• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Aún están en desarrollo las labores de inteligencia e investigación a partir de las pruebas encontradas por el Ministerio de Defensa ruso.

Aún están en desarrollo las labores de inteligencia e investigación a partir de las pruebas encontradas por el Ministerio de Defensa ruso. | Foto: EFE

Publicado 17 septiembre 2018

Rusia descarta toda su culpabilidad en el caso de la aeronave de Malasya Airlines al mostrar una batería de pruebas. 

El Ministerio de Defensa de Rusia informó este lunes que el misil que derribó el vuelo MH17 de la compañía aérea Malasya Airlines fue identificado y ha sido adjudicado al Gobierno de Ucrania. 

Estas declaraciones fueron dadas en una rueda de prensa por Nikolái Parshin, jefe de la Dirección General para los Misiles y Artillería del Ministerio de Defensa. 

De esta manera el Gobierno de Rusia aclara toda acusación contra su administración sobre el derribo de esta aeronave en el este de Ucrania en el año 2014. 

>> Rusia acusa a Occidente de gestar provocaciones contra Siria

Asimismo, se detalló que la fabricación de este misil data de 1986, cuando el Gobierno ruso hizo entrega de este artefacto a la unidad militar de la República Socialista Soviética de Ucrania, sin que éste haya sido devuelto. 

En una rueda de prensa el Ministerio de Defensa presentó una batería de pruebas que avalan la responsabilidad de la milicia de Ucrania en los hechos perpetrados en 2014.

El portavoz ruso Ígor Konashénkov destacó que los documentos, vídeos y audios que conforman el compendio de argumentos demuestran la complicidad de Ucrania, además explicó que los vídeos obtenidos muestran el movimiento de un sistema de misiles Buk provenientes de Ucrania.  

>> Confirman reunión entre Putin y Erdogan para el 17 de septiembre

En este sentido, el Ministerio afirma que una de las grabaciones recuperadas en 2016, implica al coronel de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Ruslan Grinchak, quien tenía funciones de control aéreo de Donbás al momento del siniestro. Sin embargo, Rusia asume que occidente puede hacer caso omiso de estas pruebas a pesar de ser contundentes.

"Occidente puede ignorar los hechos 'incómodos, ya que se guía por consideraciones políticas, en vez de intentar esclarecer la verdad", puntualizó.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.