• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Según el documento, las presuntas irregularidades registradas no se diferencian de otros patrones vistos en Honduras, Turquía, Rusia, Austria y Wisconsin.

Según el documento, las presuntas irregularidades registradas no se diferencian de otros patrones vistos en Honduras, Turquía, Rusia, Austria y Wisconsin. | Foto: Kaos en la Red

Publicado 14 noviembre 2019



Este nuevo informe concluye que el MAS, partido que representa al presidente Evo Morales, obtuvo una ventaja superior al diez por ciento.

Otro informe referente al cuestionable dictamen de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre un supuesto fraude en las elecciones generles de Bolivia fue presentado esta semana por el investigador de ciencias políticas de la Universidad de Michigan, Walter Mebane, considerado como uno de los principales expertos en fraude electoral del mundo.

LEA TAMBIÉN:

Golpe de Estado en Bolivia: ¿qué sigue?

El documento titulado “Evidencia en contra de que los votos fraudulentos hayan sido decisivos en la elección de Bolivia en 2019” concluyó que solo se registraron presuntas irregularidades estadísticas en 274 de las 34.551 mesas de votación, lo que no se diferencia mucho de otros patrones vistos en comicios de Honduras, Turquía, Rusia, Austria y Wisconsin.

“Incluso, removiendo los votos fraudulentos, el MAS tiene una ventaja superior al diez por ciento”, sentenció el informe del investigador, que no tiene afiliación política alguna en América Latina y ni con el presidente legítimo Evo Morales.

A través de su cuenta en Twitter, el científico argentino Rodrigo Quiroga levantó una serie de conclusiones que sostienen que "ni la OEA ni nadie pudo corroborar que haya habido fraude en las elecciones del 20 de octubre".

Además, considera que ese órgano, liderado por Luis Almagro, había recomendado incluso antes de los comicios, que se utilizara el sistema de recuento rápido de votos, lo cual se hizo, y ahora lo usa de excusa para respaldar el golpe de Estado.

Por otro lado, resaltó que las irregularidades estadísticas detectadas -mesas observadas- fueron marginales y no afectan ese resultado, incluso quitándole los sufragios al MAS y dándoselos a Mesa.

Quiroga también recordó que la detención del procesamiento de datos para el escrutinio definitivo, a la que tanto han hecho alusión los opositores, no sucedió durante un periodo de tiempo significativo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.