• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
"Es evidente entonces, que se trata de una conducta reincidente e intencional de los EE.UU.", dijo la Cancillería.

"Es evidente entonces, que se trata de una conducta reincidente e intencional de los EE.UU.", dijo la Cancillería. | Foto: Xinhua

Publicado 1 octubre 2020


Blogs



El navío estadounidense reportado es el USS William P. Lawrence (DDG-110) de la clase Arleigh Burke de la Armada.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela denunció las intenciones intimidatorias del Comando Sur de los Estados Unidos, que posicionó un buque destructor de misiles guiados en la Zona Contigua venezolana a una distancia de 16,1 millas náuticas de las costas de la nación suramericana.

LEA TAMBIÉN: 

Anuncian nuevo sistema para suministro de gasolina en Venezuela

A través de un comunicado, la Cancillería detalló que el buque de guerra estadounidense reconoció la autoridad del Estado venezolano al responder a las comunicaciones radiofónicas de la Armada Bolivariana, alegando que realizaba operaciones de patrullaje contra el narcotráfico.

Asimismo, dice el documento de la instancia gubernamental que “llama profundamente la atención el empleo de un buque de guerra con capacidad misilístíca de largo alcance, para desarrollar supuestas operaciones de esta naturaleza”.

La Cancillería enfatizó que se trata a todas luces de un “acto deliberado de provocación, por demás errático e infantil”. Agregó que esta acción “pone de manifiesto el poco rigor profesional del Comando Sur de los EE.UU.”.

Asimismo, el Ministerio de Relaciones Exteriores recalca que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana realiza patrullaje sistemático y permanente en sus aguas territoriales y jurisdiccionales en su efectiva lucha contra el flagelo del narcotráfico.

“Venezuela expresa que no caerá en absurdas provocaciones que pretenden alterar la paz y seguridad del pueblo venezolano y los hermanos pueblos caribeños, al tiempo que reitera su compromiso indeclinable con la garantía y protección de su sagrada soberanía e integridad territorial, en apego siempre a las leyes internacionales”, concluye la declaración.

Anteriormente, la nación suramericana había denunciado un evento similar el pasado 16 de julio, cuando ocurrió la incursión furtiva del buque de guerra USS PINCKNEY (DDG-91).


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.