• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El proyecto de ley presentado por Londres ha provocado protestas en Dublín porque significan, en la práctica, una frontera en la isla.

El proyecto de ley presentado por Londres ha provocado protestas en Dublín porque significan, en la práctica, una frontera en la isla. | Foto: EFE

Publicado 10 septiembre 2020


Blogs



Diplomáticos de la Unión Europea no descartan la acción legal contra la nueva ley británica sobre el brexit.

La Unión Europea, a través de unos de sus vicepresidentes Maroš Šefčovič ha advertido este jueves a Reino Unido que podría ser llevado ante la justicia si insiste en seguir adelante con el proyecto de ley sobre el mercado interno, el cual cambia el acuerdo del brexit.

LEA TAMBIÉN: 

Reino Unido fija fecha para lograr pacto comercial con la UE

El escenario de la posible demanda sería el Tribunal de Justicia de la Unión Europea si fallara el mecanismo de solución de controversias previsto en el Acuerdo de Retirada entre Londres y Bruselas, según ha dicho Šefčovič.

Antes, Šefčovič, quien está al frente por la parte eurocomunitaria de las negociaciones con Londres, ha anunciado una reunión de emergencia con su homólogo en el Reino Unido, Michael Gove con la finalidad de destrabar el conflicto.

El pulso ha escalado entre ambas orillas del canal de la Mancha luego que este miércoles el premier británico Boris Johnson presentara un proyecto de ley de mercado interno, el cual establece una frontera y aduana en Irlanda y, en consecuencia, con el resto de la Unión Europea.

El proyecto de ley del mercado interno del Reino Unido, pensado para regular el comercio interior si el 31 de diciembre el país deja el bloque sin acuerdo comercial, dota de competencias a Londres para "modificar o dejar de aplicar" algunas reglas relativas a la circulación de bienes contenidas en el protocolo norirlandés.

Con estas medidas se pretende evitar que se alce una frontera física en la isla, a fin de proteger el proceso de paz norirlandés.

Ante el proyecto de ley impulsado por Boris Jonhson, Bruselas ha respondido con la amenaza que "un incumplimiento de las obligaciones bajo el Acuerdo de Retirada abriría el camino a recursos legales", con el cual el Tribunal de Justicia de la Unión Europea tendría elementos para imponer "una pesada multa". Incluso si el caso es analizado por un panel de arbitraje abriría las puertas a sanciones financieras.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.