• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Más de 250 trabajadores del INPE resultaron positivo para coronavirus, según lo anunció el expresidente del instituto antes de su renuncia.

Más de 250 trabajadores del INPE resultaron positivo para coronavirus, según lo anunció el expresidente del instituto antes de su renuncia. | Foto: RPP

Publicado 7 mayo 2020


Blogs



Protestas y motines en varias cárceles del país para exigir mejoras en el sistema sanitario, llevaron a la renuncia del recién nombrado jefe del Consejo Nacional Penitenciario de Perú.

Con solos seis semanas de labores como presidente del Consejo Nacional Penitenciario del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), Gerson David Villar Sandy, presentó su renuncia al cargo, la cual fue aceptada por el presidente de Perú, Martín Vizcarra, junto al ministro de Justicia y Derechos Humanos, Fernando Castañeda Portocarrero.

LEA TAMBIÉN:

Perú ratifica emergencia por Covid-19 hasta 10 de mayo

Villar, asumió el cargo como presidente del INPE el pasado 24 de marzo en medio de motines y la crisis sanitaria que enfrenta el país, ocasionada por el nuevo brote de coronavirus, Covid-19. Sin embargo, no fueron más de seis semanas lo que duró en el ejercicio penitenciario.

A tan solo dos días de la gestión de Villar, fue registrada la muerte de dos trabajadores penitenciarios motivo del nuevo coronavirus. Los motines alcanzaron su máxima expresión, ocasionando la muerte de más de 12 reos, por enfrentamientos, dentro de los penales.

El motín más grave se presentó hace una semana dentro del penal Miguel Castro, en Lima, donde murieron nueve internos y 67 heridos entre presos, guardias penitenciarios y policías.

El expresidente del INPE, informó en su último viernes de gestión que al menos 265 trabajadores penitenciarios resultaron positivos al Covid-19 tras las pruebas aplicadas al personal para el despistaje de la enfermedad.

Recientemente, fue anunciada tras la renuncia de Villar, la fuga de uno de los reos que se encontraba bajo cuidados de terapia intensiva en el Hospital Regional Docente de Trujillo, donde fue ingresado al ser confirmado como un caso positivo portador del virus.         

Los anuncios son una clara evidencia de lo que se vive en el país. La desesperación se hace visible por la falta de medidas sanitarias que en nada resguardan la salud de los presidiarios, y tampoco del personal que trabaja dentro del instituto.

Por su parte, el órgano penitenciario ya informó sobre el nuevo ocupante del cargo. Rafael Eduardo Castillo Alfaro, quien se desempeña como vicepresidente del Consejo Nacional Penitenciario, asumió este miércoles 6 de mayo, la función de presidente del Consejo Nacional Penitenciario del INPE, y será el nuevo encargado de hacer velar por la salud e integridad de la institución y de sus trabajadores


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.