• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La tensa situación política del país ha provocado la baja afluencia a las urnas.

La tensa situación política del país ha provocado la baja afluencia a las urnas. | Foto: EFE

Publicado 31 octubre 2020


Blogs



La oposición considera los comicios como "inconstitucional" y "golpe de Estado" al postularse el actual presidente.

Costa de Marfil desarrolla este sábado sus elecciones presidenciales marcadas por una alta tensión política entre el Gobierno y la oposición, quien considera los comicios como "inconstitucional" y "golpe de Estado" al postularse nuevamente el actual presidente, Alassane Ouattara.

LEA TAMBIÉN:

África supera los 1.4 millones de casos de la Covid-19

Según el artículo 55 de la Carta Magna, "el presidente de la República es elegido por cinco años por sufragio universal directo" y "solo puede ser reelegido una vez", lo que ha provocado la reacción de la oposición, instigando a la "desobediencia civil" y obstaculizando el proceso electoral.

Varias zonas del país experimentaron desde la mañana dificultades para los avances del sufragio debido a la destrucción de material electoral y la presencia de militantes opositores que impidieron la apertura de los colegios electorales bajo el grito de "aquí no se vota".

Esta situación política ha provocado la baja afluencia a las urnas, tras anteriores jornadas de violencia que, según las fuentes políticas contrarias al actual Gobierno, ha dejado un total de 70 víctimas mortales.

Por su parte, Ouattara ha hecho un llamado a la oposición para que desista en sus acciones. "Hago un llamamiento a quienes han lanzado una consigna de desobediencia civil que ha provocado la muerte de la gente: ¡Que se detengan! Y les digo a los jóvenes que no se dejen manipular. Se trata de su futuro", expresó.

El presidente de la Comisión Electoral Independiente (CEI), Coulibaly Kuibiert Ibrahime, instó también a todos los marfileños a ejercer su voto, con "disciplina" y sin "violencia" porque el "mundo entero" estaría observando.

De los 44 candidatos presentados inicialmente, el CEI admitió solo a Ouattara, de la Agrupación de los Hufuetistas para la Democracia y la Paz, al expresidente y dirigente del Partido Democrático de Costa de Marfil, Henri Konan Bedié, al líder del Frente Popular de Costa de Marfil, Pascal Affi N'Guessan, y al exdiputado e independiente, Bertin Kouadio Konan.

La propia institución vetó las candidaturas del exmandatario, Laurent Gbagbo, del expresidente de la Asamblea Nacional, Guillaume Soro, así como otras figuras opositoras entre las que aparecen algunos ministros de Ouattara que habían renunciado.

Una reforma constitucional en 2016 ha servido de argumento a los partidarios de Ouattara para justificar su presentación en los actuales comicios, alegando que su primer mandato en 2010 debería ser desestimado, considerando así como su primera magistratura la ejercida en 2015 tras su reelección.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.