• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Prisoners in solitary confinement (Photo: Reuters)

Prisoners in solitary confinement (Photo: Reuters) | Foto: Reuters

Publicado 16 octubre 2015

Juan Méndez, Relator Especial de la ONU sobre la Tortura, concluyó que el confinamiento solitario durante más de 15 días constituye tortura.

Confirmando el adagio de Frederick Douglass: "El poder no concede nada sin una demanda", los presos recluidos en régimen de aislamiento durante muchos años en California han ganado una victoria sin precedentes. Después de tres huelgas de hambre en la que participaron decenas de miles de presos de California, y una demanda colectiva federal presentada en nombre de los presos por el Centro para los Derechos Constitucionales (CCR), se llegó a un acuerdo histórico. Se consigna el régimen de aislamiento indefinido en California a los cubos de basura de una historia vergonzosa.

Más de 500 presos han sido detenidos en aislamiento por más de diez años en la Unidad de Vivienda de Seguridad (SHU) en la prisión de Pelican Bay y 78 de ellos han estado allí por más de 20 años. Pasan de 22 ½ a 24 horas, todos los días, en una pequeña celda de hormigón sin ventanas y se les niega llamadas telefónicas, contacto físico con los visitantes, y acceso a programas profesionales, recreativos, y educativos.

Ahora los presos de California ya no serán enviados a la Unidad Especial de Seguridad basados exclusivamente en las denuncias de pertenecer a una pandilla, sino más bien basados en la infracción de  normas específicas o por graves violaciones de las mismas. Los prisioneros sólo serán puestos en régimen de aislamiento en caso de que cometan un delito grave como asalto o asesinato en la cárcel, y sólo después de una audiencia con su debido proceso. Y serán puestos en aislamiento durante un período definido – el confinamiento solitario no será más indefinido. Un estimado del 95 por ciento de presos en California en régimen de aislamiento por tener afiliación a alguna pandilla (unas 2 mil personas) serán liberadas en la población general de la prisión.

El acuerdo también limita la cantidad de tiempo que un preso puede pasar en SHU, y ofrece un programa de rebaja de dos años por la transferencia de la Unidad Especial de Seguridad a la población general. Se estima que entre mil quinientos y dos mil prisioneros serán liberados de los SHU en el primer año de este acuerdo.

"El acuerdo de California de terminar con el confinamiento SHU indefinido basado en afiliación con pandillas demuestra el poder de la unidad y la acción colectiva", dijeron los demandantes en un comunicado conjunto. "Esta victoria se logró por los esfuerzos de las personas en prisión, sus familias y seres queridos, abogados y partidarios de afuera".

Los demandantes en el caso Ashker v. Gobernador de California, argumentaron que el uso del confinamiento solitario prolongado en California constituye un castigo cruel e inusual en violación de la Octava Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, y niega a los presos el derecho al debido proceso.

El juez del tribunal federal de distrito encontró que el confinamiento solitario prolongado había privado a los demandantes de "contacto humano normal, estimulación ambiental y sensorial, salud mental y física y, ejercicio físico, sueño, nutrición y actividad significativa", que podía constituir un castigo cruel e inusual.

Aunque ningún tribunal de Estados Unidos todavía ha dictaminado que la incomunicación viola la Octava Enmienda, el juez Anthony Kennedy indicó en una opinión concurrente en junio que probablemente contemple este argumento en el futuro. Al comentar sobre el caso de un hombre que había sido aislado durante 25 años en California, Kennedy le dijo al Congreso de Estados Unidos en marzo que el confinamiento solitario "literalmente vuelve locos a los hombres".

De hecho, después de visitar la Penitenciaría del Estado en Filadelfia en 1842, Charles Dickens señaló: "El sistema aquí es rígido, estricto y con un confinamiento solitario sin esperanza. Creo que...es cruel y malo...creo que esa lenta y cotidiana manipulación de los misterios del cerebro es infinitamente peor que cualquier tortura corporal". Dickens sintió que el aislamiento de los presos era una cosa que "ningún hombre tiene derecho de infligir a su prójimo".

Juan Méndez, Relator Especial de la ONU sobre la Tortura, concluyó que el confinamiento solitario durante más de 15 días constituye tortura. Escribió que el confinamiento solitario prolongado viola la Convención contra la Tortura y Otros Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes, así como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP). Los Estados Unidos han ratificado ambos tratados, haciéndoles parte de las leyes de Estados Unidos bajo la Cláusula de Supremacía de la Constitución.

Irlanda se negó a extraditar a un hombre a Estados Unidos para enfrentar cargos relacionados con  terrorismo a principios de este año. Al Alto Tribunal de Irlanda le preocupaba que pudiera ser mantenido en aislamiento indefinido en una cárcel "supermax" de Colorado, lo que violaría la Constitución irlandesa.

Entre 80 mil y 100 mil personas son puestas en algún tipo de aislamiento en las cárceles de Estados Unidos en un día determinado, por lo general en las cárceles de máxima seguridad, en 44 estados y en el sistema federal. Sin embargo, no hay evidencia de que el confinamiento solitario haga más seguras a las prisiones, determinó la Oficina de Responsabilidad del Gobierno en 2013.

El régimen de aislamiento exacerba la enfermedad mental. En Madrid v. Gómez, un juez de la corte federal de Estados Unidos escribió que para las personas diagnosticadas con enfermedad mental, "colocarlos en [confinamiento solitario] es el equivalente mental de poner a un asmático en un lugar con poco aire para respirar"

El Profesor Craig Haney describió la privación de las necesidades humanas básicas de interacción social y estimulación del medio ambiente como una "forma larga y dolorosa de muerte social".

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha determinado que el "aislamiento sensorial completo, junto con el aislamiento social completo, puede sin duda, destruir la personalidad" en violación de la Convención Europea de Derechos Humanos. Asimismo, la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha declarado que el prolongado confinamiento solitario puede violar la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Las tasas de suicidio en California, Nueva York y Texas son significativamente más altas entre las personas recluidas en régimen de aislamiento que en la población general de la prisión. Y los jóvenes son diecinueve veces más propensos a quitarse la vida si están en aislamiento que en la población general. Connecticut, Maine, Oklahoma, Nueva York y West Virginia han prohibido o ponen restricciones en el régimen de aislamiento para menores.

El presidente Barack Obama ha pedido a su fiscal general que "inicie una revisión sobre el uso excesivo del confinamiento solitario a través de las prisiones estadounidenses", Dijo Obama, "La ciencia social muestra que un entorno como ese es más probable que vuelva a los reclusos más alienados, más hostiles, potencialmente más violentos".

El propósito del sistema penal es la reinserción social, de acuerdo con el PIDCP. En contravención de ese mandato, la legislatura de California ha determinado que el propósito de la sentencia es castigar. La incomunicación niega implícitamente cualquier posibilidad de rehabilitación social. El PIDCP exige que los guardias penitenciarios respeten la dignidad inherente a todos los reclusos. El confinamiento solitario prolongado, como otras formas de tortura, destruye la dignidad de una persona.

Méndez propuso una prohibición mundial a casi todos los usos de confinamiento solitario, que se ha incrementado en todo el mundo, especialmente en el contexto de la "guerra contra el terror" y las  "amenazas a la seguridad nacional". En particular, criticó el uso rutinario de aislamiento en las prisiones de máxima seguridad en los Estados Unidos.

En su opinión concurrente, el Juez Kennedy citó a Dostoievski: "El grado de civilización de una sociedad se puede juzgar por el trato a sus presos" Así que uno debe preguntarse por qué Estados Unidos se niega a ratificar el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura, que requiere una inspección internacional de sus prisiones.

**Marjorie Cohn es profesora en Thomas Jefferson School of Law, ex presidenta de la Asociación Nacional de Abogados, y subsecretaria general de la Asociación Internacional de Juristas Demócratas. Ella es redactora y colaboradora de "Estados Unidos y la Tortura: Interrogatorio, encarcelamiento y abuso". Ver www.marjoriecohn.com


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.