• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Grupos de oposición en Ecuador protestan pese a llamados al diálogo

Grupos de oposición en Ecuador protestan pese a llamados al diálogo | Foto: teleSUR

Publicado 17 julio 2015
Fuertes indicadores económicos  y el hecho de que Rafael Correa fue reelecto con una abrumadora votación en 2013, no han disuadido a la élite de Ecuador de imitar las tácticas de su homólogo, la derecha venezolana

Cualquiera que siguió las violentas barricadas de la derecha en Venezuela, el año pasado, sabe que sus pretextos eran la inflación extremadamente alta y el problema de la delincuencia violenta. Pero imagínese a Venezuela sin esos problemas que han plagado al país desde antes que Hugo Chávez, que fue elegido por primera vez en 1998. Imagínese a Venezuela en la posición de Ecuador - con la inflación en un solo dígito, con la economía no en recesión y con una tasa de homicidios que no sólo ha caído por debajo de la media regional, sino que sigue cayendo rápidamente. ¿Estaría la derecha venezolana liderando violentas protestas y amenazando con golpes bajo esas condiciones? Es una apuesta segura decir que sí, que estaría - exactamente como la élite del Ecuador lo está haciendo hoy en día.

Fuertes indicadores económicos  y el hecho de que Rafael Correa fue reelecto con una abrumadora votación en 2013, no han disuadido a la élite de Ecuador de imitar las tácticas de su homóloga, la derecha venezolana. De hecho, hasta señalar a Venezuela como el desastre al que Correa está llevando al Ecuador es parte de su estrategia. Las distorsiones de los medios de comunicación internacionales sobre Venezuela son un arma que la derecha utiliza en toda América Latina.
Cuando el presidente de Ecuador, Rafael Correa, presentó recientemente dos reformas fiscales que sólo afectarían significativamente al 2% de los más ricos – y que no tienen ningún impacto en la mayoría - la élite ecuatoriana se volvió loca.

El Alcalde derechista de Guayaquil, Jaime Nebot, calificó las reformas como "confiscatorias". Otros insistieron en que era un "ataque a la familia". Cabe destacar que con la ayuda de los medios de comunicación privados de Ecuador, las protestas, al menos temporalmente, hicieron mella en el nivel (todavía muy alto) de aprobación de Correa. Es increíble que la derecha haya podido tener impacto en absoluto con una propaganda que no tiene el núcleo más pequeño de verdad. La propaganda más vil a veces tiene al menos esa cantidad a su favor. Esto ilustra cuán lejos de estar coartados los medios privados se encuentra en Ecuador y por qué grupos como Human Rights Watch y Reporteros sin Fronteras que han afirmado lo contrario, solo hacen el ridículo.

Correa respondió a las protestas con la suspensión temporal de las propuestas de reforma fiscal y desafió a sus oponentes a participar en debates públicos acerca de las mismas. Se comprometió a retirar las propuestas si le podían demostrar que hay un impacto negativo para los pobres o la clase media. A mediados de septiembre, el gobierno evaluará el debate público y decidirá si se justifica más diálogo.

Al principio, yo estaba escéptico sobre el llamado de Correa al diálogo. Países latinoamericanos como Ecuador están entre los más desiguales del mundo. Reformas como el impuesto sobre sucesiones e impuesto a las ganancias de capital, que Correa ha propuesto, están atrasados cientos de años. ¿Por qué no seguir adelante con ellas? Sin embargo, el enfoque que Correa tomó le ha permitido dar más detalles sobre sus propuestas y aclarar muchos malentendidos y mentiras que se han propagado. También ha generado cierta información útil a partir de segmentos de la comunidad empresarial de Ecuador con respecto a la propuesta fiscal sobre las ganancias de capital. Llevar a cualquier segmento de la élite a discusiones serias, divide y debilita a los golpistas.

En su Informe semanal al país por televisión, Correa lo ha hecho un par de veces, ha calculado lo que sería el impuesto de herencias para personas con distintos niveles de patrimonio neto - que cualquiera puede comprobar en la web del Servicio de Rentas Internas de Ecuador (SRI). Dos personas que heredan una propiedad por valor de US $ 200.000, pagarían de impuesto de herencia, cero. Si la finca tiene un valor de US $ 500.000 cada uno de los dos herederos pagaría $ 2.295 - por lo que cada uno paga un impuesto, de una sola vez, de aproximadamente 0,5% del valor de la finca. Si el patrimonio es de un valor de US $ 5.000.000, cada uno paga 430.000 dólares (alrededor de 8,6% del valor de la finca). Las cargas impositivas se reducen mientras más herederos haya. Por ejemplo, en un inmueble de US $ 5.000.000, tres herederos pagarían US $ 233.000 cada uno.

El impuesto sobre las ganancias de capital es un poco más difícil de explicar y por lo tanto más fácil de difundir mentiras. Ya existe un impuesto sobre las ganancias de capital, pero la propuesta de Correa hará que caiga con más peso en ese 2% más rico. Una vez más, contando con la calculadora, fácilmente disponible en el sitio del SRI (http://www.sri.gob.ec/web/guest/calculadora-plusvalia), supongamos que usted compra una propiedad por un valor de US $ 400.000 y, un año después, la vende con un beneficio del 8%. ¿Qué pasa?

Bajo la antigua ley de plusvalías el vendedor tendría que pagar un impuesto sobre las ganancias de capital de US $ 3.040. Bajo la propuesta de Correa, el impuesto sobre las ganancias de capital, sería cero. ¿Por qué demonios aúlla la élite entonces? Supongamos que después de un año la propiedad se vende por el doble del valor - $ 800.000. Con el viejo  impuesto sobre las ganancias de capital, sería de US $ 38.000. Bajo la propuesta de Correa, sería de US $ 270.828, aproximadamente seis veces más.

Creo que esta propuesta es aún más detestada que el impuesto a la herencia. Ya que afecta a una de las principales formas con que, tradicionalmente, las élites del Ecuador se han enriquecido - a través de la corrupción y varios tipos de información privilegiada que conducen a extraordinarias tasas de ganancia a través de la especulación. Especulación es cuando alguien se beneficia, no agregando valor a algo, sino simplemente teniendo algo por un período de tiempo, hasta que su precio aumente.

Como he señalado aquí, el gobierno de Correa ya ha mejorado tremendamente la recaudación de impuestos, realmente haciendo cumplir las leyes fiscales existentes, por lo que la élite debe tener muy poca esperanza de evadir los nuevos impuestos una vez que sean ley.
Correa entiende que debe tomar seriamente la amenaza de un golpe de Estado. Ha advertido por mucho tiempo que una revuelta estilo, clase-alta venezolana, se atentara contra su gobierno. Al mismo tiempo, sabe que debe tener cuidado de no exagerar la amenaza y contribuir así al derrotismo entre las personas que ya se habían acostumbrado a ver una elite corrupta conseguir lo que quiere.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.