• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La abogada del ciberactivista australiano, Gareth Pierce, solicitó al tribunal tiempo adicional para que Assange estudie el expediente.

La abogada del ciberactivista australiano, Gareth Pierce, solicitó al tribunal tiempo adicional para que Assange estudie el expediente. | Foto: Reuters

Publicado 13 diciembre 2019





La defensa del ciberactivista Julian Assange indicó que él "no está al tanto" de algunas supuestas evidencias por el bloqueo en las visitas en el centro penitenciario.

La audiencia de extradición a Estados Unidos (EE.UU.) del fundador del portal WikiLeaks, Julian Assange, fue pospuesta para el próximo 19 de diciembre por la corte de Westminster en Londres (capital de Inglaterra).

LEA TAMBIÉN:

Rusia muestra preocupación por la salud de Julian Assange

La abogada del ciberactivista australiano, Gareth Pierce, solicitó al tribunal tiempo adicional para que Assange estudie el expediente, debido a que su cliente no tuvo esa posibilidad por problemas técnicos con las videollamadas y el horario incómodo de las visitas.

La corte aceptó los argumentos de la defensa y pospuso la vista del caso. Pierce declaró que su defendido "no está al tanto" de algunas evidencias "debido al bloqueo en las visitas", pues el gobernador de Belmarsh priorizó las visitas familiares a las visitas legales.

"A pesar de nuestros mejores esfuerzos, al señor Assange no se le ha dado lo que se le debe dar, y estamos haciendo todo lo posible para superar esto", reclamó la letrada.

Por su parte, la jueza de distrito, Vanessa Baraitser, argumentó que no tenía jurisdicción sobre el Servicio de Prisiones, pero no desea interponerse "en el camino de ningún abogado que tenga acceso adecuado a su cliente", porque es "de interés para la justicia que lo tengan". 

"Lo que puedo hacer y decir es declarar en audiencia pública que sería útil para este proceso de extradición que los abogados de Assange tuvieran acceso a su cliente", aseveró.

/>

El periodista australiano permanece en la prisión de máxima seguridad de Belmarsh, en el sudeste londinense, en espera del fallo sobre la solicitud de extradición por parte de EE.UU., donde le levantan 18 cargos, entre ellos, una supuesta violación de la Ley de Espionaje por la que podría ser condenado hasta a 175 años de prisión, después de exponer desmanes del Ejército estadounidense en Irak y Afganistán.

Westminster prevé que, en febrero de 2020, pueda examinar la extradición del ciberactivista que se encontraba refugiado desde 2012 en la Embajada de Ecuador en Londres, hasta que el Gobierno de Lenín Moreno le retiró el asilo el 11 de abril de este año y la Policía británica lo detuvo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.