• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El hospital de campaña de Maracaná es el único en funcionamiento en Rió de Janeiro, y se encuentra por debajo de la capacidad de servicio.

El hospital de campaña de Maracaná es el único en funcionamiento en Rió de Janeiro, y se encuentra por debajo de la capacidad de servicio. | Foto: Gobierno de RJ

Publicado 3 junio 2020


Blogs



De las siete instituciones sanitarias de emergencia anunciadas para combatir la pandemia en Rio de Janeiro, se encuentra funcionando solo uno.

El gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, firmó este martes un decreto que elimina a la organización social Institute of Basic and Advanced Health Care (Iabas) de la construcción y administración de siete hospitales de campaña del estado brasileño.

LEA TAMBIÉN:

Registran casa de gobernador de Río por caso de corrupción

Según la nota oficial publicada por el gobierno de Río, el departamento de salud del estado asumiría la gestión de estas unidades previstas para el tratamiento a los pacientes contagiados con el nuevo coronavirus.

Además, se solicitará todo “el equipo y la mano de obra para combatir la pandemia, así como la conclusión de los trabajos. Con la intervención, la Fundación Estatal de Salud es responsable de administrar los siete hospitales de campaña para enfrentar a Covid-19: Maracanã, São Gonçalo, Nova Iguaçu, Duque de Caxias, Nova Friburgo, Campos dos Goytacazes y Casimiro de Abreu".

De acuerdo con el corresponsal de teleSUR en Brasil, André Vieira, solo uno de estas instituciones sanitarias de emergencia nunciadas para combatir la pandemia se encuentra funcionando en esa ciudad brasileña.

Desde el pasado 26 de mayo el gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, es investigado por la Policía Federal, por irregularidades en el manejo de fondos públicos en la gestión de la pandemia, pues según refieren medios locales, para enfrentar la Covid-19, el Gobierno entregó sin licitación, más de 800 millones de reales (145 millones de dólares) para la construcción de hospitales de campaña.

 

En este sentido, el Gobierno de Río prometió entregar los siete hospitales de campaña antes del 30 de abril, sin embargo, solo se abrió uno, con funcionamiento por debajo de la capacidad de servicio y con quejas de los profesionales de la salud por la falta de condiciones de trabajo.

Medios locales reportan que una recién inaugurada unidad de São Gonçalo no tenía profesionales de la salud para prestar atención y tampoco tenía respiradores disponibles para las 80 camas de la Unidad de Cuidados Intensivos.

El estado de Río de Janeiro es el segundo más afectado de Brasil por la pandemia de la Covid-19, con más de 56 mil casos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.