• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La experta dijo que los países como EE.UU. utilizan las llamadas sanciones por motivos geopolíticos, económicos e ideológicos.

La experta dijo que los países como EE.UU. utilizan las llamadas sanciones por motivos geopolíticos, económicos e ideológicos. | Foto: mppre.gob.ve

Publicado 6 octubre 2020


Blogs



El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, detalló que el país suramericano enfrenta más de 300 medidas coercitivas impuestas por EE.UU.

La exrelatora Especial del Derecho a la Alimentación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Hilal Elver, calificó como “acciones criminales” las medidas coercitivas unilaterales que afectan a países enteros.

LEA TAMBIÉN:

Justicia británica anula fallo sobre oro venezolano

“El derecho a la alimentación y a la nutrición es una de las áreas de derechos humanos más importante y afectada de manera directa por las sanciones económicas unilaterales”, afirmó Elver al participar el lunes en el seminario virtual “Déjennos respirar. Las sanciones como una violación a los derechos humanos”.

La experta puso como ejemplo a Irak, cuya población civil se vio más afectada por las medidas coercitivas impuestas que durante la guerra, basada en mentiras del Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.), entonces presidido por George W. Bush, según el relato de su charla publicado en un comunicado por la cancillería  venezolana.

Elver sostuvo que los países como Estados Unidos utilizan las llamadas sanciones por motivos geopolíticos, económicos e ideológicos.

“Se producen como una especie de instrumento de políticas, moralmente benigno y más sencillo de manejar que un conflicto armado o una invasión a países, pero en realidad el impacto es profundo, prolongado e importante, principalmente orientado a los objetivos equivocados (…) En realidad no son instrumentos de políticas, son una forma poscolonial de atacar a los países en desarrollo si no les gusta su postura ideológica”, subrayó.

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, durante su participación en el encuentro internacional, aseveró que “el antiimperialismo debe de resurgir y ser refrescado para derrotar el capitalismo”.

El ministro de Relaciones Exteriores resaltó que el imperialismo norteamericano se ha enfrascado en el pueblo venezolano desde el año 2015, cuando el entonces presidente de EE.UU., Barack Obama, declaró al país como una amenaza inusual y extraordinaria, acción que fue una puerta para todas las órdenes ejecutivas firmadas actualmente por Donald Trump.

“Actualmente Venezuela enfrenta más de 300 medidas coercitivas impuestas por EE.UU. desde 2015, con el único fin de bloquear nuestra economía, dañar y agredir al pueblo”, resumió el jefe de la diplomacia del país suramericano.

El encuentro “Déjennos respirar. Las sanciones como una violación a los DDHH” fue organizado por el Instituto Simón Bolívar para la Paz y la Solidaridad entre los Pueblos y el Instituto Tricontinental de Investigación Social, con el objetivo de debatir la geopolítica de las sanciones, su impacto social y las violaciones de derechos humanos contra los pueblos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.