• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Mitin en el Centro de Detención del Condado de Carter del Condado de Rowan a favor de la secretaria Kim Davis, quien permanece en la cárcel por desacato a la Corte el 5 de septiembre, 2015, en Grayson, Ky

Mitin en el Centro de Detención del Condado de Carter del Condado de Rowan a favor de la secretaria Kim Davis, quien permanece en la cárcel por desacato a la Corte el 5 de septiembre, 2015, en Grayson, Ky | Foto: Reuters

Publicado 15 octubre 2015

Al proclamar a Kim Davis como su Rosa Parks o su Martin Luther King Jr., la derecha está participando en un revisionismo histórico violento.

Kim Davis, secretaria del condado de Kentucky, que fue noticia cuando se negó a emitir licencias de matrimonio a parejas gay a principios de este mes, está fuera de la cárcel. Pero la imagen de su ficha policial desafiante ha seguido circulando a través de la web y el mundo Twitter, sobre todo porque algunos candidatos republicanos no pierden tiempo en utilizar sus quince minutos de fama para movilizar a su base militante de extrema derecha.

Uno de los usos de la ficha policial de Davis, sin embargo, realmente me llamó la atención. Esta vez fue publicada junto con la ficha policial icónica de Rosa Parks, después de que se negó a sentar en la parte trasera del autobús, catapultando el movimiento de derechos civiles en 1955. Aunque di un grito ahogado en repulsa por la asociación, no lo tomé muy serio en ese momento, tal vez porque la imagen estaba en un oscuro blog derechista. Pero pronto me di cuenta que no era una broma. De hecho, era sólo uno de los ejemplos más recientes de cómo la derecha está distorsionando no sólo los derechos civiles, sino la propia Historia Negra en los Estados Unidos.

"Esta es la Rosa Parks en el autobús", comentó Mat Staver, uno de los abogados de Davis y presidente del Liberty Counsel, una firma de derecha de abogados cristianos que en el Southern Poverty Law Center aparece como un "grupo activo de odio anti-LGBT" en 2015. "Si te dicen que vayas a la parte trasera del autobús, porque tu color de piel no coincide con lo que quieren, no vayas a la parte trasera del autobús. Es el tiempo para la resistencia pacífica, y este es el momento de estar junto a las personas que se dedican a la resistencia pacífica". En Twitter, otro abogado de Davis, Matt Barber se hizo eco de Staver cuando twitteó que "#KimDavis es la Rosa Parks de nuestro tiempo".

Partidarios de Davis también esgrimen el ejemplo de Martin Luther King Jr. En una reciente aparición radial, el candidato presidencial republicano Rick Santorum declaró que "Martin Luther King fue a la cárcel porque no obedeció la ley. Hay un largo precedente en los Estados Unidos de gente diciendo: Usted sabe que la ley tiene que cambiar para dar cabida a lo que es correcto hacer, en su propio juicio moral... le puedo decir que estoy muy orgulloso de que ella haya luchado por aquellas convicciones y que ella defienda lo que cree". El abogado de Davis, Mat Staver hizo referencia a King cuando dijo que; "Ella no va a renunciar, ella no va a sacrificar su conciencia, ella está haciendo lo que escribió Martin Luther King Jr. en su Carta desde la cárcel de Birmingham, que es pagar las consecuencias de su decisión".

Aparte de abogados bien conectados como Staver y Barber o funcionarios como Santorum que están haciendo la comparación, mucha gente común en la derecha cristiana está escribiendo artículos similares o artículos de opinión en todo el país. Están movilizando imágenes de Parks y King y el rico legado de desobediencia civil en el movimiento de Derechos Civiles para galvanizar una base de otro modo letárgica y reaccionaria de conservadores (en su mayoría blancos). Pero mucho peor que eso, reclaman que las acciones de Kim Davis están sólidamente en la tradición de Parks y King. Están profundamente, profundamente equivocados. El encarcelamiento de Rosa Parks y Martin Luther King fue por el derecho al voto de una población marginada, exactamente a lo que se opone Kim Davis. La analogía entre Parks y Davis sólo superficialmente parece tener sentido si ignoramos la política subyacente y los valores detrás de sus acciones, y dejarlo en la desobediencia civil contra "(inserte aquí cualquier tema)".

Y las distorsiones no se detienen ahí. El candidato republicano Mike Huckabee recientemente trajo a colación la histórica decisión Dred Scott, un caso de la corte en 1857 que confirmó que los afroamericanos no podían ser ciudadanos, alabando las acciones de Kim Davis por oponerse a una "mala ley", igual lo hizo el abogado de Davis en una entrevista en C-SPAN. La mención de Dred Scott en el caso Davis va más allá de las palabras. Dred Scott era un esclavo negro que puso en marcha una demanda para exigir su libertad y la de su familia, pero el Tribunal Supremo se alineó firmemente contra él cuando decidieron que los afroamericanos no podían reclamar los derechos de ciudadanía (y por lo tanto demandar en los tribunales federales) en los Estados Unidos. La idea de que la decisión de Dred Scott y la sentencia del Tribunal Supremo concediendo el derecho al matrimonio a los homosexuales estadounidenses están al mismo nivel es atroz, en el mejor de los casos.

Mientras tanto, el mes pasado, el comentarista ultraderechista Glenn Beck lideró a miles de conservadores cristianos en los Estados Unidos en la marcha "All Lives Matter" en Birmingham, Alabama, el centro del movimiento de Derechos Civiles en el Sur. Por supuesto, esto no es nuevo – la base del activismo derechista tiene una larga herencia en los Estados Unidos y en todo el continente americano. Pero la monopolización y la reescritura forzosa de la historia de los Derechos Civiles parecen haber aumentado, por lo menos desde la presidencia de Barack Obama en 2008.

Una pregunta popular que circula a través de Internet plantea lo siguiente: "¿Es Kim Davis la nueva Rosa Parks o George Wallace?" La respuesta es: no, ninguno de los dos. Ella solamente es el último afiche de la derecha que ayuda a esconder su plataforma política llena de odio con el pretexto de la "libertad religiosa".

Y mientras lo hacen, están participando en un revisionismo histórico violento.

**Yesenia Barragán es candidata al doctorado en Historia de América Latina en la Universidad de Columbia, donde está escribiendo una tesis sobre la libertad y la abolición de la esclavitud en el siglo XIX en Colombia.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
4
Comentarios
En represalia, quemaron una cruz en el patio de la casa en que residía. Se tuvo que mudar.
Belafonte se consiguió un trabajo repartiendo pizza a domicilio y en una ocasión, para entregar una pizza, golpeó por la puerta de enfrente de una casa de blancos, y no por atrás como correspondía.
¿Qué tiene que ver el cristianismo con una filosofía racista?. Yo ví una entrevista de tv en la que el cantante jamaiquino Harry Belafonte cuenta que a su llegada a EU en los 40 o 50
Ellos recurren a lo que sea con tal de adelantar su agenda política y neonazi. ¿Acaso el Ku Klux Klan no quema cruces cristianas en los patios de sus víctimas?
Nota sin comentarios populares.