• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La gran mayoría de los refugiados proviene de las naciones que han sido devastadas por la intervención extranjera.

La gran mayoría de los refugiados proviene de las naciones que han sido devastadas por la intervención extranjera. | Foto: Reuters

Publicado 2 octubre 2015

"La crisis más alta de todos los tiempos" de refugiados ha sido impulsada por las guerras Occidentales de agresión.

Actualmente nos enfrentamos a la peor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial, con más de 50 millones de personas desplazadas en todo el mundo. De acuerdo con un informe de junio del 2015 por la Agencia de Refugiados de la ONU (ACNUR), "el desplazamiento en todo el mundo llega a su máximo histórico mientras la guerra y la persecución aumentan". El informe de ACNUR incluso sugiere un empeoramiento de la situación en un futuro próximo. "Estamos siendo testigos de un cambio de paradigma, un tobogán sin control en una era en la que la escala del desplazamiento forzado mundial, así como la respuesta requerida es claramente empequeñecida ante todo lo antes visto", dijo el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Antonio Guterres.

La indignación pública ha presionado a la canciller alemana, Angela Merkel, a permitir que decenas de miles de refugiados lleguen a Alemania en las últimas semanas y a establecer un presupuesto adicional de $ 6.7 billones para los refugiados. El Ministro del Interior alemán, Thomas de Maizière, estima que 800 mil refugiados podrían llegar al país en este año.

Desafortunadamente, el gobierno alemán no simpatiza tanto con los refugiados como sus recientes acciones podrían sugerir. De hecho, los partidos de la coalición alemanes han decidido adherirse al Convenio de Dublín que, según el escritor de WSWS.org, Peter Schwarz, "mantiene a los refugiados fuera de Alemania al forzar a los estados en las fronteras exteriores de la Unión Europea (UE) a cuidar de ellos". No obstante, es impresionante ver las escenas compasivas en Alemania, donde miles de personas comunes han dado la bienvenida con aplausos y júbilo a los refugiados que llegan al país.

De acuerdo con el historiador alemán Arnulf Baring, la razón por la que muchos alemanes quieren hacer esas buenas obras "es para ser vistos en el contexto de los crímenes que hemos cometido, sobre todo aquellos durante el período nazi". (Traducción del autor). Durante y después de la Segunda Guerra Mundial, más de 60 millones de personas se habían convertido en refugiados en Europa. Hoy en día, mucha gente en Alemania está consciente del hecho de que esta crisis de refugiados ha sido causada por las guerras de agresión de Alemania.

Rara vez se reconoce que la crisis similar de los refugiados actuales ha sido causada por las guerras perpetuas de Occidente en Oriente Medio y en otros lugares. El editorial del 31 de agosto del New York Times afirmó que: "Las raíces de esta catástrofe se encuentra en crisis que la Unión Europea no puede resolver por sí sola: Las guerras en Siria e Irak, el caos en Libia, la miseria y los regímenes brutales en África"

Antes que las coaliciones lideradas por los EE.UU. y el Reino Unido intervengan militarmente en Irak en 2003 y en Libia en 2011, no hubo grandes crisis de refugiados en esos países. De hecho, ambas intervenciones han provocado grandes crisis que se agravan aún más por las políticas de divide y vencerás que más tarde fueron impuestas por las potencias Occidentales. Hoy en día, los estados iraquíes y libios prácticamente han colapsado enviando flujos de refugiados (ver Zollmann, Estado-Ending, teleSUR, 2014; Perseguidora Libia, teleSUR, 2015).

Como Adam Johnson del Observatorio de Medios, FERIA, informó, los EE.UU. también han intervenido en la guerra civil siria, "sobre todo al armar, financiar y entrenar a las fuerzas anti-Assad". Eso significa que el gobierno estadounidense ha apoyado a los "rebeldes", que en realidad no son menos violentos que el régimen que se supone quieren reemplazar. Esta política "incidentalmente canaliza armas a ISIS, y no muy incidentalmente han alineado al Ejército Libre de Siria apoyado por la CIA, con Al Qaeda", escribe Johnson.

Las intervenciones abiertas y encubiertas en Iraq, Libia y Siria se han llevado a cabo en violación de la Carta de la ONU por lo tanto constituyen guerras de agresión. Durante el Tribunal de Nuremberg en el cual fueron condenados los Nazis, los jueces llegaron a la conclusión de que una "guerra de agresión contiene en sí misma el mal acumulado en su conjunto". De acuerdo con este juicio legal, los iniciadores de las guerras de agresión son responsables de todos sus resultados. Los jueces establecieron este razonamiento legal porque el sufrimiento y la destrucción causada por la Alemania Nazi, incluyendo el Holocausto, asesinatos en masa, destrucción sin sentido, hambrunas y personas desplazadas, se habían acumulado efectivamente de la Segunda Guerra Mundial, es decir por las guerras de agresión de Alemania (esto es discutido en el libro escrito por el jurista fallecido Michael Mandel, ‘Cómo los Estados Unidos se sale con la suya cometiendo Asesinato’, 2004).

Si aplicamos esta lógica, podríamos ir tan lejos como para argumentar que la crisis de refugiados actual ha sido impulsada de manera similar por las guerras Occidentales de agresión. Por lo tanto, es crucial escudriñar nuestro militarismo como la causa raíz del problema. Y ya no podemos argumentar que la cuestión de los refugiados ha surgido muy lejos, sino que debemos cambiar nuestro enfoque más cerca de casa.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.