• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Sé que el presidente Ríos Montt es un hombre de gran integridad personal y compromiso", dijo el presidente estadounidense Ronald Reagan del dictador genocida.

"Sé que el presidente Ríos Montt es un hombre de gran integridad personal y compromiso", dijo el presidente estadounidense Ronald Reagan del dictador genocida. | Foto: Twitter

Publicado 27 agosto 2015
La mayoría de los guatemaltecos también consideran a Pérez Molina un criminal de guerra. Al igual que Ríos Montt, graduado en la "Escuela de las Américas" y presunto agente de la CIA.

Desde que el golpe militar respaldado por Estados Unidos en 1954 trajo de vuelta al poder a las élites económicas, militares y políticas racistas de Guatemala, y las siguientes seis décadas de represión apoyada por Occidente, matizado con masacres y el genocidio de las décadas de 1970 y 1980, las instituciones del Estado de Guatemala (poder judicial, policía y militares, congreso, poder ejecutivo) se han caracterizado por la corrupción y la impunidad.

La corrupción y la impunidad no son una "crisis" en Guatemala; han sido y siguen siendo la "norma".

En este difícil contexto, el juicio por genocidio, pospuesto y activado varias veces, contra el ex General Efraín Ríos Montt es aún más extraordinario. El aspecto más importante de los esfuerzos para volver a iniciar el juicio por genocidio contra Ríos Montt son...los esfuerzos! Incluso si Ríos Montt nunca es juzgado de nuevo por genocidio, incluso si el General de 89-años de edad muere antes del juicio, el hecho mismo de que las víctimas Mayas sobrevivientes, sus abogados y simpatizantes continúen haciendo todo lo posible para utilizar el sistema legal corrupto de Guatemala y encontrar a Ríos Montt legalmente responsable, es extraordinaria y de por sí es ya una medida de justicia.

El 10 de mayo de 2013, Ríos Montt fue declarado culpable de genocidio y otros crímenes de lesa humanidad. Su co-acusado, el ex general Mauricio Rodríguez Sánchez fue absuelto. Habían estado en juicio por genocidio, incluyendo masacres, violación, tortura y violencia, desplazamiento ilegal de miles de campesinos Mayas durante el pico de la represión de la "guerra fría" de Guatemala.

En un país dominado por los mismos sectores económicos, políticos y militares que planearon y llevaron a cabo las décadas de represión y genocidio, este veredicto de culpabilidad fue una decisión asombrosa y jurídicamente correcta. Tristemente, pero no sorprendentemente, la corrupta Corte Constitucional anuló el veredicto de culpabilidad diez días después, y ordenó un nuevo juicio.

Desde ese momento las víctimas mayas, abogados y simpatizantes no han cejado en sus esfuerzos para volver a juzgar al general genocida. En Guatemala, esto no es poca cosa. Con el juicio finalmente fijado para comenzar nuevamente el 23 de julio de 2015, los abogados defensores comenzaron otra ronda de retrasos, la presentación de una moción que decía que Ríos Montt sufría demencia y / u otros problemas de salud relacionados con su avanzada edad y que no podía ser juzgado. Después de un mes de disputas legales y después de que Ríos Montt fue sometido a una evaluación psiquiátrica de 8 días, los abogados presentaron sus argumentos en un tribunal de la ciudad de Guatemala el 18 de agosto.

Por la defensa, el "psiquiatra Walter Rinze (...) llegó a la conclusión (...) de que Ríos Montt sufre de demencia vascular, que es irreversible y que continuará empeorando. También señaló que las capacidades de Ríos Montt para escuchar y ver se han reducido considerablemente, y que tiene problemas para entender situaciones complejas y situarse en tiempo y espacio".

"El jefe de cardiología del Hospital Nacional, Edgar Rolando Rodríguez, testificó por la defensa que (Ríos Montt) sufre de hipertensión, que los medicamentos que le recetaron no han podido controlar su presión arterial alta. (...) Además, el doctor Rodríguez concluyó que Ríos Montt tiene un aneurisma, lo que significa que cualquier situación estresante podría elevar su presión arterial a niveles peligrosos y potencialmente mortales".

En base a esto, los abogados defensores argumentaron que el caso contra Ríos Montt sea cerrado.

Por su parte la fiscalía solicitó que "el tribunal de cabida a la falta de aptitud del acusado en el juicio a través de la aplicación de normas procesales especiales. Estas incluyen el nombramiento de un tutor, el desarrollo del juicio a puerta cerrada, y una declaración de medidas de seguridad en lugar de una sanción penal. Asimismo, solicitaron que la corte ordene el nombramiento de médicos especializados para garantizar un tratamiento adecuado para el acusado, con el argumento de que había evidencia de negligencia médica de su médico actual". El tribunal se pronunciará el 25 de agosto sobre si Ríos Montt puede presentarse a un re- juicio, o no. No mantenga las expectativas muy altas; seguramente habrán más disputas legales por venir.

Dejando de lado las manipulaciones legales y la corrupción judicial, el hecho de perseguir públicamente a  Ríos Montt en los tribunales guatemaltecos es lo que cuenta. El veredicto de culpabilidad de mayo del 2013 y el juicio en curso son un recordatorio público de que las élites guatemaltecas planearon y llevaron a cabo masacres y genocidios y no fueron capaces de salirse con la suya o encubrirlas. Las víctimas totalmente honorables, las víctimas sobrevivientes y los hijos de las víctimas continuarán diciendo la verdad y la lucha por la justicia y por serias reformas será durante el tiempo que sea necesario.

Conectando los puntos

Además, esta prueba extraordinaria tiene lugar en el contexto de las protestas semanales relacionadas con "La Línea", una red de corrupción multimillonaria de crimen organizado encabezada por la vicepresidenta del país, Roxana Baldetti y por el presidente Otto Pérez Molina.

En junio, Baldetti se vio obligada a renunciar a su cargo. Esta semana fue detenida con una orden de arresto por cargos de corrupción. Mientras tanto, se están haciendo esfuerzos para destituir al presidente Otto Pérez Molina; ahora es ampliamente aceptado que él, junto con Baldetti, supervisaron el robo de decenas de millones de dólares en impuestos de importación.

En la región maya, donde una de las campañas de genocidio se llevó a cabo, y por la que Ríos Montt fue encontrado culpable, Otto Pérez Molina fue el oficial de más alto rango militar del Gobierno de Ríos Montt en esa región, en ese momento.

De hecho, en 2013, Hugo Reyes, un ex soldado, testificó a través de video durante el juicio de Ríos Montt que: "Los soldados, por orden del Major 'Tito Arias', mejor conocido como Otto Pérez Molina... coordinaron el incendio y el saqueo, para después ejecutar a la gente". Reyes sirvió en Nebaj junto con Pérez Molina.

Un ensordecedor silencio de la "Comunidad Internacional"

A medida que el juicio por genocidio contra Ríos Montt continúa, como el crimen organizado, el escándalo de corrupción explota en todos los rincones de la presidencia y de las élites gobernantes, hay un silencio ensordecedor de los gobiernos de Estados Unidos y Canadá, del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo, de la industria minera mundial, etc.

Mientras decenas de miles de guatemaltecos salen a las calles cada semana, exigiendo justicia por los crímenes de guerra del pasado y por los crímenes gubernamentales del presente, exigiendo reformas políticas serias para su sistema corrupto. ¿Quién hará responsable a la "comunidad internacional", que durante décadas ha mantenido relaciones militares, políticas y económicas con los sectores de la élite de Guatemala, participando y beneficiándose de la corrupción y la impunidad?

*Grahame Russell es un abogado canadiense que no ejerce, autor y profesor adjunto en la Universidad de Columbia Británica del Norte y, desde 1995, director de Acción por los Derechos: info@rightsaction.org, www.rightsaction.org

El video que el Presidente de Guatemala no quiere que usted vea.

https://www.youtube.com/watch?v=krPvUmm0F0c


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.