• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Rusia acusó a Ucrania de llevar a cabo una estrategia a través de amenazas para provocar una respuesta rusa y justificar una acción bélica contra el Gobierno de Vladímir Putin.

Rusia acusó a Ucrania de llevar a cabo una estrategia a través de amenazas para provocar una respuesta rusa y justificar una acción bélica contra el Gobierno de Vladímir Putin. | Foto: DW

Publicado 18 diciembre 2018

El secretario de prensa de Putin lamentó que "la ONU se convirtiera en una herramienta para tomar decisiones ineficaces y populistas para complacer a países occidentales".

Este martes, Rusia manifestó su rechazo a la decisión de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de respaldar la resolución presentada por Ucrania, quien denunció una "militarización" en Crimea y el mar Negro por parte del Gobierno ruso.

"Solo podemos expresar nuestro desacuerdo y lamentarlo. Desde luego, no dejaremos de explicar nuestra postura de forma consecuente a nuestros interlocutores", dijo el secretario de prensa del presidente Vladímir Putin, Dmitry Peskov.

Asimismo, el político lamentó que "la ONU se convirtiera en una herramienta para tomar decisiones ineficaces y populistas a fin de complacer al grupo de democracias occidentales. (...) Si la ONU reacciona de esta manera a todas las provocaciones de un Estado fallido cuyo Gobierno intenta con ellas mantenerse en el poder, sus decisiones no valdrán ni un centavo".

Peskov agregó que la Asamblea General no estudió a fondo el proyecto ucraniano ni las enmiendas propuestas por Rusia, permitiendo perpetuar una campaña contra su país que catalogó de obsesiva.

La resolución presentada por Ucrania, que llama a Rusia a detener la suspensión de la navegación internacional en el mar Negro y el mar de Azov, fue apoyada este lunes en la ONU por 66 votos a favor, 19 en contra, y 72 abstenciones.

Gran parte del respaldo recibido provino de países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), de la Unión Europea y aliados de Estados Unidos (EE.UU.), contrarios a las políticas de Rusia.

El vicejefe de la representación rusa en la ONUDmitri Palianski, aseguró que el envío de sistemas de defensa a Crimea -territorio que ha estado en disputa por parte de Ucrania desde que en 2014 el 96 por ciento su población decidió pertenecer a Rusia tras un referendo- se debió a las provocaciones y amenazas de agresión del Gobierno ucraniano, utilizando una estrategia para mostrar la maniobra rusa como un posible ataque y, de esta manera, justificar futuras acciones bélicas.

Por su parte, el jefe de la República rusa, Serguéi Aksiónov, fue más allá al declarar en su cuenta de Facebook que el apoyo a la resolución le pareció "una nueva espiral de estupidez". "Dejarse guiar por las autoridades de Ucrania es un acto absolutamente inútil y desesperado", añadió.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.