• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La no utilización de los datos del Inpe significa entregar el alerta de deforestación al sector privado.

La no utilización de los datos del Inpe significa entregar el alerta de deforestación al sector privado. | Foto: Reuters

Publicado 22 agosto 2019

El ministro Salles es acusado por el senador de cometer delito de responsabilidad y de violar la Constitución.

El senador y presidente de la Comisión Ambiental del Senado de Brasil, Fabiano Contarato, en compañía del senador Randolfe Rodrigues presentaron este jueves, ante la Corte Suprema Federal (STF por su sigla en portugués), la solicitud de destitución del ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles.

LEA TAMBIÉN: 

Ambientalistas abuchean a ministro brasileño en Semana del Clima

El motivo de tal solicitud se debe al delito de responsabilidad por persecución contra funcionarios públicos, un ejemplo de esto fue la amenaza contra el expresidente del Instituto Chico Mendes para la Conservación de la Biodiversidad (Icmbio), Adalberto Eberhard, de investigar a los agentes públicos ante una audiencia de ruralistas.

Adicionalmente, el senador Contarato señala a Salles de violar la Constitución por alterar el Gobierno del consejo Nacional del Medio Ambiente (Conama).

"Hoy a las 11H30 (hora local), hablaremos con la prensa y daremos en nuestras redes sociales más información sobre el pedido de destitución del ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, y sobre la acción a la que nos uniremos al STF".
 

La solicitud de la destitución de Salles ante la STF se debe a los ataques que han realizado el presidente brasilero, Jair Bolsonaro y el ministro en contra de las instituciones del Estado dedicados de alguna forma a la vigilancia ambiental.

La reciente contratación del presidente Bolsonaro a una empresa privada para monitorear el Amazonas es un modo de boicoteo contra el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE).

Esta situación deriva de la devastadora deforestación que se lleva a cabo en la Amazonía desde hace 18 días y aún sigue sin ser controlada, arrasando con el principal pulmón del planeta y gran parte de vida animal.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.