Charlie no soy | Opinion | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
 Niña Palestina de Al-Manar Shinbari, 15, quien perdió ambas piernas por lo que los médicos dijeron fue el bombardeo Israelí a una escuela de la ONU, donde ella estaba tomando refugio durante la guerra de 50 días el pasado verano, utiliza su andador cerca de las ruinas de su casa que los testigos dijeron fue destruida por los bombardeos Israelíes durante la guerra, en Beit Hanoun, en el norte de la Franja de Gaza,13 de enero 2015

Niña Palestina de Al-Manar Shinbari, 15, quien perdió ambas piernas por lo que los médicos dijeron fue el bombardeo Israelí a una escuela de la ONU, donde ella estaba tomando refugio durante la guerra de 50 días el pasado verano, utiliza su andador cerca de las ruinas de su casa que los testigos dijeron fue destruida por los bombardeos Israelíes durante la guerra, en Beit Hanoun, en el norte de la Franja de Gaza,13 de enero 2015 | Foto: Archivo

Publicado 29 enero 2015
Francia y los ateos de Charlie Hebdo han mostrado un doble estándar cuando se trata de burlarse de la religión.

Yo no soy Charlie por al menos cuatro razones

Simpatía selectiva y Escala
El asesinato de diecisiete civiles franceses entre ellos cinco dibujantes de la revista satírica francesa Charlie Hebdo en París fue un crimen horrible. Se debe, por supuesto, condenarlo. Al mismo tiempo, hay crímenes mucho más grandes que los asesinatos de París de la semana pasada, que desencadenaron manifestaciones gigantes de apoyo y simpatía más allá de los límites de la ciudad.

¿Dónde estaban las multitudes de récord de millones para protestar por el asesinato en Francia, en Europa y en todo el mundo en mayo del 2009? Fue entonces cuando los ataques aéreos Estadounidenses mataron a ciento cuarenta civiles en Bola Boluk, una aldea en la provincia Occidental Afgana de Farah. Noventa y tres de los aldeanos muertos desgarradas por explosivos Estadounidenses eran niños. Sólo veintidós eran varones mayores de 18 años. El gobernador de la provincia dijo al Parlamento Afgano que "los habitantes del pueblo han traído dos camionetas llenas de trozos de cuerpos humanos a su oficina para probar las bajas que se han producido.... Todo el mundo estaba llorando... viendo esa escena impactante". [1]

¿Dónde estaban los millones de personas en las calles de París y de toda Europa en abril y noviembre de 2004, cuando Faluya, Irak fue el escenario de atrocidades colosales, de crímenes de guerra, incluyendo el asesinato indiscriminado de civiles y la focalización incluso de ambulancias y hospitales - la nivelación práctica de toda una ciudad por los Marines de Estados Unidos?

¿Dónde estaban esos millones en cualquier momento durante la ocupación Estadounidense de Irak, que mató a más de 1 millón de Iraquíes y dejó millones más mutilados y desplazados? ¿Qué pasó cuando se publicaron los informes sobre la salvaje tortura de miles de detenidos en su mayoría Musulmanes, realizada por la inteligencia militar de la CIA y de los Estados Unidos? ¿Dónde estaban cuando Israel llevó a cabo ataques asesinos masivos contra civiles Palestinos, en la cárcel de Apartheid al aire libre que es la Franja de Gaza a finales del 2008 y otra vez el verano pasado? El poder militar de alta tecnología y cliente de Estados Unidos, Israel - una nación que desarrolló armas nucleares con la ayuda de Francia durante la década de 1950 - mató a 490 niños Palestinos el pasado julio y agosto. Según un informe:

"Misiles [israelíes] han golpeado varios sitios en Gaza, incluyendo un parque dentro de un campo de refugiados y un edificio de consultas externas del hospital más grande de la Franja, interrumpiendo un período de calma relativa desde el inicio de la festividad Musulmana de Eid al-Fitr. Ocho personas, entre ellas siete niños, murieron después del fuego de misiles en un parque en el interior del campo de refugiados de Shati en el borde de la ciudad de Gaza, dijeron los médicos. Los niños estaban jugando en un columpio cuando el ataque golpeó el parque, Ayman Sahabani, el jefe de la sala de urgencias en el hospital de Shifa, dijo a los periodistas. Munzer al-Derby, de 35 años, que presenció el ataque, dijo a Al Jazeera: "Los niños estaban jugando en el carrusel... Un cohete cayó y les despedazó el cuerpo... Sé que algunos de ellos eran de la familia Al-Helou que dejaron sus hogares en Shujayea (al este de la ciudad de Gaza, donde ataques masivos de fuego de artillería [israelíes] destruyeron  barrios enteros). Ellos llegaron hace una semana y alquilaron un apartamento'"[2]

Esperemos que haya marchas tan grandes como las que respondieron a los asesinatos de Charlie Hebdo en París, Francia, y en toda Europa y el mundo cuando la Conferencia de las Naciones Unidas sobre cambio climático tenga lugar en París el próximo mes de noviembre. ¿Lo que está en juego detrás del movimiento para frenar el calentamiento global antropogénico? Nada menos que las perspectivas de un futuro decente e incluso la supervivencia de las especies.

Burlándose de la Religión de Otros

Con enormes multitudes mostrando simpatía por los escritores ateos-satíricos, mártires de Charlie Hebdo y otros asesinados por los fundamentalistas religiosos, fui tentado (satírico de vez en cuando y siempre no religioso) como escritor a unirme al canto, "Je Suis Charlie" (Yo soy Charlie). Pero para mí esto sería poco sincero. Aunque los asesinatos de la semana pasada son despreciables (Es revelador que me siento obligado a repetir eso), no soy Charlie por al menos cuatro razones.
NO soy Charlie, primero porque Charlie Hebdo, abiertamente, con orgullo y repetidamente se burla del Islam, y va en contra de mi forma de ser el burlarse de otros pueblos o de su religión. La religión es un asunto emocional y espiritual, muy personal para millones, incluso billones de personas. Que yo sea ateo no me da derecho a ridiculizar y satirizar las creencias religiosas y los símbolos a los que otros se adhieren.

Según mi profesor de historia Marxista, hace muchos años, la hija de Karl Marx, Jenny, se jactó alguna vez  sobre cómo se había burlado de un trabajador Británico por sus tontas supersticiones religiosas. En vez de contar con la aprobación de su padre, recibió en cambio un severo sermón sobre su comportamiento inapropiado, Marx argumentó que la religión no sería abandonada por la clase obrera hasta que las condiciones viciosas y alienantes de la explotación de clase, que hacen que los sentimientos religiosos parezcan necesarios, hayan sido abolidas.

Nunca he tratado de verificar la anécdota pero siempre he estado de acuerdo con los sentimientos de Marx en este cuento. Es insensible y políticamente tonto burlarse de las creencias e iconos religiosos de los demás.

Se está acumulando

Es especialmente ofensivo hacerlo, cuando y donde la gente de cuya religión se están burlando son marginados, no tienen poder y están bajo ataque. Yo no soy Charlie, en segundo lugar, porque estoy de acuerdo con el comentarista antirracista Tim Wise, quien dice; que los objetivos propios de desprecio satírico son los privilegiados y poderosos, no los débiles y pobres. Wise escribió esto después de los asesinatos de París:

"En Francia, la sátira dirigida a los Musulmanes, que son el blanco de intentos organizados para restringir sus derechos e incluso su presencia en el país, no es valiente; y se está acumulando. Del mismo modo, Judíos haciendo sátira de los Palestinos en Israel sería un comportamiento idiota, mientras que satirizar a los líderes religiosos Judíos de la nación, que tienen enorme influencia en la política del Estado, sería la definición misma de la sátira legítima. En los EE.UU., donde los Cristianos tienen la mayor parte del poder político y económico, satirizar la derecha religiosa es bastante diferente que satirizar a los Musulmanes que están en la mira de los crímenes de odio regulares y que enfrentan a  comunidades enteras que tratan de bloquearles el derecho a tener mezquitas en las que puedan adorar. En resumen, las dinámicas de poder realmente son la diferencia. Satirizar a las personas que son objeto de violencia institucionalizada (ya sea por motivos religiosos o raciales o culturales o lingüísticos o sexuales o de género) no es valiente. De hecho, es una asquerosidad". [3]

Francés dos caras

Yo no soy Charlie, en tercer lugar, porque Francia y los ateos de Charlie Hebdo han mostrado un doble estándar cuando se trata de burlarse de la religión. Como Tariq Ali señala:
"Charlie Hebdo... [que] considera tiene la misión de defender los valores seculares republicanos contra todas las religiones... de vez en cuando ha atacado el catolicismo, pero casi nunca lo ha hecho con el Judaísmo (aunque numerosas agresiones de Israel contra los Palestinos han ofrecido muchas oportunidades) y ha concentrado su burla contra el islam. El Secularismo Francés hoy, parece abarcar cualquier cosa, siempre y cuando no sea Islámico. Las denuncias contra el Islam han sido implacables en Francia… Defender su derecho a publicar, sin importar las consecuencias, es una cosa, pero sacralizar un artículo satírico que se dirige regularmente a aquellos que son víctimas de una Islamofobia rampante, es casi tan necio como justificar los actos de terrorismo en su contra. Cada uno se alimenta de la otra…

Bajo la ley francesa, la libertad de expresión y la de reunión pública pueden ser suspendidas para prevenir la violencia y los disturbios civiles. La ley se ha invocado para evitar apariciones públicas de un comediante antisemita conocido y (bastante revelador) para prohibir las manifestaciones pro-Palestina. Nunca se ha utilizado para prohibir marchas y manifestaciones de los muchos Islamo-fóbicos de derecha o de partidarios de Israel". [4]

Una tragedia predecible que hace de una mala situación algo peor

Yo no soy Charlie, en cuarto lugar, porque los terribles asesinatos de París y sus consecuencias fueron completamente predecibles. La revista tenía todas las razones para esperar un asalto sangriento, como resultado de su determinación - la que no era ningún secreto - de continuar provocando a los Musulmanes creyentes, burlándose del profeta. No había nada de sorprendente en los asesinatos. Las consecuencias incluyen un trinquete de conflicto mortal, entre el "liberal secular"  de Occidente y el Mundo Musulmán.
La “Prensa Libre” de Occidente”

Muchos de los que cantaban "Yo Soy Charlie" a raíz de los asesinatos de París, lo hicieron mientras sostenían  lápices en sus manos, con la intención de simbolizar su compromiso con la libertad de prensa. Sería un error, sin embargo, creer que el miedo de incitar un asalto Islamista es remotamente parecido a la mayor amenaza a la prensa en Occidente. Los peligros mucho mayores y más relevantes provienen de la propiedad corporativa y el poder relacionado con un estado capitalista neoliberal dominante y la ideología imperial que impide a la ‘corriente principal” de periodistas, comentaristas y editores de ofrecer cualquier desafío serio a las reinantes estructuras de poder Occidentales y sus políticas (incluyendo la interminable y auto-reforzada Guerra Global contra el / del terror [GWOOT]) que refleja y avanza en esas estructuras. Gracias a esas fuerzas, la "prensa libre" se ha convertido en una especie de broma en los Estados Unidos, donde, los operativos mediáticos  "que quieren mantener sus carreras a flote han aprendido el arte de la evasión...bordeando alrededor de las partes más importantes de una historia... [Ellos] evitan ofender a quienes ejercen el poder político-económico al mismo tiempo que dan toda la apariencia de moderación juiciosa y equilibrio". (Michael Parenti) [6]

"Autismo colectivo" en las muertes de Musulmanes.

Una manera en que un reportero o comentarista Estadounidense y Occidental demuestra su seguridad "equilibrada", para quienes ejercen el poder, es mediante el respeto a la gran distinción doctrinal entre "dignos" y "víctimas indignas". [5] Según las normas Occidentales lideradas por Estados Unidos, las personas asesinadas y mutiladas por los enemigos oficiales de los EE.UU. y Europa y sus aliados en el orden geopolítico-imperial del mundo, son víctimas dignas. Merecen la empatía, el luto, y los esfuerzos serios para identificar a sus asesinos, exigir reparación e incluso vengar sus muertes y lesiones. El inmensamente mayor número de personas que los EE.UU., Occidente y sus aliados, matan y mutilan en el extranjero (la relación de muerte entre Estados Unidos e Irak durante la invasión criminal y ocupación de Irak por parte de Washington, fue de 1 a 200) no reciben este reconocimiento y preocupación. Son víctimas indignas en los Estados Unidos y de la cultura política y medios de comunicación Occidentales.

La "aversión a las bajas" que tiende a socavar repetidamente el apoyo Estadounidense de relaciones públicas para las guerras globales de Washington, es principalmente acerca de la muerte de personal militar estadounidense. Tiene poco que ver con la inmensa cantidad de gente que los EE.UU. matan en el extranjero (más de dos millones de personas en Vietnam entre 1962 y 1975 y, probablemente cerca de dos millones en Irak, desde 1990 a 2011). "La impactante falta de preocupación,... ausencia de simpatía" de Occidente y el "autismo colectivo" con respecto al sufrimiento de los civiles en el mundo Musulmán está conformado por un discurso político y mediático dominante, que se niega a discutir seriamente "la muerte de otros" a manos de los Estados Unidos y hace que "incluso los intentos esporádicos para dar cuenta de los [extranjeros] muertos [es decir, Iraq Body Count]... [sea] un inmenso esfuerzo" (John Tirman) [7]

Esta indiferencia moral masiva de Occidente, en relación con las muertes de los demás, no es una pequeña parte de la razón por lo que acontecimientos terribles, como los asesinatos de Charlie Hebdo, vienen a parecer inevitables. Como los medios de comunicación Occidentales sólo podían mencionarlo de pasada, los asesinatos de París se "radicalizaron", entre otras cosas por las atrocidades increíbles (descaradamente racistas, delictivas y petro-imperiales) cometidas por las fuerzas de Estados Unidos en la invasión y ocupación de Irak. La salvaje frialdad moral de los EE.UU. y Occidente hacia vidas Musulmanas, significa que, los EE.UU. y Occidente, probablemente continuarán cometiendo aún más crímenes contra el mundo Musulmán, alimentando aún más la furia Musulmana y más respuestas/guerras Occidentales contra el  terror: intensificación mutuamente asegurada. Todo esto alimenta las ganancias del gran complejo militar y corporativo de vigilancia industrial y de seguridad Estadounidense y Occidental, profundamente invertido en la conducción de una Guerra Contra el Terror permanente.

Y así el círculo vicioso continúa y se profundiza, al menos que cada vez más ciudadanos Estadounidenses y Europeos comiencen a decir también "Je Suis Bola Boluk", "Je Suis Faluya", "Je Suis Abu Ghraib", "Je Suis Guantánamo", y "Je Suis Gaza."

Recomiendo encarecidamente la auto-suspensión responsable de la arrogante burla secular y / o Judeo-Cristiana-del Profeta, hasta que la ocupación mortal y petro-imperial de Occidente, y el asalto en el Oriente Medio y el mundo Musulmán se desmonte completamente - y hasta que los Árabes y los Musulmanes (creyentes y no creyentes) tengan todos los derechos civiles y sociales en Europa, Israel y  EE.UU.

**Paul Street es un autor y activista en Iowa City, Iowa. Su último libro es They Rule:. El 1% v Democracia (Paradigm, 2014)

________________________

Notas finales seleccionadas
1. New York Times, 6 de mayo de 2009. La respuesta inicial del Pentágono de Obama a este terrible incidente (uno entre muchos asesinatos aéreos estadounidenses en masa de civiles en Afganistán y Pakistán a partir del otoño de 2001) los culpables de las muertes fueron " granadas de talibanes".  La secretaria de Estado, Hillary Clinton, expresó su" pesar "por la pérdida de vidas inocentes, pero la Administración se negó a emitir una disculpa o reconocer la responsabilidad estadounidense. Por el contrario, Obama ofreció una disculpa completa y despidió a un funcionario de la Casa Blanca por asustar a los Neoyorquinos con una foto desacertada del avión presidencial en un paso elevado de Manhattan, que recordó a la gente el 9/11 (New York Daily News, 28 de Abril 2009, Los Angeles Times, 9 de mayo de 2009).
2. "Los niños muertos en Gaza, patios de juego bombardeados", Al Jazeera, 29 de julio 2014
3. Tim Wise, "No es sólo una Broma: Reflexiones sobre la Libertad de Expresión, Violencia y Erróneamente Etiquetado heroísmo," TimWise.org 8 de enero de 2015.
4. Tariq Ali, "Horror Máximo”,  Counterpunch, 9 a 11 en 2015.
5. Edward Herman y Noam Chomsky, Manufacturing Consent: La economía política de los medios de comunicación de masas (Nueva York: Pantheon, 1988), capítulo 2: "Victimas dignas e indignas".
6. Michael Parenti, Nociones Contrariamente (San Francisco, CA: City Lights, 2007), 7.
7. John Tirman, la muerte de otros: La suerte de los civiles en Las  Guerras de América (Nueva York: Oxford University Press, 2011), 12-13. Tirman es el Científico Principal de Investigación y Director Ejecutivo del Centro de Estudios Internacionales en el Instituto de Tecnología de Massachusetts.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
1
Comentarios
Ni CNN, ni BBC ni NTN24 comentan estas atroces noticias.
Nota sin comentarios populares.