• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Cuando los Políticos Están Aún Más Estresados que los Bancos
Publicado 14 noviembre 2014
Las pruebas de estrés se repiten en parte debido a que la última ronda de pruebas resultó singularmente poco fiable, dando un certificado de buena salud a los bancos que poco después iban a ir a la quiebra.

Una noticia destacada reciente, sobre la actual crisis económica europea, que es la materia de mis blogs, ha sido las pruebas de estrés celebradas hace poco en los bancos europeos.

Puede parecer extraño que estas pruebas se den ahora, años después de las crisis financieras de la zona euro y globales.

Pero estas pruebas de estrés recientemente celebradas no son las primeras. Las pruebas de estrés se repiten en parte debido a que la última ronda de pruebas resultó singularmente poco fiable, dando un certificado de buena salud a los bancos que poco después iban a ir a la quiebra. Dados estos antecedentes, no es de extrañar que, una vez más, ninguno de los mayores bancos europeos falló estas pruebas y que los bancos que si fallaron o que apenas las pasaron, se encuentren en la periferia europea. Tampoco es de extrañar que haya un cierto debate entre los analistas en cuanto a la fiabilidad de las últimas pruebas de estrés, así como en la medida en que sus resultados relativamente optimistas estimularán las economías europeas mediante el fomento de los bancos europeos a emitir más préstamos.

Las preguntas sobre el futuro de las economías de la Euro zona también se han planteado por la volatilidad de los mercados de deuda soberana emitida por los países de la periferia europea, especialmente Grecia. Grecia es un caso interesante porque ilustra en una forma extrema el predicamento de los políticos de toda Europa y del mundo, que están llamados a hacer que los ciudadanos comunes paguen por  la actual crisis capitalista mundial. De hecho, la coalición gobernante en Grecia se ha distinguido tanto por la crueldad con la que ha utilizado la crisis para diezmar a la clase media griega y empobrecer a millones de griegos ordinarios como por el cinismo de los métodos que utiliza para mantenerse en el poder, mucho después de perder el apoyo entre la ciudadanía griega. Me limitaré aquí a dar un solo ejemplo, que es por demás relevante, tanto para el estado de los bancos griegos y dadas las interconexiones dentro del sector financiero de la Euro zona, como para los bancos europeos en general.

Todas las encuestas recientes muestran que la coalición de gobierno en Grecia, conformada por los conservadores y socialistas griegos, ha caído detrás de Syriza, un partido de izquierda que ha crecido espectacularmente desde el 2012, como resultado de su constante postura anti-austeridad. Syriza casi gana las últimas elecciones parlamentarias, celebradas en junio de 2012, pero no logró prevalecer, en parte debido a una campaña de terrorismo ideológico llevado a cabo conjuntamente por las élites políticas y económicas griegas y europeas, que utilizaron los medios de comunicación para convencer a los votantes indecisos que una victoria de Syriza podría conducir a la expulsión de Grecia de la Euro zona y una letanía de catástrofes bíblicas.

Como el apoyo a Syriza ha crecido en los últimos meses, la coalición gobernante de Grecia está cada vez más desesperada y está tratando de limitar sus pérdidas en las próximas elecciones (que se celebrarán probablemente en la primavera del 2015) mediante, en efecto, una invitación a una corrida bancaria en los bancos griegos!  En su intento de infundir miedo en los corazones de los potenciales votantes por Syriza, miembros del gobierno y del partido conservador gobernante han declarado públicamente que una victoria de Syriza llevaría a una corrida bancaria.

Lo que es sorprendente acerca de esta declaración no es sólo que podría convertirse en una profecía que se cumpla después de una victoria de Syriza, en el futuro. Sino que, si estas declaraciones son creídas por un número significativo de depositantes, podrían desencadenar una corrida bancaria, incluso mucho antes que las elecciones se lleven a cabo. ¿Por qué? Porque según todas las encuestas, la mayoría de los griegos, independientemente de su preferencia política, creen que en las elecciones que se llevarán a cabo pronto, Syriza será el vencedor. Por lo tanto, si todas estas personas fueran influenciadas por la campaña de terrorismo ideológico del partido en el poder, ellos tienen todos los motivos para ir a los bancos y sacar su dinero (especialmente si esperan demasiado tiempo, ya que todo el mundo podría ir al banco antes que ellos).

De hecho, incluso la pequeña minoría de griegos, que no creen que Syriza estará en el poder pronto sabe que la gran mayoría tiene esta creencia y potencialmente podrían actuar basada en ella, e ir a los bancos por su dinero. Así que incluso esta minoría lo haría, si ellos creen en las advertencias emitidas por los miembros de la coalición en el poder, tienen toda la razón para correr a los bancos antes que los demás lo hagan. En pocas palabras, las declaraciones irresponsables de la coalición gobernante amenazan con empujar a millones de griegos, con creencias políticas y análisis dispares sobre el estado de la política griega, en un pánico que podría traer al Sistema Bancario griego (y europeo?) al borde del desastre.

El hecho de que esto no ha sucedido todavía puede ser testimonio de que nadie en Grecia cree nada que salga de la boca de sus gobernantes políticos. Esperemos que esto siga siendo así, ya que las elecciones griegas se acercan y la campaña de la coalición en el poder y su terrorismo ideológico se van intensificando. Después de todo, es mejor preguntarse si las últimas pruebas de estrés eran creíbles que saber que, una vez más, son contradichos por otra ronda de quiebras espectaculares en Grecia y más allá.
 


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.