• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los trabajadores de Corpoelec enfatizaron que la falta de mantenimiento a las máquinas es solo especulación.

Los trabajadores de Corpoelec enfatizaron que la falta de mantenimiento a las máquinas es solo especulación. | Foto: Reuters

Publicado 15 marzo 2019

El primer día del apagón, el 7 de marzo, se hicieron cuatro intentos para recuperar el sistema eléctrico. Los trabajadores detectaron el evento atípico y se avocaron a la tarea de devolver la luz a un país entero.

Venezuela fue objetivo de un ciberataque al sistema eléctrico que dejó al país a oscuras durante cinco días. Los ciudadanos resistieron con acciones de solidaridad, mientras que la batalla por la recuperación del servicio se libraba en el estado Bolívar. Los protagonistas fueron los trabajadores de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), que ahora cuentan su historia.

LEA TAMBIÉN:
Venezuela: Ataque cibernético al sistema eléctrico fue dirigido desde EE.UU.

"Hubo un blackout (apagón) y el 80 - 90 por ciento del país quedó fuera de servicio. Inmediatamente nos avocamos a la recuperación", relató uno de los trabajadores. Él y sus compañeros de Corpoelec concuerdan en que la falla fue atípica y no respondió a una supuesta falta de mantenimiento. 

En este sentido, explicó que el sistema eléctrico estaba blindado y al ocurrir el apagón era evidente que se trataba de un evento inusual. 

"Estuvimos acá desde el primer día hasta que pudismos recuperar hasta el último porcentaje de la energía eléctrica nacional" y recalcó: "Aquí estamos y aquí seguimos ".

Falla atípica: "Todo se apagó" 

El trabajador de Corpoelec, Carlos Bello, tiene 27 años en la industria eléctrica venezolana. Se encarga de supervisar, desde la sala de control de Caruachi, las 12 máquinas de generación de electricidad más sus equipos auxiliares.

Bello explicó que ante la caída de las plantas lo importante era recuperar los equipos auxiliares. Sin embargo, esto no fue posible porque toda la información del sistema de control se perdió. "Todo se apagó. La supervisión de las plantas se quedó, pero la interconexión no se visualizaba", detalló.

Asimismo, reiteró que el apagón del 7 de marzo fue una falla atípica y no había ocurrido en el país un evento de esa magnitud. "Estamos preparados para recuperar la energía por caídas en condiciones ya estudiadas, pero no con pérdida total del sistema".

"Siempre se hace mantenimiento a las máquinas"

El supervisor en Caruachi, Roberto Márquez, con 30 años de servicio, enfatizó que la supuesta falta de mantenimiento a las máquinas es especulación y esto se realiza con frecuencia. 

La realidad es que la caída del sistema eléctrico nacional respondió a un ataque cibernético contra el sistema automatizado Ardas. El país quedó sin el servicio desde el 7 hasta el 11 de marzo y a partir del día 12 se recuperó paulatinamente hasta llegar al 100 por ciento. 

El Gobierno venezolano lo calificó como una acción terrorista dirigida desde EE.UU. e inició una investigación con expertos internacionales.

"Aquí amanecíamos, todos estos días sin dormir, para sacar las plantas adelante. Trabajamos día y noche. Ya tenemos las 12 máquinas activas", expresó Márquez.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.