• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Una estatua del líder de la resistencia afro-brasileña.

Una estatua del líder de la resistencia afro-brasileña. | Foto: Vivasalvador.com.br/

Publicado 25 noviembre 2015





El 20 de noviembre se celebra la vida del líder de la resistencia afrobrasileña al tiempo que se reafirma la posición de Brasil como el primer lugar donde los Negros consiguieron la libertad en las Américas.

 

El 20 de noviembre es el Día Nacional de Zumbi y de la Conciencia Negra en Brasil. La celebración es el resultado de más de 40 años de lucha del renovado movimiento Negro Brasileño.

El día de fiesta fue establecido oficialmente por la Ley N ° 12.519, el 10 de noviembre de 2011 y sancionado por la presidenta Dilma Rousseff. Esto confirmó la historia de los negros en Brasil, mientras conmemora la vida de uno de sus líderes militares más brillantes, Zumbi dos Palmares, que murió el 20 de noviembre 1695.

Zumbi: Legendaria Historia de Resistencia del Brasil Negro

Zumbi dos Palmares era el líder del asentamiento independiente, Quilombo de Palmares - ubicado entre los estados de Alagoas y Pernambuco, en el noreste de Brasil, que fue fundado por los primeros africanos en Brasil como una forma de resistencia a los colonizadores y esclavistas europeos.

Por tanto, el Quilombo de Palmares se puede considerar uno de los primeros lugares, en las Américas, donde los negros, que fueron traídos como esclavos al Nuevo Mundo, encontraron la libertad. Aquí lucharon valientemente contra la esclavitud durante casi cien años, mientras los portugueses intentaban colonizar Brasil.

El Quilombo surgió a finales del siglo XVI y alcanzó su punto máximo en la segunda mitad del siglo XVII. Durante este tiempo, la resistencia al orden de esclavos actual sólo fue posible debido a la experta capacidad de organización, militar y arquitectónica: el Quilombo estaba rodeado por una alta valla hecha de arcilla y palmeras. Tenía tres accesos protegidos por al menos doscientos guerreros, que poseían armas y municiones, y logró derrotar en varias ocasiones a las expediciones de los gobiernos coloniales, que buscaban destruir la República de Palmares y la libertad que encarnaba.

Zumbi, nacido en el Quilombo en 1655, fue secuestrado cuando era niño por soldados y regalado a un sacerdote, el Padre Antonio Melo. Fue bautizado con el nombre de Francisco y le enseñaron portugués y latín. En el año 1670, con sólo quince años de edad, se resistió a los colonos blancos con los que vivía, huyendo de la parroquia para regresar a su hogar original en el Quilombo.

Después de la muerte del poderoso líder Ganga Zumba, Zumbi se convirtió en el líder absoluto y estratega militar en la lucha contra la esclavitud. Se decía que él poseía un gran poder espiritual y que los ancestros africanos de los brasileños lo protegieron.

Zumbi desafió varias expediciones militares de colonos europeos, en última instancia llevando al Rey de Portugal a escribir una carta a Zumbi, instándole a que se rindiera y viviera bajo las leyes portuguesas. Pero Zumbi no era un asimilacionista. Rehusándose a aceptar la vida bajo el yugo de la corona portuguesa, y buscando plena libertad para su pueblo hasta el final, Zumbi murió en combate el 20 de noviembre de 1695, después de resistir y luchar contra las expediciones militares.

Un Despertar de la Conciencia

Para el afro-brasileño, el 20 de noviembre es la celebración de la vida de un héroe que murió luchando por la libertad. Es una acción radical que afirma la historia de la lucha Negra contra el colonialismo con su propia fiesta nacional y es un símbolo de progreso para Brasil.

En el Día Nacional de Zumbi y de la Conciencia Negra y durante noviembre, tienen lugar marchas en todo el Brasil, aunque las actividades pueden diferir dependiendo de la región. Recientemente, el tema común de las marchas trata sobre detener el genocidio en contra de los jóvenes Negros y el empoderamiento de las Mujeres Negras.

A principios de este mes, el 7 de noviembre fue la Marcha de Empoderamiento del Cabello Natural en la ciudad de Salvador, Bahía. La marcha reunió a una gran multitud, en su mayoría mujeres, cuyo objetivo era promover la afirmación de la belleza Negra, especialmente el pelo rizado,que es una expresión política y cultural de sus antepasados. Sin embargo, en Brasil no siempre se ha aceptado esta expresión. Históricamente ha sido sofocado mediante el uso de alisadores químicos y peines alisadores. Pero esta marcha fue un espacio para las Afrobrasileñas de unirse y afirmar la belleza de cada una en la lucha contra el racismo en Brasil.

El 18 de noviembre hubo la Marcha Nacional de Mujeres Negras en Brasilia. 20 mil mujeres de todos los estados y regiones del país marcharon por la libertad, por un país justo y democrático y por un mayor sentido de seguridad, ya que algunos informes dicen que cada dos horas una mujer Negra en Brasil muere por causas distintas a la muerte natural.

Ahora, durante el mes de noviembre, sobre todo después de la aplicación de la ley 10.639 en el 2003, ley que hizo que la enseñanza de Historia y Cultura Africana y Afrobrasileña en las escuelas de primaria y secundaria sea obligatoria, suceden muchos eventos relacionados con el agradecimiento a la Negritud.

Pero el gran problema es que esto sólo ocurre en ese pequeño espacio de tiempo, y durante la otra parte del año, la historia y la cultura negra se descuidan, hechas invisibles en un país que, a pesar de su diversidad, presenta lo blanco como norma universal.

Sin embargo, el 20 de noviembre significa una victoria para una generación de intelectuales del movimiento Negro, que compitió con la memoria histórica y ganó. Ellos desafiaron la historiografía oficial de la esclavitud, contada por descendientes de europeos (una historia paternalista de princesas blancas que liberaron a los esclavos por un simple decreto) y erigieron un Héroe Negro para representar la lucha histórica de más de la mitad de la población de Brasil, que ha sido históricamente subyugada.

En Brasil, debido a que los medios de comunicación son un vehículo donde la élite blanca proyecta sus ideologías y ejerce control mental sobre gran parte de la población, los líderes negros como Zumbi suelen ser deliberadamente desatendidos por el mundo académico y por el Estado. El racismo brasileño trabaja para silenciar y eliminar las voces negras e historias. Así que, aunque gran parte de la población se ha quedado atascada con grilletes psicológicos, muchos están aprendiendo por el conocimiento de los ancestros. Ellos están marchando en las calles y empezando a constituir lo que puede llamarse la voluntad propia para liberarse de la prisión mental.

El 20 de noviembre es un recordatorio constante para los brasileños que debemos seguir luchando por nuestra libertad. Y es con este fin es que las calles se llenan y las banderas y retratos de Zumbi se ondean y se levantan. Mientras tocan los tambores tradicionales: la fuerza de Zumbi se extiende a todas las personas de las Américas que buscan luchar por la igualdad.

La República de Palmares, es muy importante para los Afrobrasileños, y en especial para cualquier persona Negra en las Américas, ya que fue el lugar donde se ganó la libertad de los africanos esclavizados, incluso antes de la Revolución Haitiana.

En cierto modo, el Quilombo de Palmares es donde África se ha reinventado a sí misma durante casi un siglo. Palmares es un espíritu, el fuego que arde en el pecho en busca de justicia. Esta memoria es revivida durante el Día Nacional de Zumbi y la Conciencia Negra en Brasil, y la lucha avanza por la igualdad social y racial, por la plena libertad que es anhelada constantemente por los Negros en todo el mundo, desde África a su diáspora en las Américas.

**Davi Nunes, es natural de Salvador-Bahía, Brasil. Es un escritor brasileño, Negro y poeta. Lo puedes seguir aquí https://ungareia.wordpress.com/davi-nunes/ 


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.