• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El documento que despertó el descontento de la población costarricense parece apostar por la explotación laboral, asegura la economista Sofía Guillén.

El documento que despertó el descontento de la población costarricense parece apostar por la explotación laboral, asegura la economista Sofía Guillén. | Foto: EFE

Publicado 7 octubre 2020


Blogs



Analista considera que propuesta del Gobierno para superar el impacto fiscal apunta a favorecer la oligarquía del país.

El Gobierno de Costa Rica administrado actualmente por Carlos Alvarado, enfrenta el rechazo de la mayoría de los sectores productivos del país tras presentar recientemente un borrador de 68 páginas para negociar el impacto fiscal con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el cual resultó "ambiguo" para la mayoría de los sectores.

LEA TAMBIÉN: 

Costa Rica rechaza dialogar con opositores al acuerdo con FMI

Así lo expresó la economista y analista política costarricense, Sofía Guillen, quien en una entrevista para el programa de Telesurtv, En Clave Política, se refirió al borrador presentado por el mandatario como “ambiguo” al no responder ante las necesidades de ningún sector.

Además, la analista aseguró que la propuesta representa un retroceso en materia laboral que sobreexplota los puestos de trabajo, pues este busca aprobar jornadas de 12 horas diarias que “no incentiva la creación de nuevos puestos de trabajo, sino que más bien sobreexplota los que ya existen”, afianzó la economista

Guillén consideró que el presidente Alvarado podría disminuir las necesidades de crédito externo aplicando medidas complementarias.

Sin embargo, aseveró que falta “carácter para pedirle a los sectores más ricos” que realicen sus aportes para frenar los efectos de la pandemia que magnífica problemas de precarización laboral, finanzas públicas y pobreza, los cuales resalta, han afectado por décadas al pueblo costarricense.

Con respecto a las huelgas y bloqueos que acontecen en distintos territorios de la isla, Guillén indicó que no se puede ver a una cara protagónica detrás de quienes han salido a las calles a manifestar su rechazo ante el documento presentado para negociar con el FMI, pues la inconformidad proviene de todos los sectores.

La propuesta del mandatario conformada por tres medidas, permanentes, temporales y estructurales, no expone una medida de privatización como la esperaba el sector corporativo.

La analista política expresó que, el presentar tan solo dos empresas del Estado para la venta “enfureció a los sectores pudientes de Costa Rica” ya que estos esperan “que las finanzas del país lleguen a números todavía más rojos para luego exigir la venta de empresas públicas”.

Según datos proporcionados por la economista, las proyecciones del Banco Central del país, indican que Costa Rica terminará el año con un déficit fiscal del 9,3 por ciento y con una deuda de más del 70 por ciento en relación al producto interno bruto.

Por su parte, considera que mientras se afianza la crisis provocada por el fraude fiscal y los efectos de la pandemia, “la Asamblea legislativa conservadora y ortodoxa en materia económica se dedica a aprobar proyectos que recortan los salarios y remuneraciones en la función pública”.

“Es todo el aparato neoliberal operando en función de las élites corporativas”, aseguró durante la entrevista, Sofía Guillen.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.