• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
AlQuds: Genocidio Sionista
Publicado 14 mayo 2020



Blogs



Para los Sionistas (Estado Genocida Israelí) el botín de guerra principal sería apropiarse de la ciudad Sagrada de Al-Quds (como conocen Jerusalen los musulmanes en su lengua), adoptando como únicamente aplicable a los hebreos judíos la promesa que Dios realizara a Abraham sobre la Tierra Prometida (AlQuds).

Para los Sionistas (Estado Genocida Israelí) el botín de guerra principal sería apropiarse de la ciudad Sagrada de Al-Quds (como conocen Jerusalen los musulmanes en su lengua), adoptando como únicamente aplicable a los hebreos judíos la promesa que Dios realizara a Abraham sobre la Tierra Prometida (AlQuds).

Haciendo un ejercicio mental podríamos decir que si la promesa fue hecha a Abraham, padre de Ismael e Isaac, e Isaac ascendente genealógico de Jesús de Nazaret, entonces la promesa de la tierra prometida fue hecha para hebreos cristianos, hebreos musulmanes y hebreos judíos ya que todos proceden de un padre hebreo (Abraham), por lo que la Jerusalén actual es la tierra prometida de las tres religiones Abrahamicas: cristianos, musulmanes y judíos. De igual forma, aplicando este mismo ejercicio desde el punto de vista lingúistico, como se explicó en un artículo anterior, la tierra prometida bíblicamente se le profetizó al pueblo de habla semita, por lo que actualmente Alquds (Jerusalen) sería la tierra prometida de todos los pueblos del Próximo y Medio Oriente que tienen como raíz y manifiestan la cultura de la lengua semita, de la cual el genocida estado israelí representa una de las minorías que conforman la totalidad de éstos pueblos.

Entonces ¿por qué apropiársela sólo el sionismo israelí?, la estrategia delatada es coaccionar a Estados sumisos, acólitos, satélites, aliados del chantaje norteamericano y del genocida sionismo, para posicionar embajadas en tierras ocupadas por el sionismo, las cuales han sido declaradas como “Tierras Internacionales” por la ONU como lo es la sagrada Al-Quds, y con estas acciones darle un asomo de legalidad a la exterminación del pueblo palestino, el despojo de sus tierras, la demolición de sus casas, la violación de sus mujeres y niños, el encarcelamiento de sus hombres jóvenes y ancianos, la restricción de accesos a los templos sagrados musulmanes existentes dentro de Alquds (Jerusalen), el asesinato por protestar desarmado por tu derecho al retorno de tu hogar expropiado, el bloqueo comercial, económico, financiero y de fronteras que autoritariamente e unilateralmente impone el genocida estado israelí: todo ello se conforma en un nuevo Holocausto del Siglo XXI, pero esta vez la víctima de Hitler es el verdugo fascista del pueblo palestino.

Vale la pena preguntarse acerca del silencio mediático, confrontar el término antisemita como una apropiación indebida de los sionistas, los grandes intereses mediáticos, corporativos, gubernamentales y hasta de Estados que han sucumbido en un complot siniestro (sin ser casualidad que los capitales sionistas estén detrás de todas estas instituciones), quieren hacer ver a la víctima (noble pueblo palestino) como el victimario (opresor Estado genocida sionista de Israel), todo ello financiado, comprado, extorsionado, vilipendiado, forzado, chantajeado, subyugado, becado académicamente, defenestrado mediáticamente, acorralado políticamente por los lobbys, organizaciones, fundaciones, capitales, fondos de inversión, políticos y fascistas del sionismo internacional: AMIA, DAIA, Organización Sionista Mundial, World Jewish Committee, American Jewish Committee, American Israeli Public Affairs Committee; las organizaciones sionistas a nivel mundial son las responsables y encargadas de financiar al genocida estado sionista israelí para tales fines, y en pro de ello procuran la subordinación y obediencia de la diáspora israelí en el mundo para servir a sus macabros intereses.

Tal como en la Segunda Guerra al vendernos un falso diario (o falsos diarios, por sus versiones A, B, Inédita, etc.) de una niña judía como auténtico, y no como una novela de creación literaria de propaganda de guerra y de psicosubyugación de masas como no se había visto antes, el Diario de Anna Frank jamás existió, ni fue escrito por ella (tema para otro artículo), al menos hubo tres tipos de letras, dactilográficamente hablando, en la escritura del mismo y con desfases de fechas y hechos históricos; hoy día la falacia se centra en convertir un holocausto de exterminio en algo legal, santo, bíblico y de derecho divino.

Es necesario el llamado a la conciencia y alzar la voz por el pueblo Palestino, por proteger a la Al-Quds santa de los musulmanes (de todas las tendencias), cristianos y judíos, y unidos a una sola voz “semita” como hijos de Abraham nos opongamos al régimen fascista sionista y su intención de apropiarse de Al-Quds: la Jerusalén de todos.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.