado internacionalmente, de detención obligatoria a su llegada para algunos refugiados.

Por primera vez desde que los registros están disponibles, el Grupo de Trabajo de la Naciones Unidas“Comisionado para los Derechos Humanos" sobre la Detención Arbitraria reprendió fuertemente al sistema de detención de inmigrantes en Canadá en 2014. Sin embargo, ningún partido político se ha pronunciado en contra de este sistema medieval. Ningún partido político ha apoyado las demandas de “End Immigration Detention Network”. Ningún partido político está tomando medidas para poner en práctica las decenas de recomendaciones de las investigaciones y pesquisas sobre las muertes bajo la custodia de inmigración en los últimos quince años.

Con las agendas del Gobierno, "duro con el crimen" y "duro contra el terrorismo", inmigrantes y refugiados están siendo separados de sus seres queridos y enfrentando deportación por delitos menores, incluyendo infracciones de tráfico, o por ser posibles riesgos de seguridad. La nueva Ley "Robo de la Ley de ciudadanía" permite la revocación de la ciudadanía, en determinadas circunstancias, mientras que la legislación antiterrorista expande los poderes gubernamentales de vigilancia, detención preventiva y juicios secretos. Una mayor islamofobiapresenta a las comunidades musulmanas, árabes, y sij como amenazas omnipresentes, dejando a las familias migrantes, especialmente a las mujeres que llevan el hiyab o niqab, susceptibles a crímenes de odio y racismo legislado.

Más allá de las Elecciones

En una era de reconciliación mediada por el estado - desde la Comisión de la Reconciliación y la Verdad  y lasdisculpas a las escuelas residenciales hasta Komagata Maru y Jefes Fiscales chinos - puede ser fácil relegar el racismo y la exclusión al pasado. Pero aún hoy en día ciertos inmigrantes racializados, especialmente aquellos que son pobres, siguen siendo tratados como "terroristas", "delincuentes", o que están aquí para "robarnos puestos de trabajo".

Los políticos oportunistas nos venden extrañas paradojas - ocupación como liberación, austeridad como prosperidad, refugiados como terroristas, migración temporal como inmigración. Así, mientras tratan de avivar las llamas que ponen a algunos inmigrantes en contra de otros, o nos alimentan propaganda falsa sobre el historial de inmigración de su partido, tenemos que fortalecer nuestras relaciones y solidaridades para transformar las injusticias estructurales.

A saber-→ Harsha Walia (HarshaWalia) es una activista del Asia Meridional y escritora con sede en Vancouver. Ella ha participado en las bases de la comunidad migrante de justicia, feminista, antirracista, solidaridad indígena, movimientos anticapitalistas y antiimperialistas por 15 años.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.