• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las sanciones de EE.UU. hacia Venezuela han afectado la importación de medicinas, alimentos y el comercio exterior del país suramericano.

Las sanciones de EE.UU. hacia Venezuela han afectado la importación de medicinas, alimentos y el comercio exterior del país suramericano. | Foto: VTV

Publicado 30 mayo 2019

Las sanciones impuestas por EE.UU. han impedido que Venezuela pueda honrar sus deudas internacionales y afectado la compra de medicinas y alimentos principalmente.

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza denunció el pasado martes que las sanciones y el bloqueo  que ejerce EE.UU. sobre el país suramericano retiene centenares de millones de dólares que permitirían el pago y compra de medicinas y alimentos.

LEA TAMBIÉN:

ABC del bloqueo económico contra Venezuela

Con las sanciones, el sistema financiero internacional limitó el accionar de múltiples instituciones nacionales (públicas y privadas) para ejecutar pagos a proveedores, recibir pagos, y esencialmente cumplir con obligaciones financieras como la cancelación de títulos y bonos de la deuda pública, así como acceder a fuentes de financiamientos internacionales.

Programas de salud

La muerte de una niña en la capital venezolana quien se encontraba a la espera de un  transplante fue usado por los medios internacionales para acusar al Gobierno de venezolano de suspender un programa médico que se mantenía con Italia.

El canciller de Venezuela Jorge Arreaza, desmintió la información y explicó que los fondos para el programa de trasplantes se encontraba retenido por el Novo Banco de Portugal, que congeló más de 1 mil 500 millones de euros pertenecientes a las arcas públicas de Venezuela debido al bloqueo financiero que impuso Washington como medida coercitiva para lograr un cambio de gobierno.

Arreaza  explicó que el programa de trasplantes, que se coordinaba a través de FundaVenica, se ejecutaba  a través de Citgo la cual ha sido objeto de fuertes sanciones desde 2017, que ha impedido el traslado de dividendos a Caracas y el mantenimiento de planes de ayuda social como los que existen con Italia. 

Compra de medicamentos

El embajador de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Samuel Moncada, denunció el pasado 26 de mayo que el asedio y retención de los fondos por bancos internacionales ha impedido la compra de medicinas para los venezolanos.

De acuerdo a Moncada entre enero y febrero de este año, la compra de vacunas contra la Meningitis, el Rotavirus, y la Influenza; así como lotes de inmunoglobulina, reactivos de sangre, hemoderivados; medicamentos para enfermedades crónicas, antibióticos hospitalarios y anéstesicos; fue bloqueada y rechazada por distintas entidades financieras que temen ser objeto de las medidas ilegales y extraterritoriales de Washington.

"Los bancos y las amenazas a los proveedores matan a miles de seres humanos, son iguales a las bombas aunque no se sienta el estruendo (...) usan bancos como armas para atacar a millones de civiles inocentes. Los castigos colectivos son violaciones masivas de los derechos humanos", aseveró Moncada.

Alimentos

A finales de 2017 al menos 23 operaciones financieras de Venezuela, destinadas a la compra de alimentos, insumos básicos y medicamentos por 39 millones de dólares, fueron devueltas por bancos internacionales.

En diciembre de 2017, se devolvieron operaciones desde bancos en Europa por 29,7 millones de dólares hacia diferentes proveedores, cuyo destino era el pago de alimentos a través del programa social de Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Igualmente, fueron bloqueados pagos venezolanos del servicio de cabotaje para el transporte de combustible, lo que originó escasez de este producto en varios estados. 

También en 2017,  al menos 19 cuentas bancarias de Venezuela en el extranjero fueron cerradas arbitrariamente por bancos estadounidenses, impidiendo los pagos a los acreedores, al tiempo que serían retenidos en el extranjero 471.000 cauchos para vehículos comprados en el exterior, cuyos pagos fueron realizados.

Desde 2017, el Gobierno de EE.UU. ha impuesto contra Venezuela al menos 150 medidas coercitivas unilaterales, con el propósito de generar un clima de desestabilización y zozobra en el país, que lleva a la salida del poder del Gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro.

Las sanciones contra el pueblo venezolano han limitado la calidad de vida de la población, pese a que estas agresiones han sido denunciadas reiteradamente ante la comunidad internacional.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.