• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La sociedad chilena está secuestrada por poderes ocultos que manejan el país en todos los ámbitos; económicos, políticos, militares.

La sociedad chilena está secuestrada por poderes ocultos que manejan el país en todos los ámbitos; económicos, políticos, militares. | Foto: Cortesía

Publicado 4 mayo 2022 (Hace 13 horas 15 minutos)



Blogs


Quizás sea el inicio del fin del modo de producción de la desigualdad, representada en la evolución del capitalismo y que hoy tiene una nueva víctima más: la reportera de señal 3 la victoria Francisca Sandoval Astudillo.

Abstraerse de la realidad o darle la espalda a la transnacional del negocio de la droga y otros bienes de consumo masivo que la mayoría de los chilenos adquieren legal o ilegalmente, en un barrio o en otro, es vivir esperando la caída de las MafiasNarcoPolíticas como por obra y gracia de los que aún creen en el espíritu santo.

La fuente natural de alimentación de estos grupos organizados a los cuales se les permite operar en la más absoluta impunidad, es el capitalismo perverso y patriarcal con todos sus vicios, los cuales sostienen orgánicas que se desenvuelven dentro de un modo de producción, que explota y fomenta el sometimiento a una forma de vida impuesta por aquellos que ven en este tipo de negocio, mantener el status quo del libre mercado; con su comercio y tráfico donde la delincuencia, el narco y la colusión de ciertas instituciones policiales y administrativas corruptas, son por así decirlo, una especie de brazo publico, armado y represivo, que opera desde las entrañas de quienes no quieren que se produzcan cambios estructurales y superestructurales, que permitan encaminar a la sociedad chilena hacia un modo de vida con relaciones de producción distintas, donde los SeudoLocatariosNarcos dejen de ser apoyados por sicarios, bandas de paramilitares y empresarios narcotraficantes.

La sociedad chilena está secuestrada por poderes ocultos que manejan el país en todos los ámbitos; económicos, políticos, militares, además de la coordinación con las mafias que reproducen el modelo de libre mercado. Estos últimos harán lo imposible para que cualquier gobierno o localidad autogestionada no logre alcanzar el anhelos de justicia y equidad a la que aspiran estas comunidades vulneradas por el accionar gansteril de empresarios corruptos ligados al poder.

El actuar o accionar de estas bandas delictuales o lumpen, muchos lo denominan por estos días como “el crimen organizado”, donde se conjugan distintos factores que la componen, desde la necesidad de satisfacer lo material por medio del delito y donde un elemento trascendental se conjuga y es la participación hoy de una cantidad de extranjeros, que son contratados como sicarios para así evitar que las FFAA y Policías se ensucien la manos en la represión que es donde estas últimas han estado involucradas y de este modo tratar de evitar ser apuntadas con el dedo.

El virus del delito y el narcotráfico carcome las entrañas de un país y es la consecuencia de un modo de producción que al no ser realmente cuestionado de raíz, seguirá siendo una especie de talón de aquiles que mantendrá al pueblo chileno creyendo en democracias representativas que solo representan los intereses de empresarios corruptos, narcotraficantes etc etc, los que son pan de cada día en las sociedades que a mi parecer están entrando en una época de hastío, cansancio y catarsis, que quizás sea el inicio del fin del modo de producción de la desigualdad, representada en la evolución del capitalismo y que hoy tiene una nueva víctima más: la reportera de señal 3 la victoria Francisca Sandoval Astudillo, baleada por Seudolocatarios coludidos con Narcos y policía militarizada en el sector de Estación Central, territorio dominado por mafias del lumpen/comercio organizado.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.