• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Embajador venezolano, Jorge Valero, argumenta que la práctica de imponer resoluciones, atenta contra los pilares fundamentales del multilateralismo

Embajador venezolano, Jorge Valero, argumenta que la práctica de imponer resoluciones, atenta contra los pilares fundamentales del multilateralismo | Foto: mppre

Publicado 15 julio 2020


Blogs



Autoridades venezolanas indican que el mecanismo busca imponer resoluciones que atentan contra la soberanía del país.

El representante permanente de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Ginebra, Jorge Valero, ratificó el desconocimiento y firme rechazo del Gobierno venezolano al "contenido, conclusiones y recomendaciones" emitidas por la Oficina de la alta comisionada para los Derechos Humanos, desde su origen el 27 de septiembre del paso año 2019.

LEA TAMBIÉN

Presidente Nicolás Maduro denuncia nueva campaña mediática de EE.UU. contra Venezuela

La postura de Venezuela se expuso nuevamente este miércoles en la 44° sesión ordinaria del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con el objetivo de reafirmar el rechazo a la Resolución 42/25 del Consejo, considerada como una imposición a un Estado soberano.

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, su representante en Ginebra aseguró que en ningún momento el Gobierno bolivariano brindó consentimiento o insumos para la elaboración del mismo, por lo que ha sido señalado de tener “fallas metodológicas” y utilizar “información sesgada”.

La mencionada Resolución, publicada por la Cancillería venezolana en su portal digital, establece la creación de una misión internacional para evaluar la situación de los derechos humanos en Venezuela.

La misma "fue adoptada por un reducido grupo de países miembros de este Consejo, que mantienen abultados expedientes de graves violaciones de los derechos humanos", cuestionó el embajador Valero.

“Si se abogara verdaderamente por los derechos humanos, los países que apoyan esta hostil iniciativa, en vez de criticar a la democracia venezolana, deberían preocuparse por las graves y masivas violaciones a los derechos humanos que se están cometiendo en los países de nuestra región” expuso Valero durante una intervención el pasado mes de marzo, refiriéndose a Colombia, Brasil, Perú y Canadá.

El embajador Valero, argumenta que la práctica de imponer resoluciones, atenta contra los pilares fundamentales del multilateralismo y del funcionamiento mismo del Consejo de Derechos Humanos, consagrados en la Carta de la ONU.

Las autoridades venezolanas han declarado que la Resolución 42/25 implica una clara duplicidad de esfuerzos y recursos en relación con los mandatos contenidos en la Resolución 42/4 del Consejo, referida al Fortalecimiento de la Cooperación y la Asistencia Técnica en la Esfera de los Derechos Humanos en Venezuela, que cuenta con el pleno apoyo del país suramericano.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.