• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El delegado de las FARC Rubén Zamora en las conversaciones de Paz en La Habana, Cuba posa con un retrato de tamaño natural de Simón Trinidad, el líder de las FARC preso en los EE.UU.

El delegado de las FARC Rubén Zamora en las conversaciones de Paz en La Habana, Cuba posa con un retrato de tamaño natural de Simón Trinidad, el líder de las FARC preso en los EE.UU. | Foto: AFP

Publicado 30 septiembre 2015

Para el presidente Obama, el momento de actuar es ahora y es probable que eso añada impulso al proceso de paz.

El 24 de septiembre se celebra un año desde que la Mesa Nacional de Víctimas se creó como una parte importante del proceso de paz colombiano. Exactamente un año después, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC-EP) y el Gobierno colombiano de Juan Manuel Santos están anunciando un acuerdo sobre las víctimas y la justicia, un alto al fuego bilateral, y una fecha de firma del acuerdo de paz.

Es un gran paso adelante para el proceso de paz en Colombia, el tema de los prisioneros, el dejar de lado las armas, y luego los siguientes acuerdos a convenir.

Aunque el número de presos políticos en Colombia es alrededor de 7 mil, hay un preso que se destaca sobre los demás, porque está detenido bajo condiciones crueles e inusuales. Es el negociador de las FARC-EP, Simón Trinidad (Ricardo Palmera).

Detenido durante once años como prisionero político por el imperio estadounidense, Simón Trinidad de 65 años de edad, se encuentra en régimen de aislamiento en la prisión de máxima seguridad “FlorenceSupermax” en Colorado, el "Guantánamo de los Rockies".

Trinidad es un buen hombre que encarna la lucha del pueblo colombiano por la libertad y las FARC-EP dicen que sin él, no firmarán el acuerdo.

Es el presidente Barack Obama quien puede ordenar la libertad de Simón Trinidad para que tome su legítimo lugar en las negociaciones de paz en Colombia.
El presidente Obama puede enviar un mensaje alto y claro que los EE.UU. respaldan el proceso de paz. Para el presidente Obama, el momento de actuar es ahora y es probable que eso añada impulso al proceso de paz.

A principios de esta semana, marché con treinta y cinco activistas de nueve ciudades de Estados Unidos en una carretera rural en las montañas rocosas demandando, “¡Libertad para Simón Trinidad! ¡Paz para Colombia!".

Marchamos a la moderna mazmorra subterránea donde los presos pueden estar sin tener contacto humano durante años y años. Al frente de la caseta de vigilancia de la cárcel de máxima seguridad de Colorado, sostuvimos cárteles que decían: "Presidente Obama libere a Simón Trinidad" y "Envíen a Simón Trinidad a las conversaciones de paz!"

Mientras marchábamos de regreso por la carretera 67 a la pequeña ciudad de Florence, no dejaba de pensar en lo extraño que es, de hecho, surrealista,que nuestros esfuerzos para poner fin a la guerra e intervención de los Estados Unidos nos haya traído a este lugar. El paisaje es hermoso e impresionante, pero cuando se piensa en los hombres detenidos bajo tierra, sin acceso a la luz del sol o aire fresco, y sin ningún otro ser humano con quien hablar, la prisión parece doblemente viciosa, conscientemente deshumanizante. Sólo gente fuerte,alguien como Simón Trinidad, puede perseverar en estas condiciones.

Siendo el 24 de septiembre la fecha de inicio de la Mesa Nacional de Víctimas, esa fecha tiene un gran significado para mí y mis amigos que nos organizamos en solidaridad con Colombia y con Simón Trinidad en particular. Porque yo soy uno de los 23 Anti-guerra, allanados por el FBI en Chicago, Minneapolis, y Grand Rapids hace cinco años en esta misma fecha.

Más de cien agentes del FBI allanaron siete casas, asustando a nuestros hijos y llevándose nuestras computadoras, teléfonos, cajas y cualquier otra cosa que quisieron. Cuando salí de mi casa para escribir un comunicado de prensa, me di cuenta que me estaban siguiendo. Conduje hasta el trabajo de mi esposa,donde el FBI nos dio una citación ante el gran jurado en Chicago. Yo estaba impactado. Como todos los 23 Anti-guerra, rehusamos a presentarnos. No cacerías de brujas para nosotros.

No me gusta pensar en mí mismo como una víctima, pero el Gobierno de Estados Unidos nos persiguió a causa de nuestra eficaz organización.

El Gobierno de Estados Unidos afirmó que los 23 anti-guerra enviaban dinero y proporcionaban apoyo material a las FARC-EP y el FPLP. El FBI nos dijo que enfrentábamos penas de 15 años de prisión. Sin embargo, cuando la espía del Gobierno de Estados Unidos no pudo encontrar ninguna evidencia, ella y sus superiores del FBI intentaron crear un delito. No funcionó. Todavía estamos organizando campañas de solidaridad, como la campaña a favor de la líder de las mujeres estadounidenses-palestinas, "Justicia para Rasmea Odeh".

Con el tiempo nos enteramos que el Gobierno de Estados Unidos comenzó su represión política cuando protestamos fuera de los cuatro juicios que tuvo el revolucionario colombiano Simón Trinidad. Nuestro pequeño grupo de activistas solidarios hizo su parte para exponer la injusticia de estos cuatro juicios de Simón Trinidad y el gobierno estadounidense estaba molesto con nosotros.

Protestamos y dimos aviso a los medios de comunicación sobre los injustos procedimientos y resoluciones. Estuvimos en la sala del tribunal cuando el tramposo Juez Hogan se vio obligado a dimitir después del primer juicio. Ayudamos a que lo que debía haber sido el triunfo del Imperio, se convierta en una exhibición vergonzosa de corrupción.

Por eso encuentro el 24 de septiembre como un día para la reflexión y para la re-dedicación a la causa de detener la guerra y la intervención de Estados Unidos en Colombia y en todas partes.

El Plan Colombia es un fracaso colosal y tiene que ser llevado a su fin. Vamos a seguir actuando en solidaridad con el pueblo de Colombia para alcanzar una paz duradera con justicia. Decimos "Liberen a Simón Trinidad! Paz para Colombia". Ahora es el momento de actuar del presidente Obama.

Dato-→ El autor de este artículo, Tom Burke, es el portavoz del Comité Nacional para la Libertad de Ricardo Palmera (Simón Trinidad)


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.