• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Suecia: EE.UU., camino equivocado en su conflicto con Venezuela
Publicado 20 abril 2015

El descongelamiento de las relaciones entre los EE.UU. y Cuba muestra lo que es posible cuando el diálogo reempalaza a la confrontación. EE.UU. debe seguir el mismo camino con Venezuela, escriben los parlamentarios suecos, Aminen Kakabaveh (Partido de Izquierda), Valter Mutt, Jan Lindholm y Marco Venegas (Partido Verde).

El 9 de marzo el presidente Obama declaró a Venezuela como una “inusual y extraordinaria amenaza contra la seguridad nacional de los EE.UU”.

Semejantes declaraciones, por lo regular, preceden a las acciones militares como en el caso de la invasión a Panamá en 1989 y la guerra de Irak en 2003. Tampoco hay que olvidar los golpes de Estado apoyados por la CIA contra gobiernos democráticamente elegidos como Irán en 1953, Guatemala 1954, Indonesia en 1965 y Chile en 1973.

En términos poblacionales, Venezuela es 10 veces más pequeña que los EE.UU y en lo que respecta a su capacidad militar ofensiva, ambos países juegan en distintas divisiones. El gigante norteamericano es responsable de casi la mitad de los gastos militares en el mundo. Venezuela “amenaza”a los EE.UU en la misma dimensión que Luxemburgo representa una amenaza para la seguridad de Suecia.

Históricamente las grandes potencias han sostenido estar amenazadas por naciones pequeñas cercanas y utilizan dicha “amenaza” como una excusa para ampliar su área de influencia.

La Carta de la ONU no da espacio alguno para que las potencias posean “patios traseros” que puedan controlar a su antojo. Tampoco la constitución de EE.UU. permite algo semejante, más si se piensa que los padres de la constitución estuvieron al frente de una guerra de liberación antiimperialista.

La UNASUR, la CELAC y la OEA toman distancia de la Casa Blanca y llaman a la administración Obama a iniciar un diálogo con Venezuela. UNASUR resalta el respeto por la autodeterminación de los pueblos como una premisa para el desarrollo democrático y pacífico de la región. 

América Latina ha demostrado durante los últimos 20 años que la democracia y el respeto por los derechos humanos se alcanzan y fortalecen por medios pacíficos y diálogo. Para nombrar un par de ejemplos, la paz en El Salvador y Guatemala se alcanzó gracias a que las partes eligieron ir  a la mesa de negociaciones en lugar de continuar con el conflicto. Los diálogos de paz en La Habana entre el gobierno de Colombia y las guerrillas de las FARC son el último ejemplo de que América Latina quiere y puede resolver sus conflictos por la vía del diálogo. 

El desarrollo de los últimos acontecimientos en Venezuela dan razones para preocuparse. Es decisivo que el Estado de Derecho no se debilite y que el mundo apoye un diálogo activo en torno al respeto por los derechos humanos y los principios democráticos. Los llamados a levantamientos armados, por el contrario, desestabilizan la región, amenazan los avances de los diálogos de paz en Colombia y aventuran muchos años de trabajo por la democracia en donde, incluso Suecia, ha participado. 

Los actuales conflictos en el Medio Oriente, con cientos de miles de muertes, millones de refugiados y Estados que se caen a pedazos ilustran con claridad aterradora a lo que conduce la intervención militar foránea. Nadie en América Latina quiere regresar a las décadas oscuras de los años 70 y 80, con invasiones militares, golpes de Estado y guerras. 

Suecia debe, en la ONU y demás foros internacionales, llamar a los EE.UU. a apoyar el diálogo promovido por la UNASUR entre el gobierno y la oposición venezolanos.  El descongelamiento de las relaciones entre los EE.UU. y Cuba muestra lo que es posible cuando el diálogo reemplaza a la confrontación.

Amineh Kakabaveh, riksdagsledamot (V)
Jan Lindholm, riksdagsledamot (MP)
Valter Mutt, riksdagsledamot (MP)
Marco Venegas, riksdagsledamot (MP)

Publicada originalmente en la revista sueca Arena. Traducción: Jon Restpo

Tomado de:

http://www.dagensarena.se/opinion/fyra-riksdagsledamoter-usa-bor-uppmuntra-dialog-i-venezuelakonflikten/


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
2
Comentarios
Todo mi respeto y admiración al hermano país de Venezuela, a pesar de que lo quieren saquear y empobrecer, la revolución Bolivariana no se ha dejado, Total apoyo al presidente Nicolas Maduro para seguir evitando ser derrocado.
SALUDOS DE ISNALDO MATERA ABOGADO EN EJERCICIO EN VENEZUELA. DESDE RUBIO ESTADO TACHIRA. MI COMENTARIO. ES, EL QUE SIEMBRA COSECHA, SIEMBRA ODIO Y COSECHA TEMPESTADES, SIEMBRA AMOR Y COSECHA RIQUEZAS ESPIRITUALES,MATERIALES, FORTALEZAS
Nota sin comentarios populares.