• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El Aissami denunció un plan de atentando que pretendía provocar una explosión en la refinería El Palito, con la complicidad de Colombia.

El Aissami denunció un plan de atentando que pretendía provocar una explosión en la refinería El Palito, con la complicidad de Colombia. | Foto: Twitter: @Mippcivzla

Publicado 11 diciembre 2020


Blogs



El plan fue frustrado gracias a la intervención de las fuerzas especiales bolivarianas.

El vicepresidente económico de Venezuela, Tarek El Aissami, destapó este viernes una intentona terrorista frustrada contra una de las principales refinerías del país, la de El Palito.

LEA TAMBIÉN: 

Venezuela registra 428 nuevos casos de la Covid-19 en 24 horas

De acuerdo a la denuncia de El Aissami el frustado atentado iba a producirse antes de las elecciones del pasado 6 de diciembre. El ministro mostró abundante evidencia de los medios que serían utilizados por los presuntos terroristas.

La pretensión, según el vicepresidente venezolano, era, además del daño económico, provocar una conmoción nacional que obligara a las autoridades a la suspensión o posposición, de los comicios parlamentarios del domingo.

En la denuncia de El Aissami trascendió que los implicados, de los cuales hay tres detenidos, vendrían desde Colombia para simular una célula interna venezolana descontenta con el Gobierno.

El vicepresidente mostró en su comparecencia detonadores y materiales explosivos, "muy poderosos" incautados en Morón, estado de Carabobo,  los cuales se utilizarían en la consumación del frustrado acto terrorista, el cual, dijo, era de conocimiento de los servicios de inteligencia de Estados Unidos y Colombia.

En ese sentido, lamentó que Colombia sirva como base para estas acciones de desestabilización contra Venezuela, mientras daba detalles de las características de los explosivos incautados, sus posibilidades y poder destructor.

El Aissami denunció que no sólo hubiese podido desaparecer la refinería e instalaciones aledañas, sino "medio Puerto Cabello", porque pretendían detonar un oleoducto cercano como parte de un plan, el cual incluía, en una segunda parte, la incursión de un grupo de militares y oficiales desertores o retirados, venezolanos y colombianos, desde Cúcuta, Colombia.

Denunció, asimismo, que Bogotá ha hecho caso omiso de las amenazas terroristas desde su territorio, el cual engorda, dijo, el "expediente criminal" del presidente colombiano, Iván Duque; al tiempo que llamó a la comunidad internacional a condenar esta intentona.

Llamó, de igual manera, a la clase trabajadora de la industria petrolera a "estar alertas", de manera que puedan enfrentar acciones de esta naturaleza, pues cuenta, según dijo "con la fuerza moral" de esos trabajadores, aun en estas "difíciles circunstancias".

Resaltó que se  incrementan las capacidades productivas, incluso cuado hubo un intento por impedir que llegaran a país los insumos básicos.

Reiteró que la bandera de Venezuela es "la paz". 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.