• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Policías disuelven manifestación contra el presidente en Sri Lanka.

Policías disuelven manifestación contra el presidente en Sri Lanka. | Foto: Reuters

Publicado 29 octubre 2018

El presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, indicó que la actual crisis política surgió debido a las decisiones  de su ex primer ministro, y de las importantes diferencias personales.

Un muerto y dos heridos es el resultado del enfrentamiento entre los simpatizantes del seguidores del nuevo primer ministro de Sri Lanka, Mahindra Rajapaksa y los del exprimer ministro Ranil Wickremesinghe, destituido esta semana por el presidente Maithripala Sirisena.

La pasada semana el mandatario anunció la disolución del Parlamento hasta el mes de noviembre y nombró al expresidente del país asiático Mahindra Rajapaksa como nuevo primer ministro, hechos que desataron la crisis política e institucional en Sri Lanka.

Simpatizantes de Ranil Wickremesinghe se concentran para protestar contra el presidente de Sri Lanka. | Foto: Reuters

Al conocer de su destitución Wickremesinghe, se atrincheró en su residencia oficial y se rodeó de más de un millar de partidarios, entre ellos monjes budistas en rechazo a la medida política.

El expresidente Mahinda Rajapaksa es acusado de crímenes de guerra al dar luz verde a bombardeos indiscriminados contra la población tamil en los últimos meses de la guerra civil, en 2009.

Maithripala Sirisena señaló el domingo que esta situación de crisis surgió debido a las decisiones "obstinadas” de su exprimer ministro y de las importantes diferencias personales que surgieron a raíz de ello.

>> Presidente de Sri Lanka suspende el Parlamento hasta noviembre

"También hubo un conflicto de políticas entre el Hon. Ranil Wickremesinghe y yo, durante los últimos tres años y medio. Además de las diferencias de políticas, noté que también hubo diferencias culturales entre el Sr. Wickremesinghe y yo. Creo que todas esas diferencias en política, cultura, personalidad y conducta se agravaron con la crisis política y económica", manifestó el jefe de Estado.

Ante los hechos de violencia en la ciudad de Colombo, capital de Sri Lanka,  el portavoz de la Secretaría General de la ONU, Stéphane Dujarric, expresó su preocupación y pidió al Gobierno ceilandés que respete los valores democráticos y las disposiciones y procesos constitucionales”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.