• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El secuestrador fue detenido en medio de una operación policial a gran escala, después de horas de mantener su toma de rehenes.

El secuestrador fue detenido en medio de una operación policial a gran escala, después de horas de mantener su toma de rehenes. | Foto: EFE

Publicado 22 julio 2020 (Hace 3 horas 18 minutos)


Blogs



El autor tiene antecedentes por delitos graves  y enfrenta la pena de cadena perpetua por los cargos que se le atribuyen

El hombre que secuestró durante más de 12 horas un autobús con 13 pasajeros en la ciudad de Lutsk, en el noroeste de Ucrania, ha sido imputado por terrorismo, toma de rehenes y posesión ilegal de armas.

LEA TAMBIÉN:

Liberan a rehenes detenidos por secuestrador en Lutsk, Ucrania

“El terrorista que se hacía llamar Maxim Plojói (el Malo) y que secuestró un autobús con 13 pasajeros en Lutsk el 21 de julio, se encuentra en prisión y ha sido acusado de terrorismo, toma de rehenes y posesión ilegal de armas, granadas y explosivos”, señaló este miércoles el viceministro de Interior ucraniano, Antón Gerashchenko, en entrevista a una televisora local.

El autor del hecho, identificado como Maxim Krivosh, de 44 años, es ciudadano ucraniano y procede de la región rusa de Orenburgo. Fue condenado con anterioridad en dos ocasiones, a 10 años de prisión en total, por una serie de delitos graves. Ahora enfrenta cargos que podrían conllevarle la pena de cadena perpetua, de acuerdo con el viceministro.

Además, un residente de Járkov fue detenido por complicidad a la hora de organizar un atentado terrorista y accedió a cooperar con la investigación, según Gerashchenko.

Krivosh secuestró el vehículo de pasajeros y lo retuvo durante varias horas, demandando, entre otras cuestiones, que el presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, mostrara públicamente a través de redes sociales, su apoyo a un documental sobre la protección animal.

También exigía que algunos políticos publicasen un vídeo en el que reconociesen que son “terroristas legales”.

El propio mandatario habló por teléfono con el secuestrador durante las operaciones de resolución del caso y accedió a publicar el video demandado, el cual fue retirado de las redes sociales una vez detenido Krivosh.

Esta actitud del jefe de Estado ha sido criticada por algunos sectores, por el hecho de haber “hablado con un terrorista”.

Ninguno de los rehenes, entre los que figuraban un niño, una mujer embarazada y una anciana, resultó herido.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.