¿Finlandia a las puertas de la OTAN? | Opinion | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
 En términos generales, la misión de la OTAN en la era posterior a la Guerra Fría ha estado en desacuerdo con el derecho internacional y el propósito de las Naciones Unidas.

En términos generales, la misión de la OTAN en la era posterior a la Guerra Fría ha estado en desacuerdo con el derecho internacional y el propósito de las Naciones Unidas. | Foto: Archivo

Publicado 2 marzo 2015
Mientras que el público finlandés se ha mantenido opuesto a ser miembro de la OTAN, el conflicto en Ucrania podría llegar a ser un elemento de cambio más significativo en este sentido que la crisis en Georgia. Pero incluso sin un cambio significativo en la opinión pública, un movimiento hacia la adhesión en un futuro próximo, no puede ser descartado.

Los acontecimientos en Ucrania han desencadenado un debate público en Finlandia sobre la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte). Del mismo modo, en 2008, la crisis de Georgia inició comentarios sobre la seguridad de Finlandia y la opción de unirse a la OTAN. Después de estas dos crisis, los partidarios de la OTAN, en particular, el derechista Partido de Coalición Nacional (PCN), se ha movilizado para poner a la OTAN en la agenda pública.

Cables diplomáticos publicados por WikiLeaks indican, como es lógico, que la embajada de Estados Unidos en Helsinki y los defensores de la OTAN en Finlandia, han estado trabajando durante años para replantear el debate sobre la OTAN y allanar el camino para una eventual adhesión de Finlandia a la alianza militar.

Mientras que el público finlandés se ha mantenido opuesto a ser miembro de la OTAN, el conflicto en Ucrania podría llegar a ser un elemento de cambio más significativo en este sentido que la crisis en Georgia. Pero incluso sin un cambio significativo en la opinión pública, un movimiento hacia la adhesión en un futuro próximo, no puede ser descartado. De hecho, el Presidente de Finlandia y Primer dirigente del PCN,  Alexander Stubb, está abogando por aplicar a la membresía de la OTAN en el siguiente período electoral.

Mientras tanto, en medio del conflicto en Ucrania, Finlandia, junto con Suecia, tomaron medidas para fortalecer sus lazos con la OTAN. Ambos países firmaron un Acuerdo de Apoyo de la Nación Anfitriona a la alianza militar, el establecimiento de un "estatus especial" con la OTAN. El acuerdo, según Defense News, contiene "un protocolo en virtud del cual Finlandia y Suecia permitirían, por invitación, a la OTAN desplegar tropas terrestres, navales y fuerza aérea en territorios sueco y finlandés. Bajo este acuerdo, Finlandia y Suecia estarían de acuerdo en proporcionar a las fuerzas de la alianza occidental, apoyo logístico completo, incluyendo los cuarteles, el transporte y las municiones".

Puliendo la imagen de la OTAN en Finlandia

Un cable diplomático de Estados Unidos de septiembre de 2008 señaló, que "los funcionarios finlandeses han insertado la OTAN en la esfera pública desde que comenzó la crisis [en Georgia]. Las referencias a la OTAN han surgido con mayor frecuencia desde que el Partido de Coalición Nacional (PCN), miembro de la coalición gubernamental de centro-derecha, favorece el ingreso en la OTAN”, el cable continúa: "Si bien no desafía abiertamente la política de seguridad actual, Stubb parece estar probando el consenso".

Siguiendo al evento del 60 aniversario de la OTAN en Helsinki en 2009, el encargado de negocios de la Embajada de Estados Unidos en Finlandia telegrafió a Washington diciendo que el evento y el discurso de Stubb, en particular, contribuía a un "debate más basado en los hechos" en Finlandia, sobre la OTAN. Y continuó: "Estamos coordinando con otras embajadas de los Estados Miembros de la OTAN, el MFA, grupos de reflexión y el Consejo del Atlántico, otros eventos durante este año de aniversario, que contribuyan a ese debate".

Consciente de la oposición pública a la OTAN, otro cable diplomático de Estados Unidos en octubre de 2008 deplora el hecho de que "muchos finlandeses mantienen una visión de la OTAN como un baluarte contra la Unión Soviética - ahora Rusia - y no lo ven más ampliamente, como una alianza de defensa colectiva y valores comunes". Para cambiar esta "anticuada" percepción, la embajada de Estados Unidos en Helsinki, establece como misión "promover una mayor comprensión de la Alianza a raíz del conflicto en Georgia", a través de lo que llamó "tours" de la OTAN.

El posicionar el nombre y la misión de la OTAN, ha sido un reto constante para la alianza desde el colapso de la Unión Soviética, la amenaza y la razón oficial para la existencia de la OTAN. La campaña a favor de la OTAN, en curso en Finlandia, puede ser vista como una parte periférica de este esfuerzo, el de continuar justificando la existencia de la OTAN.

En uno de estos "tours de la OTAN", para promover "debate basado en los hechos", que se llevó a cabo a principios de 2010. Durante el seminario en Helsinki titulado, "Nuevo Enfoque Estratégico de la OTAN - Abordaje Integral del Manejo de Crisis", Stubb decía que:  

La OTAN es una parte esencial de nuestro entorno Europeo y mundial de seguridad. Ha proyectado seguridad y la estabilidad en Europa, incluida la Europa del Norte y el Mar Báltico, en las últimas seis décadas. La alianza también continúa sirviendo como una piedra angular de la cooperación transatlántica. La OTAN y la UE son los movimientos por la paz más exitosos del mundo occidental.

OTAN - ¿un movimiento de paz como ningún otro?

Llamando la atención sobre la negativa a reconocer la historia de la participación de la OTAN en operaciones terroristas en Europa, durante la Guerra Fría, el periodista de investigación finlandés Bruno Jäntti escribió en Al Jazeera en abril de 2014, que; "el debate público sobre Finlandia en la OTAN ha estado marcado por la tergiversación y la amnesia histórica".

Jäntti elabora;

Operación Gladio era el nombre en clave de una extensa operación clandestina de la OTAN en Europa, que no fue detectada durante décadas. Organizó estructuras militares subterráneas que dejó atrás en varios países europeos (entre ellos Finlandia), colaboró ​​con la extrema derecha y con grupos terroristas, y socavó los procesos democráticos de los Estados destinatarios de dicha campaña.

Pero incluso si uno mira sólo al periodo después del final de la Guerra Fría, la elevada retórica sobre la trayectoria de la OTAN oscurece y hace caso omiso de algunos de los aspectos más problemáticos de la alianza.

En su artículo sobre la ampliación de la OTAN, publicado en 1998, el eminente historiador de la Guerra Fría, John Lewis Gaddis, escribió: "Los historiadores - normalmente tan contenciosos - están en inusitado acuerdo: con muy pocas excepciones, de ver la ampliación de la OTAN como mal concebida, inoportuna y, sobre todo, mal adaptada a las realidades del mundo posterior a la Guerra Fría".

Por lo tanto, muchos criticaron cuando la OTAN siguió expandiéndose en la década de 1990, sin una razón creíble y en una violación directa a las promesas hechas a líder soviético Mijail Gorbachov. Hoy en día, la OTAN se ha expandido hasta llegar a las fronteras de Rusia, amenazando sus intereses geoestratégicos percibidos.
Mientras Stubb proclama que la OTAN ha sido uno de los "movimientos de paz más exitosos del mundo Occidental", cualquiera que sea el papel de la OTAN en la provocación de la confrontación permanente con Rusia, difícilmente puede ser vista como una organización con desempeño ejemplar en la construcción de la paz.
De hecho, puede ser útil preguntar, ¿cuál sería la reacción de Estados Unidos si habría una alianza militar liderada por Rusia, ampliada al Hemisferio Occidental y que inicie la instalación de sistemas de defensa antimisiles cerca de sus fronteras?

En términos más amplios, la misión de la OTAN en la era posterior a la Guerra Fría ha estado en desacuerdo con el derecho internacional y el propósito de las Naciones Unidas. Por ejemplo, durante la guerra en la ex Yugoslavia en 1999, el Secretario General de la ONU, Kofi Annan, afirmó, que las acciones de la OTAN constituyen una "amenaza a la esencia misma del sistema de seguridad internacional".

Las medidas de seguridad que dependen de las alianzas militares que utilizan la fuerza de manera unilateral para promover sus propios intereses, no van a fomentar la paz y la seguridad. Esto sólo se puede lograr mediante el fortalecimiento del orden jurídico internacional y las Naciones Unidas en los intereses de todos sus Estados miembros.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Tags

OTAN EE.UU.
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.