• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El reto de los diplomáticos está en conjugar las peticiones de ambas potencias, con sus respectivos respaldos

El reto de los diplomáticos está en conjugar las peticiones de ambas potencias, con sus respectivos respaldos | Foto: Cuenta en Twitter de @MID_RF

Publicado 26 enero 2021


Blogs



Rusia ha condenado la salida unilateral de Washington del acuerdo y condena la impotencia europea ante el tema.

Rusia mostró su apoyo este martes a Irán al pedir que el Gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se reintegre primero al acuerdo sobre el programa nuclear iraní, para así salvarlo y garantizar su respeto por la parte de Teherán.

LEA TAMBIÉN:

Rusia reitera el llamado a la no injerencia de Estados Unidos en sus asuntos internos

Irán y el llamado Grupo de los Cinco+ (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania), firmaron en 2015 en Viena un plan de acción global común para intentar resolver la cuestión nuclear iraní, luego de 12 años de tensiones.

El acuerdo entró en una etapa crítica después de que el ahora expresidente Donald Trump decidiera que su país saliera del acuerdo en 2018 y al restableció medidas coercitivas contra Teherán.

Sin embargo, Teherán y Washington exigen a la otra parte que dé el primer paso para rescatar el acuerdo, considerado prioritario por las grandes potencias tras la salida de Trump de la Casa Blanca.

"Esperamos (...) que Estados Unidos regrese al pleno respeto de la resolución correspondiente del Consejo de Seguridad, lo que creará las condiciones para que Irán respete todas sus obligaciones del acuerdo nuclear", dijo este martes el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif prometió que Irán “volvería a aplicar totalmente sus obligaciones” una vez que las sanciones de Estados Unidos contra su país hayan sido levantadas.

Sin embargo, Francia, otro de los firmantes del acuerdo, adopta una posición diferente a los rusos al considerar que, si los iraníes quieren que Estados Unidos vuelva, deben cesar cualquier “provocación” y asumir sus “obligaciones”.

Al salir Washington del acuerdo, la República Islámica se libró de la mayoría de sus obligaciones, al tiempo que desmintieron que estuvieran buscando con ello, capacidad nuclear.

En sentido estricto, Irán retornó a sus acciones de enriquecimiento de uranio al 20 por ciento, mientras que en Viena acordaron limitarlo al 3,67 por ciento.

Biden consideró que la política de su predecesor contra Irán era un fracaso, por lo que su llegada a la presidencia generó no pocas esperanzas. También manifestó su intención de que el país retornara al acuerdo, mas condicionó esa vuelta a que se respetara el acuerdo de forma estricta por parte de Irán.

El reto de los diplomáticos está en conjugar las precondiciones de ambos países, con sus respectivos apoyos – con Rusia en el caso de Irán. Moscú ha sido crítico siempre con Washington por su salida unilateral del acuerdo y ha reprochado a los europeos su impotencia ante Estados Unidos.

Voluntad de salvar el acuerdo

Zarif y Lavrov afirmaron este martes que tienen voluntad de “salvar” el acuerdo, pese a las dificultades. Para Rusia, el acuerdo sobre el programa nuclear no está condenado, pues es de los pocos temas sobre los cuales –tanto Washington como Moscú– tienen interés común en hacer avanzar.

El viceministro de Exteriores ruso, Serguei Riabkov, consideró que un “diálogo selectivo” con Estados Unidos sobre Irán era posible, así como el tratado de desarme nuclear.

En cambio, las relaciones entre ambos países están en su punto más bajo desde hace años y la llegada al poder de Biden no augura mejoras.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.