• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Arreaza también habló sobre las agresiones de la Administración de Donald Trump que pretenden "torcer la voluntad de un pueblo".

Arreaza también habló sobre las agresiones de la Administración de Donald Trump que pretenden "torcer la voluntad de un pueblo". | Foto: @CancilleriaVE

Publicado 18 febrero 2020





El diplomático Jorge Arreaza aseveró que la decisión de EE.UU. también busca perjudicar al pueblo venezolano y el comercio petrolero con otras naciones.

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, repudió este martes las sanciones emitidas por el Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) contra la empresa petrolera rusa Rosneft Trading S.A., considerando que es una nueva agresión para "generar sufrimiento y dificultades".

LEA TAMBIÉN:

Gobierno de Venezuela suspende aerolínea TAP por 90 días

En el marco de la plenaria nacional del Congreso Bolivariano de los Pueblos, el diplomático venezolano enfatizó que las decisiones del Departamento del Tesoro son medidas coercitivas que violan los principios de la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Arreaza aseguró que "esa medida es contra el pueblo venezolano, contra los trabajadores de (la estatal petrolera) Pdvsa, contra la posibilidad de que podamos vender más petroleo para el desarrollo del pais".

"Estas medidas arbitrarias contra la empresa rusa Rosneft Trading, violan el derecho al libre comercio y a la libre empresa. Sumaremos estas acciones unilaterales a la denuncia penal que hemos introducido contra los funcionarios estadounidenses ante la Corte Penal Internacional", indicó en su cuenta Twitter.

Agresiones a Venezuela

El canciller también habló sobre las agresiones de la Administración de Donald Trump, unilaterales porque solo EE.UU. las ha dictado y coercitivas al pretender "torcer la voluntad de un pueblo" al intentar presionarlo para que acerque a los intereses imperiales.

Arreaza recordó que estas medidas coercitivas de EE.UU., que se han recrudecido desde que Trump llegó a la Casa Blanca, han perjudicado a su empresa Petróleos de Venezuela (Pdvsa); así como el bloqueo de las cuentas del Estado, cuyos recursos eran usados para adquirir medicamentos y alimentos.

Igualmente, mencionó el robo de la filial petrolera Citgo, en EE.UU., y de la empresa Monomeros, en Colombia. "Han intentado torcer la voluntad del pueblo venezolano, pero no lo lograran", acotó.

El diplomático explicó que varios pacientes venezolanos que eran atendidos en el exterior por sus respectivas enfermedades crónicas, a través de un programa que era costeado por el Estado, se vieron afectados al no poder recibir más recursos. Además, agradeció que varios hospitales se hicieran cargo de algunos casos, pero no todos pudieron y pacientes murieron.

Denuncia internacional

El canciller reiteró que la denuncia presentada ante la Corte Penal Internacional (CPI) busca que la justicia internacional determine a los responsables, en el Gobierno estadounidense, de promover las sanciones en contra de la nación suramericana.

"Tenemos que demostrar que es un ataque cuando firman una de estas órdenes ejecutivas, es un ataque multiforme contra Venezuela (...) Es un ataque generalizado, no va contra un grupo, sino cntra el pueblo de venezuela", dijo Arreaza, quien añadió que también ha sido sistemático porque, desde el 2014, se han dictado las sanciones casi semanales o diarias ahora.

Asimismo, precisó que "esta es una demanda bien sustentada de los impactos en la economía y en la vida de los venezolanos (...) llegará el momento para darle lecciones a EE.UU." y que terminen sus agresiones, eliminando las sanciones, enfatizó.

Pdvsa rechaza sanciones contra Rosneft

La estatal petrolera venezolana Pdvsa emitió un comunicado este martes para rechazar las sanciones impuestas por EE.UU. contra la filial de la empresa rusa Rosneft.

Según el texto, "la política de sanciones unilaterales de los EE.UU.,ha sido dirigida hacia empresas que compiten en el mercado global (...) para tratar de influir en el sistema de precios".

Además, resalta que EE.UU. promueve la discriminación económica y el odio como instrumentos políticos contra Pdvsa para lograr "la destrucción de la economía nacional y, por ende, afectar el presupuesto de protección socio-económica del pueblo venezolano".

Finalmente, asevera que la clase obrera se mantiene en movilización activa y permanente para defender "el normal desarrollo de las actividades administrativas y operativas que garanticen la seguridad energética al pueblo venezolano y rechazo categórico a las medidas coercitivas de los EE.UU.".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.