• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El golpe de Estado del pasado 10 de noviembre contra el Gobiermo de Evo Morales ocurrió luego de que las Fuarzas Armadas leyeran un comunicado en el que le instaban a dejar el poder.

El golpe de Estado del pasado 10 de noviembre contra el Gobiermo de Evo Morales ocurrió luego de que las Fuarzas Armadas leyeran un comunicado en el que le instaban a dejar el poder. | Foto: Twitter: @EvaCopa_Bol

Publicado 22 mayo 2020



Blogs



La maniobra de las FF.AA., sin la aprobación de los senadores, contraviene el artículo 160 de la Constitución Política del Estado.

La presidenta del Senado de Bolivia, Eva Copa, denunció como irregular el ingreso en traje de campaña de los mandos de las Fuerzas Armadas al Legislativo para dar un ultimátum a los senadores para que aprueben la orden de ascensos.

LEA TAMBIÉN:

Evo insta a la transparencia en Bolivia tras caso de corrupción

Copa expresó que la relación en ese tema es con el Poder Ejecutivo y agregó que de consumarse los ascensos por la vía de un decreto supremo, se pondría en evidencia que el actual Gobierno es de facto y con acciones propias de una dictadura.

El Senado boliviano, liderado por el partido Movimiento al Socialismo (MAS), destacó que no se someterá a la presión ni de la institución castrense ni del Gobierno de facto.

Por su parte, el expresidente Evo Morales precisó en su cuenta en Twitter que es "inédito y altamente preocupante que un comandante en jefe de las FF.AA. se presente, en uniforme de campaña, para imponer plazos a la Asamblea Legislativa, incluso sobrepasando autoridad del órgano Ejecutivo; y luego declare a la prensa congregada en Plaza Murillo".

Morales afirmó que, en el caso de los ascensos en las Fuerzas Armadas, la carrera militar es larga y sacrificada, "por eso debe respetarse lo definido por el Tribunal de Calificación de cada Fuerza, para evitar que quienes se creen perjudicados presenten recursos constitucionales".

Refirió además que la Constitución es absolutamente clara: la organización de las Fuerzas Armadas descansa en su jerarquía y disciplina, y no delibera. Cualquier acción de presión a los órganos del Estado que emanan del voto del pueblo viola esos preceptos, puntualizó el exmandatario.

En este sentido, según el senador del MAS Omar Paul Aguilar, los ascensos propuestos por el Gobierno de facto, responde a la necesidad de resguardar política y jurídicamente a las FF.AA. ante las investigaciones de las masacres producidas en las regiones de Sacaba, Ovejuyo y Senkata, del pasado 15 de noviembre del año 2019.

Asimismo, recordó que la constitución boliviana estipula que los ascensos deben de ser debatidos por el Senado, quien tiene la facultad de aprobar o rechazar las postulaciones militares.

El comandante en jefe de las FF.AA., general Sergio Orellana, amenazó frente al Legislativo con un ultimátum, diciendo que “vamos a esperar la siguiente semana a que la Asamblea ratifique los ascensos de las Fuerzas Armadas. Si es que recibimos una respuesta negativa, vamos a proceder como establece nuestra normativa”.

Las Fuerzas Armadas y la Policía boliviana desempeñaron un papel activo durante el golpe de Estado al "sugerir" la renuncia del presidente legítimo, Evo Morales.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.