• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El capítulo de la compra de la refinería de Pasadena fue uno de los casos de persecución judicial contra la expresidenta brasileña.

El capítulo de la compra de la refinería de Pasadena fue uno de los casos de persecución judicial contra la expresidenta brasileña. | Foto: @dilmabr

Publicado 15 abril 2021


Blogs



Según la sentencia, la expresidenta no actuó de mala fe en su época en Petrobras en la compra de una refinería en EE.UU.

El pleno del brasileño Tribunal Federal de Cuentas (TCU) absolvió este miércoles a la expresidenta Dilma Rousseff de las pérdidas en la compra por la estatal Petrobras de una refinería estadounidense en Pasadena, trascendió desde la ciudad de Sao Paulo, la víspera.

LEA TAMBIÉN: 

Lula condena ofensas de Bolsonaro contra Dilma Rousseff en Brasil

El ministro del TCU y relator del caso, Vital do Rêgo, indicó que los miembros del consejo no actuaron con intención ni mala fe al evaluar la transacción: "No hay razonabilidad y proporcionalidad en igualar las responsabilidades de quienes actuaron con deslealtad con los demás involucrados, cuya mala fe no quedó demostrada en estos registros ni en otras instancias en las que se investiga el caso de Pasadena", dijo el relator. 

En 2006, Rousseff estaba en la junta directiva de la empresa estatal y votó a favor de la compra de la refinería de Pasadena. Petrobras pagó el equivalente de 360 millones de dólares por el 50 por ciento de los activos a la empresa belga Astra Oil. 

Para 2007, la empresa estatal brasileña y Astra firmaron un acuerdo, por el cual Petrobras se comprometió a comprar la otra mitad, por un monto equivalente a 788 millones de dólares. El documento fue firmado por el entonces director de Petrobras, Nestor Cerveró. 

Sin embargo, en 2008, la Junta Directiva, presidida por Dilma Rousseff, negó haber respaldado la idea y el caso terminó en los tribunales. Dilma afirmó que no tuvo acceso a toda la información necesaria para la adquisición.

El acuerdo fue objeto de investigaciones por parte del grupo de trabajo de fiscales de la ciudad de Curitiba en el marco de la Operación Lava Jato, pero no se presentaron cargos contra la expresidenta.

Sin embargo, en el proceso que absolvió a Dilma Rousseff, Vital do Rego condenó al expresidente de Petrobras, José Sérgio Gabrielli, y a los exdirectores Paulo Roberto Costa y Nestor Cerveró.

También fue condenado el directivo Luís Carlos Moreira da Silva. Tendrán que pagar una multa por el equivalente a 19,5 millones de dólares y están inhabilitados durante ocho años para ejercer cargos públicos.

Walfrido Warde, abogado de la expresidenta dijo, sobre la conclusión del caso: "Se hizo justicia. El directorio, especialmente de grandes empresas como Petrobras, no se informa activamente, depende de los órganos de administración y del directorio para informarse, además de los asesores internos y externos. La presidenta Dilma Rousseff, así como otros miembros del Concejo lo hicieron bien en el tiempo, cumplió con sus deberes fiduciarios es que fue debidamente reconocido por el TCU".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.