• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Pesadillas Médicas
Publicado 17 agosto 2015
Dos lesiones envían a una familia por el hoyo de un sistema de salud con fines de lucro y una pobre red de protección social que ofrece una visión de lo que significa enfermarse en los EE.UU..

Cuando le pedí a mi amigo canadiense que adivine de cuánto era la factura por una estancia de 3 noches de mi hija en un importante hospital de Boston, apuntó alto. Él no es ningún tonto. Sabe lo caro que es el sistema de salud en los Estados Unidos. "$ 2000", dijo.

"Eso es un chiste", le contesté. "Inténtalo de nuevo".

"$ 5000" dijo con incredulidad. No podía mantenerle adivinando. Hubiera sido aburrido esperar hasta que llegue a la cantidad correcta, que era $ 71.000.

Nuestra familia tiene suerte de tener un buen seguro de salud y un ingreso decente, así que la lesión de mi hija no causó la ruina financiera como muchos episodios de salud causan a muchas familias en los EEUU. (En el 2014, la empresa de asesoramiento financiero, NerdWallet, encontró que las facturas médicas fueron las principales causas de quiebra financiera personal en los EE.UU.)

Incluso un buen seguro, muchas veces, no cubre ciertas irracionalidades en el sistema de salud de Estados Unidos. Antes de que mi hija fuera al hospital de Boston, había hecho tres viajes - dos veces en una ambulancia y una vez en un taxi - al servicio de urgencias del hospital local en el oeste de Massachusetts. La primera vez ella estaba experimentando "el peor dolor de cabeza de su vida". La enviaron de regreso a la escuela y le dijeron que tome Advil y que vea a su médico en la clínica de salud de la universidad. Un par de días más tarde, ella experimentó un entumecimiento en el lado izquierdo del cuerpo y tomó un taxi hasta la sala de emergencias. Esta vez la enviaron a casa con instrucciones para que vea a un neurólogo, y le dieron los números de teléfono de dos neurólogos que tenían su consultorio cerca. Uno de estos neurólogos tenía un mensaje permanente en su contestadora telefónica  "salí a comer". Al menos eso es lo que decía el mensaje cada vez que se llamaba. Cuando llamabas al otro doctor te enviaba directamente a su complicado correo de voz, cuyo resultado fue que si eras un paciente nuevo tenías que enviar por fax unos 10 documentos diferentes y luego llamar para pedir una cita.

¿Cómo se supone que este sistema de salud sea eficaz o siquiera accesible para una persona común y corriente?

La tercera vez que fue a la sala de emergencia, llamó al 911 porque el lado izquierdo de su cuerpo estaba muy débil. El primero en responder fue un policía estatal que entró en su pequeña habitación de la residencia universitaria y pidió inmediatamente la mochila de su novio. "Olí mariguana desde el ascensor", dijo sin venir a cuento. Luego obligó a su novio que salga de la habitación, quitándole así el único consuelo que ella tenía en ese momento.

Se supone que usted no tiene que defenderse de agresivos policías armados en su propio dormitorio estudiantil cuando está teniendo una emergencia médica, afortunadamente, a través de la combinación de mantenerse calmados y de ser blancos, mi hija y su novio toleraron / sobrevivieron a la policía estatal hasta que el personal de emergencia médica llegó. Hablé con el personal de emergencias médicas por el teléfono: "Por favor, no la lleven de vuelta al mismo hospital. Le han enviado dos veces de vuelta a casa sin darle ningún diagnóstico. Por favor, llévenle a otro hospital que esté más equipado y donde puedan cuidar de ella".

"Lo siento", dijeron. "Ella está con síntomas de derrame cerebral, y estamos obligados por ley a llevarla al hospital más cercano".

En el hospital ella estaba temblando. Las enfermeras y los médicos determinaron que no estaba teniendo un derrame cerebral y le dijeron que se siente y que espere. Cuando los extraños síntomas volvieron, ella se levantó para decirles. "¿Sufre de ansiedad?", Le preguntaron. "Trate de no ser tan emocional".

Siguiendo el consejo de su médico de cabecera, mi pareja y yo nos apresuramos para llegar al hospital ubicado al oeste de Massachusetts, la recogimos de la sala de emergencias donde estaban a punto de darle el alta médica nuevamente, y la llevamos a un hospital de Boston, donde le diagnosticaron una hemorragia en el cerebro y fue ingresada ​​en la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, de neurología.

Alrededor de una semana después de que fue dada de alta, mi compañero se cayó de la camioneta en el trabajo y se fracturó el cráneo, y estábamos de vuelta en la UCI de neurología del mismo hospital. Esta vez tenía un seguro de compensación del trabajador, por lo que todos sus gastos estarían cubiertos, pero bajo la ley de Massachusetts sólo se paga al trabajador el 60% de su sueldo mientras esta sin trabajo. Mi lugar de trabajo tiene un paquete de beneficios generoso para la mayoría de estándares, pero tuve que tomar tiempo de vacaciones para cuidar de él. Una vez que las vacaciones se terminaron, pude tomar una licencia sin sueldo (bajo la Ley de Licencia Familiar y Médica).

Para la gente de otros países desarrollados, esto probablemente suena como una locura, pero en los EEUU esto pone a nuestra familia en la parte superior de la pirámide en cuanto a la red de seguridad social. Muchos trabajadores tienen menos protecciones que nosotros. Una cuarta parte de la fuerza laboral de Estados Unidos no recibe ningún tiempo de vacaciones pagadas. Casi el 40% de los trabajadores del sector privado no obtienen tiempo pagado por enfermedad. Y sólo el 41% son elegibles para la licencia bajo la Ley de Licencia Familiar y Médica.

Así que, aquí estamos - un miembro de la familia acaba de salir del hospital y está recuperándose en casa, y otro miembro de la familia con dolor extremo y enfrentando una recuperación de varios meses. Se podría pensar que con nuestros puestos de trabajo profesionales, con nuestro buen seguro de salud, y con nuestros beneficios, seríamos capaces de enfocarnos en la curación. Pero no. Todo ha sido una pelea.

Dieron de alta a mi pareja del hospital después de dos días, a pesar de que el dolor era todavía muy intenso. "Llame a primera hora de la mañana", le dijeron, "y pida una cita en la clínica de terapia para el dolor"

Parecía una buena idea, pero literalmente no había cita en la clínica de terapia para el dolor durante 6 semanas. Yo soy una organizadora entrenada que puedo hablar y reclamar mucho y tengo sentido de los derechos de una persona blanca de clase media, y me pasé horas en el teléfono tratando desde todos los ángulos de conseguir una cita, no pude encontrar ni una sola en cualquier parte del área metropolitana de Boston. Así que cuando su dolor se volvió insoportable, fuimos a la sala de emergencia, lo que tuvimos que hacer dos veces más.

Y las tres veces les dije: "Mira, no es sólo la cabeza que le duele. También se lastimó la espalda en la caída. Así que tiene dos tipos de dolor muy severos”. Y cada vez que mencionaba esta preocupación, me decían: "Sólo estamos enfocados en el dolor en la cabeza en este momento".

Está bien, lo entiendo. Su cabeza debe estar en un puesto más alto en la preocupación médica que una lesión en los tejidos blandos de la espalda, pero dolor es dolor, y cuando te duele por dos, y estás en un hospital, con profesionales de la medicina en todas las direcciones, por el amor de Dios, ¿por qué no le das un poco de alivio para el dolor de la segunda lesión?

¿Por qué? Bueno, porque simplemente es pedir demasiado. El especialista a cargo de su atención era un neurocirujano, que una vez, y no estoy bromeando, me lo dijo muy despacio: "Neuro", lo mencionó con cuidado y claramente. "Eso significa, c-e-r-e-b-r-o".

"Sí", quise contestar: "Y esta es una p-e-r-s-o-n-a"

Pero el sistema de salud de Estados Unidos no está realmente diseñado para tratar con p-e-r-s-o-n-a-s. Está diseñado para obtener beneficios. A medida que más y más pacientes se envían a los especialistas y a medida que los procedimientos lucrativos tienen prioridad sobre los pacientes con enfermedades crónicas, los médicos y los hospitales logran enormes ganancias mientras que los pacientes sufren de falta de atención.

Y nuestra red de seguridad social no sirve realmente para mantenernos a salvo. Está diseñada para mantenernos disciplinados y atentos - agradecidos por las migajas y aliviados de no estar en quiebra financiera.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
8
Comentarios
Las compañías farmacéuticas causan más muertes en un año que todas las guerras de la historia de la humanidad juntas.
Las compañías farmacéuticas causan más muertes en un año que todas las guerras de la historia de la humanidad juntas.
Yo, personalmente, no permito que un médico me ponga las manos encima.
¡Y pensar que algunos gobiernos se jactan de tener un sistema de salud como el de EU!
El dinero que el gobierno de EU invierte en "healthcare" no es más que un subsidio a las compañías farmacéuticas; de la misma forma en que George W Bush le dió 775000 millones a las compañías financieras antes de dejar la casa blanca.
Yo leí un estudio en Garynull.com hace tiempo. El estudio sacó cuentas de los casos de mala práctica médica admitidos por los propios médicos, y resultaron ser muchos más que las víctimas de cáncer y enfermedades cardiovasculares juntas.
Todo el dinero vá a la bolsa de las compañías farmacéuticas, hospitales, politiqueros, etc, que siempre quieren más. ¿Sabían que también inventan enfermedades para subir la venta de algunos productos farmacéuticos?. Si, por ejemplo el sida, autismo, etc.
El sistema de salud de EU es tan corrupto como su política exterior. El gobierno de EU se gasta 2 trilllones de cada presupuesto en el sistema de salud, y ni un dólar váa a parar a la bolsa de los ciudadanos comunes.
Nota sin comentarios populares.