• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
“Los niños en Yemen necesitan paz y estabilidad duraderas en su país. Hasta que eso se logre, debemos hacer todo lo posible para salvar vidas y proteger la infancia”, afirmó la Unicef.

“Los niños en Yemen necesitan paz y estabilidad duraderas en su país. Hasta que eso se logre, debemos hacer todo lo posible para salvar vidas y proteger la infancia”, afirmó la Unicef. | Foto: EFE

Publicado 26 junio 2020


Blogs



El organismo plantea que el número total de niños desnutridos menores de cinco años podría aumentar a 2.4 millones.

Millones de niños en Yemen pudieran llegar al "borde del hambre" como consecuencia de la escasez de fondos de ayuda humanitaria en medio de la pandemia del coronavirus, informó la Unicef.

LEA TAMBIÉN:

Más de 2 millones de niños necesitan protección en África

La representante de Unicef en Yemen, Sara Beysolow Nyanti, informó que “si no recibimos fondos urgentes, los niños serán empujados al borde del hambre y muchos morirán. La comunidad internacional enviará un mensaje de que la vida de los niños en una nación devastada por el conflicto, la enfermedad y el colapso económico, simplemente no importa". 

Agregó que "no podemos exagerar la magnitud de esta emergencia cuando los niños, en lo que ya es la peor crisis humanitaria del mundo, luchan por la supervivencia mientras la Covid-19 se apodera".

El organismo destaca que al menos 30.000 niños podrían desarrollar desnutrición aguda grave y potencialmente mortal durante los próximos seis meses y otros 6.600 menores de cinco años podrían morir por causas prevenibles para fin de año.

Esto se debe a un sistema de salud cerca del colapso, donde después de años de conflicto, solo la mitad de los establecimientos de salud están operativos, con una gran escasez de medicamentos, equipos y personal.

De igual forma, la Unicef plantea que "el mal acceso al agua y al saneamiento está alimentando la propagación de la Covid-19. Alrededor de 9,58 millones de niños no tienen acceso suficiente a agua potable, saneamiento o higiene". 

El informe plantea que de no recibir la ayuda, 23.500 niños con desnutrición aguda severa estarán en mayor riesgo de morir, un millón de niños no recibirán suplementos de micronutrientes vitales y vitamina A y 500.000 madres embarazadas y lactantes perderán el apoyo nutricional esencial.

Según la representante de Unicef en Yemén, el organismo trabaja "las 24 horas del día en situaciones increíblemente difíciles para brindar ayuda a los niños con necesidades desesperadas, pero solo tenemos una fracción de los fondos necesarios para hacer esto".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.