• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
 Protesta en muestra de apoyo a "Beatriz", una mujer de 22 años de edad, con lupus a la que el gobierno salvadoreño negó un aborto.

Protesta en muestra de apoyo a "Beatriz", una mujer de 22 años de edad, con lupus a la que el gobierno salvadoreño negó un aborto. | Foto: EFE

Publicado 13 octubre 2015

Que cualquiera pueda celebrar el decreto del Papa muestra lo lejos que estamos de ver a las mujeres como personas que puedan determinar lo que sucede dentro de nuestros cuerpos.

La decisión del Papa de permitir que los sacerdotes puedan perdonar a las mujeres por haber tenido abortos revela hasta qué punto los cuerpos de las mujeres son manipulados y, dados los crímenes que se cometen en el planeta en este momento, la hipocresía de la iglesia en a quien condenar.

Algunos activistas pro- aborto lo vieron como un buen gesto, pero la decisión de Francisco de permitir que los sacerdotes puedan perdonar a las mujeres por tener abortos es una fuerte bofetada de misoginia e hipocresía. El hecho de que cualquiera pueda celebrar el decreto del Papa nos dice cuán lejos estamos de ver a las mujeres como individuos verdaderamente autónomos y con derecho a determinar lo que sucede dentro de nuestros propios cuerpos.

La Iglesia Católica dice que el aborto es un pecado grave y que cualquier mujer que tenga uno será excomulgada automáticamente. ¿Cuáles son los otros pecados graves que llevan a esta pena extrema?

Uno pensaría que la violación o  el abuso sexual infantil. Sin duda, el asesinato. Pero no, podrías estar equivocado. Esos crímenes son más fácilmente perdonados.

Los otros pecados (además de aborto) que merecen la excomunión automática son cosas como el repudio total a la doctrina de la iglesia o “tirar por tierra las hostias consagradas o la sangre del Cuerpo de Cristo”. Que interesante que las mujeres sean destacadas con esta atención especial –y que un acto que concierne al cuerpo de la mujer en un nivel tan íntimo y que ella por sí mismo, decide sobre su propio destino -sea causa de una pena tan dura.

En los días siguientes al decreto del Papa, los cuerpos de niños sirios fueron arrastrados a tierra en Macedonia. Los cuerpos de estos niños, vestidos con zapatillas de deporte y camisetas, donde se veían los pañales justo por encima de sus pantalones cortos, elevaron gritos de indignación en todo el mundo. ¿Alguien será excomulgado por la muerte de estos niños ya nacidos? ¿Se fijará el Vaticano cuidadosamente en esta crisis de refugiados – especialmente en las raíces de un cambio climático global, y que fue lo que dio lugar a una importante sequía en Siria, causando escasez de agua y el desplazamiento masivo de las zonas rurales a los centros urbanos - y averiguará quién es el culpable?

¿Qué pasa con los niños muertos en los ataques con aviones no tripulados en Pakistán o los miles de niños que murieron o quedaron huérfanos bajo bombardeos de los Estados Unidos en Afganistán e Irak? ¿A quién debemos culpar por eso? Porque alguien es responsable.

¿Qué pasa con los millones más que sufren y mueren a causa de la implacable unidad corporativa y su afán de extraer recursos, exprimiendo susganancias de la gente y de la tierra?

Alguien debe ser responsable de estos crímenes, se les puede encontrar y hacerlos responsables. ¿Qué pasa con la guerra en curso contra la gente de color en todo el mundo? ¿Qué pasa con el hecho de que en muchos países, las mujeres - especialmente las mujeres de color - no pueden con confianza traer un hijo al mundo sabiendo que él o ella no serán adecuadamente vestidos, alimentados, protegidos, y / o que vivirán hasta su vejez y evitarán ir a prisión a una edad temprana? ¿Qué pasa con el hecho de que las condiciones en muchas partes del mundo no garantizan una vida segura para los pequeños seres humanos?

El crimen es peor porque sería relativamente fácil detener las guerras, el mal uso de los recursos y la explotación de las personas y el planeta. ¿Quién lo hizo? ¿Quién está a cargo? ¿Quién es responsable?

La Iglesia Católica parece saber algo acerca de declarar a las personas responsables. Por ejemplo, no se limita a excomulgar a las mujeres por tener abortos, también excomulga a los médicos que realizan abortos, a los consejeros que ofrecen el aborto como una opción, a los padres que dan permiso para que su hija menor tenga un aborto, y a los amigos o socios que ayudan a pagar por el aborto.

La iglesia parece ser muy cuidadosa a la hora de fijarse en los mínimos detalles de lo que ocurre en el útero de la mujer.

Este tipo de hipervigilancia y patrullaje del cuerpo de las mujeres es una forma de terrorismo contra las mujeres. En este contexto, la forma en que el perdón es repartido refuerza la culpa y ​​eleva ala autoridad arbitraria. De acuerdo con el decreto del Papa, las mujeres sólo pueden buscar el perdón por su aborto entre el 8 de diciembre de 2015 y el 20 de noviembre de 2016. Durante este Año Santo o "Jubileo", a los sacerdotes se les permitirá a perdonar el pecado del aborto, siempre y cuando la mujer que tuvo el aborto, tenga el  "corazón contrito".  

En otras palabras, usted no puede ser perdonada si usted mantiene su decisión - incluso si usted quedó embarazada como resultado de la violación o eligió abortar porque los médicos dijeron que por razones médicas no podía sobrevivir un embarazo! Las mujeres que ya pasaron por ese trauma ahora tendrán que pedir perdón por su elección. ¿Qué pasa con las mujeres que no enfrentan ningún trauma, sino "simplemente" tomaron una decisión sobre si debía ser madre? ¿Ellas también deben pedir perdón por haber tomado decisiones en este importante cruce de caminos de su vida? La gran mayoría (95 por ciento) de las mujeres que han tenido un aborto no lo lamentan. Y la mayoría de nosotras que hemos tenido abortos no nos enfrentamos a decisiones de vida o muerte; estábamos decidiendo que queríamos hacer con nuestras vidas. ¿Acerca de eso, exactamente, porque necesitamos ser perdonadas?

Y no se olvide, no puede ser perdonada el 21 de noviembre. No señora, va a ser demasiado tarde. La ventana del perdón se cierra en ese día, y usted volverá a ser expulsada de por vida de la iglesia y condenada al infierno por toda la eternidad.

Es tan arbitrario como cuando los niños juegan en el patio al escondite y deciden dónde es “salvados”  y donde es "fuera". Salvo que en este caso, es el Papa y sus sacerdotes que, a lo largo de las líneas de esta jerarquía masculina de gran alcance, concentran a las mujeres para condenarlas por las decisiones que han tomado sobre sus propios cuerpos, escogiendo las penas más duras.

No es sólo la Iglesia Católica que castiga a las mujeres por lo que hacemos con nuestros cuerpos, los fundamentalistas protestantes son similares. Y no es que los cristianos de todo tipo no lo hagan, a veces tomar una posición en contra de las guerras y el cambio climático y opresiones de todo tipo.

Lo hacen. El mismo Papa ha tomado una posición muy bien acogida contra el cambio climático, reconociendo que está causando un daño irreparable al planeta y en particular a los pobres. Y, ¿qué quiere hacer al respecto? Quiere "tener un amplio diálogo con todos acerca de nuestra casa común"

Así que cuando se trata del planeta - el orbe gigante que alberga no sólo a toda la humanidad, sino a todos los seres vivos y todos los ecosistemas grandes y pequeños - el Papa enfrenta la potencial destrucción de todo esto iniciando una conversación. Y cuando se trata de la decisión de una mujer sobre qué hacer con algo que sucede en el pequeño orbe que es su útero, que de hecho es un órgano privado en su cuerpo, bueno, entonces se aplica la más dura de todas las penas. Veamos el decreto del Papa sobre el aborto como lo que es: un endurecimiento de la idea de que los cuerpos de las mujeres no son nuestros y un recordatorio de que, incluso en el contexto de destrucción global, los poderes fácticos evitan señalar a  los poderosos como  responsables pero en su lugar culpan y aterrorizan y requieren de ruegos de aquellas que han ejercido un mínimo control sobre sus destinos.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.