• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La alianza fundamentalista de Israel
Publicado 18 agosto 2015

Mientras el apoyo a Israel en la diáspora judía se erosiona, la alianza de Israel con el Sionismo Cristiano es probable que se intensifique.

El 22 de julio el ‘Instituto de Política de la Gente Judía’ dio a conocer un informe de 100 páginas sobre las actitudes de la diáspora de los judíos en relación al conflicto de Israel con los palestinos. El Instituto no es un observador desinteresado, más bien es un proyecto de la ‘Agencia Judía para Israel’ - una de las principales instituciones de construcción del Estado Sionista de Israel. Aunque el informe encontró que los judíos de la diáspora apoyan abrumadoramente el uso de la fuerza, también reveló que la mayoría de los encuestados creen que el gobierno israelí no es sincero acerca de hacer la paz con los palestinos. El último punto de vista, sin duda, fue reforzado por el rechazo abierto de Benjamín Netanyahu a la solución de dos Estados en las elecciones de Knesset de este año.

El informe es aún más evidente al sugerir que la identificación de la diáspora con Israel está en serio declive. Como la obra de Norman Finkelstein lo demostró eso incluye el apoyo crucial a favor de Israel de los judíos en los EE.UU.

El mantenimiento del apoyo judío en los Estados Unidos y Europa siempre ha dependido en gran medida de la promoción de la imagen de Israel como un puesto de avanzada de la civilización democrática, en medio de una región dominada por el autoritarismo y el fundamentalismo religioso. Por esa razón, la derrota de la lista Unidad Sionista en la última elección fue una gran derrota para esa estrategia. Como ha observado Noam Chomsky, Estados Unidos normalmente ha preferido gobiernos Laborales sobre el Likud. La razón es que los primeros son más versados en la presentación de las políticas de Israel con un barniz de sofisticación y respetabilidad a diferencia de la forma más abierta y violenta del Likud. Uno podría haber supuesto que el crecimiento de ISIS por sí solo habría impulsado la eficacia de la estrategia tradicional. Sin embargo parece que, sobre todo en Europa, a Israel se le ve cada vez menos como un puesto de avanzada, y más como uno de los muchos regímenes malignos de la región.

Como el electorado tradicional de Israel dentro de los Estados Unidos erosiona gradualmente, Israel es probable que se vuelva cada vez más dependiente de grupos que les importe menos los ataques militares israelíes y su proyecto de exterminio. Tal circunscripción es la red de fundamentalistas Sionistas Cristianos.

El apoyo Sionista Cristiano a Israel se basa en la creencia mesiánica de que la migración histórica de los judíos a Palestina presagia la segunda venida de Cristo. Por ejemplo, los Amigos Cristianos de Comunidades israelíes (CFOIC) - una organización extremista estadounidense que ayuda a los asentamientos ilegales en los territorios ocupados - ofrece la siguiente descripción de la situación en el Oriente Medio:

"La región bíblica de Judea y Samaria fue dada a Abraham, Isaac, Jacob y sus descendientes, hace 4 mil años y para siempre. Por causa del pecado, la desobediencia y la falta de creencia, la mayoría de los judíos fueron expulsados ​​de la tierra alrededor del año 70 DC... Los profetas predijeron el crisol de las diásporas y la reconstrucción de la Tierra en los últimos días....En 1948, Israel renació como nación soberana y en 1967 la “Ribera Occidental” se reunió con el resto de la nación en la profética y milagrosa Guerra de los Seis Días”.

El CFOIC fue establecido por Sondra Oster Baras, quien ayudó a crear el asentamiento Karnei Shomron en 1985. Aunque nacida en EE.UU., ella reside en dicho asentamiento. Baras se opone a las negociaciones con los palestinos diciendo que "Israel tiene que hacer valer su derecho en toda la Tierra de Israel". También ha declarado que los palestinos son "un pueblo que llegaron a existir sólo como una estratagema para destruir la legitimidad del derecho judío a ser Estado", y describe al Islam como una religión de "guerra santa" cuyos "líderes promueven la violencia y la intolerancia como una base regular".

Una de las organizaciones de Sionistas Cristianas más significativas es la ‘Fraternidad Internacional de Cristianos y Judíos’. En sus primeros años, los líderes de las instituciones sionistas clave, como la Agencia Judía evitaron una alianza abierta con la comunidad y su presidente, Yechiel Eckstein. Sin embargo, en el 2007 la agencia tomó la medida extraordinaria de aceptar a 26 miembros del gabinete de la agencia de Eckstein. La razón era la recompensa en becas por su compromiso de donar $ 45 millones a la agencia.

Las dos organizaciones colaboraron en las operaciones "aliyáh" (que permiten la migración judía a Israel), pero en marzo de este año la Fraternidad fletó su primer "Vuelo de la Libertad" sin los auspicios de la agencia. La migración a Israel es, por supuesto, de enorme importancia para los Sionistas Cristianos que creen estar ayudando a cumplir la profecía bíblica. Mientras que una persona ingenua podría suponer que este tipo de operaciones están simplemente respondiendo a un deseo genuino por parte de los judíos de la diáspora de emigrar a Israel, organizaciones como la Fraternidad tienen un papel mucho más proactivo.

Por ejemplo, la Fraternidad ha ofrecido incentivos financieros a los judíos iraníes para alentarlos a que también ellos hagan “aliyáh”. “Operación Éxodo”, una organización Sionista Cristiana con sede en el Reino Unido que opera en los estados de la antigua Unión Soviética, describe las visitas realizadas por su personal a las comunidades judías en los antiguos estados soviéticos como "viajes de pesca". Una visión notable en cómo ven la diáspora judía.

Otro grupo importante es “Cristianos Unidos por Israel” (CUFI), encabezado por un tele-evangelista estadounidense, John Hagee. CUFI es una organización que agrupa a una serie de grupos cristianos conservadores. Fundada en el 2006 y con sede en Texas, dice ser el grupo pro-israelí más grande de Estados Unidos. Hagee es un partidario vocal de la anexión israelí de Jerusalén. Dijo una vez que 'devolver parte o la totalidad de Jerusalén a los palestinos equivaldría a entregar la ciudad a los talibanes’. Hagee ha sido ampliamente criticado por sus opiniones antisemitas, por ejemplo, su afirmación de que Adolf Hitler era "mitad judío" y era un enviado de Dios como "cazador" para sacar a los judíos de Europa y llevarlos hacia "el único hogar que Dios ha destinado para los judíos, Israel". Hagee también ha argumentado infamemente que el Anticristo sería "parcialmente judío, como lo fueron Adolf Hitler y Karl Marx".

Cabe destacar que la ‘Agencia Judía para Israel’ (que se podría esperar tenga una mala opinión del antisemitismo) acepta fondos de Hagee e inclusive le da las gracias en sus informes anuales. Esta semana Glenn Greenwald informó que CUFI está actualmente ocupada planeando estrategias para socavar el acuerdo de Estados Unidos con Irán sobre su programa nuclear.

Siempre ha habido una gran tensión entre los Cristianos Sionistas y las principales instituciones de construcción del Estado Sionista. El último temor es la estrecha identificación con los extremistas religiosos, son escépticos respecto a los motivos reales de los Cristianos Sionistas y tienen temor de alienar a votantes liberales. Por su parte, los Cristianos Sionistas se han enfrentado con la Agencia Judía para el fomento de la identidad judía en la diáspora en lugar de centrar todos sus esfuerzos en facilitar la “aliyáh”. No obstante, cualesquiera que sean sus reparos a la ideología del Sionismo Cristiano, los líderes de Israel no tendrán, en los próximos años, más remedio que aceptar un papel más prominente en la defensa de Israel por parte de las organizaciones Cristianas Sionistas.

**Alex Doherty es un co-fundador de Nuevo Proyecto de Izquierda y un estudiante graduado en el departamento de Estudios de Guerra del King College de Londres. Ha escrito para Z Magazine y Open Democracy, entre otras publicaciones. Lo puedes seguir en twitter @alexdoherty7 


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.