• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las compañías, como los mayores capitalistas, se benefician de países en desarrollo para obtener ganancias.

Las compañías, como los mayores capitalistas, se benefician de países en desarrollo para obtener ganancias. | Foto: EFE

Publicado 14 marzo 2017
Marx creía que por entender la composición del sistema económico de determinada sociedad, todos los otros fenómenos como migración, podrían entenderse mejor.

Donald Trump. Nigel Farage. Marine Le Pen. Geert Wilders.

El auge de estos cuatro políticos es emblemático del creciente odio antimigrantes que predomina en países imperialistas. Basando sus campañas en la xenofobia, ellos han convencido a millones de personas en sus respectivos países de que los migrantes son la fuente de sus problemas.

Y en la época en la que hay más migrantes que nunca antes en la historia de la humanidad, el odio antimigrante no puede ser más peligroso.

En un discurso público, la narrativa dominante explica este fenómeno se basa principalmente en la raza y la religión. Muchos han señalado correctamente que los inmigrantes latinos, negros y musulmanes están siendo atacados por la supremacía blanca.

Aunque ese argumento es considerablemente cierto, eso no explica completamente por qué hay más migrantes — y odio antimigrantes — que nunca antes. Este análisis reconoce un importante síntoma del problema, pero no la raíz de su causa.

Personas han estado buscando explicaciones que los medios no pueden darles. Eso es probablemente porque un creciente número de personas recurren a filósofos revolucionarios como Carlos Marx para dar respuesta a sus dudas. Las ventas de "El Capital" de Carlos Marx, escrito hace 150 años, han ido en aumento desde 2008, según reportes de The Guardian.

Marx, que se estudia principalmente desde la teoría crítica y filosofía, dedicó la mayor parte de su tiempo a escribir sobre economía. Él creía que por entender la composición del sistema económico de determinada sociedad, todos los otros fenómenos como migración, podrían entenderse mejor. Metafóricamente hablando, la economía determina la sociedad de la misma manera que el suelo determina el crecimiento de la vegetación. Eso es llamado determinismo económico.

De acuerdo con el determinismo económico, Marx creía que el capitalismo, un sistema económico basado en ganancias y propiedad privada, es responsable de la mayoría de los problemas de la sociedad. Mientras la migración masiva y el odio antimigrantes estuvieran en las áreas de investigación de Marx, sus teorías económicas pueden seguir siendo usadas para examinarlas. Después de todo, el sistema capitalista global sobre el que él escribió en 1867 fue la versión embrionaria del avance capitalista que vivimos hoy.

Lea 10 frases para conocer el pensamiento de Marx

La teoría de la crisis de Marx es quizás su más importante teoría en el campo de la economía. Sugiere que el capitalismo creó constantes crisis dentro de la sociedad debido a la tendencia a la caída del índice de ganancia. El lucro es definido como ganancia financiera acumulada de la diferencia entre la cantidad gastada en comprar, operar o producir algo.

Aquí hay una ilustración de como la caída del índice de ganancia y la teoría de la crisis trabajan.

Supongamos que una compañía de zapatos en Estados Unidos gasta 50 dólares en salarios y materia prima cada hora para producir un par de zapatos. Si la compañía está dispuesta a vender el par de zapatos por 80 dólares, ellos tendrán una ganancia de 30 dólares por hora.

Obteniendo el costo creciente de los salarios y materias primas en Estados Unidos, la compañía de zapatos, como los mayores capitalistas, se benefician de países en desarrollo para obtener ganancias. Digamos que la compañía decide moverse a Haití y pagar 30 dólares en salarios y materia prima por hora. Si ellos están dispuestos a pagar el mismo par de zapatos por 80 dólares, ellos tendrán una ganancia de 50 dólares cada hora.

Los dueños de la compañía de zapatos regresan con más dinero, el trabajador estadounidense es enviado a la línea del desempleo y el trabajador haitiano está siendo gravemente mal pagado y súper explotado.

Como los trabajadores del mundo hacen menos dinero porque deben competir unos con otros, no pueden adquirir como consumidores los mismos productos que ellos producen. Esto crea una situación en la que la compañía de zapatos, por ejemplo, no puede vender sus productos porque nadie tiene dinero para comprarlos. Por tanto, los beneficios disminuyen constantemente.

Debido a que el capitalismo está basado en ese proceso, la crisis se convierte en un lugar común. El desempleo en países imperialistas y la migración masiva de países en desarrollo emprenden un camino de colisión. Políticos como Trump, Farage, Le Pen y Wilders convencen a millones de que los migrantes son el problema, mientras el sistema capitalista en sí mismo es responsable. Esto directamente contribuye al crecimiento del odio antimigrantes en los países desarrollados.

Entender la teoría de la crisis de Marx y la caída del índice de ganancia es crucial para comprender este fenómeno. Eso explica por qué empleos están dejando países capitalistas dominantes, por qué personas están dejando países del tercer mundo y por qué todos los trabajadores tienen un interés compartido en abolir el capitalismo. Eso también desbanca el mito que "los migrantes están robando trabajos" y que esos trabajadores en países como México están "consiguiendo un mejor contrato".

A medida que el capitalismo llega a una crisis y declive que no puede superar, llega a un callejón sin salida, por ello es más importante que nunca unir a la clase obrera del mundo.

Como decía Marx, "En la ciencia no hay un amplio camino real y solo puede alcanzar sus alturas radiantes aquel que, sin temor al cansancio, trepa por sus pedregosos senderos”.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.