• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
A través de un modelo 3D determinaron que la inyección de agua al subsuelo aumenta la actividad sísmica

A través de un modelo 3D determinaron que la inyección de agua al subsuelo aumenta la actividad sísmica | Foto: Archivo

Publicado 29 abril 2015
La extracción de gas y petróleo de esquistos, por fractura hidráulica o fracking, contiene cientos de componentes químicos añadidos al agua y la arena tratada químicamente, lo que ha representado un total fracaso, como método de extracción para la explotación y consumo de gas y petróleo.

Hoy, se plantea la urgente intervención y el reto de parar la explotación gas y petróleo, con la técnica del fracking o fractura hidráulica, tanto a los países miembros de la ALBA–TCP,  CELAC, PetroCaribe y UNASUR, como a los países que conforman los BRICS, todos éstos, en conjunción y coordinación inmediata, sin tanta diplomacia de salón, ni discursos estériles, con políticas efectivas que nos lleven a obligar detener  esta práctica ecocida y genocida, antes de que el daño al planeta sea tan irreversible, que finalmente, se dé la conflagración a la inversa del “Big Bang”, es decir, la del “Big Crunch”, por el daño que el fracking o fractura hidráulica está causando sobre la corteza terrestre, no solo en la zona en donde se está dando este tipo de explotación, sino en todo el planeta, con temblores, terremotos, activación de viejos volcanes durmientes, ahora, en ebullición, contaminación ambiental, erosiones, envenenamiento masivo y silencioso, enfermedades cancerígenas y mortales, amén de la acelerada desaparición de todo ser viviente, vegetal, animal, humano y de microorganismos, que son parte de nuestro ecosistema planetario.

La extracción de gas y petróleo de esquistos, por fractura hidráulica o fracking, contiene cientos de componentes químicos añadidos al agua y la arena tratada químicamente, lo que ha representado un total fracaso, como método de extracción para la explotación y consumo de gas y petróleo, con gastos superiores al costo que del barril han puesto en el mercado quienes se han dedicado a esta práctica, además del daño irreversible sobre todo el planeta, generando muertes directas e indirectas en masa y afectando la corteza terrestre del planeta tierra, con las graves consecuencias que nos llevarán a la destrucción total del planeta, si no liquidamos estas prácticas criminales.

Esta modalidad del fracking tiene un conjunto de determinaciones, todas terribles para la vida del planeta, pero la que priva sobre el resto de las demás, es la económica, pues el gobierno de los Estados Unidos, se puso al descubierto, con esta práctica, por cuanto no tiene las reservas petroleras con las que chantajeaba al resto de países petroleros, razón por la cual apela a estas prácticas. Urge pues, cambiar el modelo depredador y ecocida del capitalismo.

En este sentido, Barak Obama, ha pretendido poner en los mercados internacionales una superproducción de crudo liviano, para tumbar los precios internacionales y estrangular económicamente a Rusia y Venezuela, países a los que tiene destinado liquidar para dominarlos y parasitarlos, hecho que se ha revertido, por cuanto, a pesar de este tipo de dumping petrolero orquestado por Barak Obama, se han fortalecido los liderazgos regionales que ha venido surgiendo en cada país y en cada gobierno que son parte de este nuevo mundo, multicéntrico y pluripolar, sin importar si son productores de petróleo o o no, hecho que los libera de la dependencia imperial.

Huelgan los ejemplos de las consecuencias, con tsunamis, temblores constantes, terremotos devastadores y maremotos, en países como Japón, China, Nepal, Chile, México, España, Pakistán, Indonesia, Colombia, Papúa, Nueva Guinea, entre los más destacados, sin subestimar los contantes temblores en EEUU (Oklahoma, Texas, etc.) , Ecuador, México y la zona de la Península de Araya y Golfo de Paria, entre Cariaco, Cumaná, Río Caribe y Güíria, en donde está temblando constantemente y en donde tuvimos una horrible experiencia con el terremoto de Cumaná en 1997. Hagamos lo que han rogado hasta la saciedad, el Comandante Hugo Chávez y el hermano aymara, Evo Morales: salvemos el planeta, la Pacha Mama.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.