• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Este lunes ambos mandatarios sostendrán su primer encuentro bilateral.

Este lunes ambos mandatarios sostendrán su primer encuentro bilateral. | Foto: EFE

Publicado 15 julio 2018





Los casos de Irán, Siria y la supuesta injerencia rusa en la elección estadounidense son algunos de los puntos de fricción entre ambos Gobiernos.

Este lunes se reunirán en Helsinki (Finlandia) los mandatarios de Estados Unidos (EE.UU.) y Rusia, Donald Trump y Vladimir Putin, respectivamente, quienes abordarán determinados temas en relación a temas de interés para ambas naciones.

Los casos de Irán, Siria y la supuesta injerencia rusa en la elección estadounidense son algunos de los puntos de fricción entre ambos mandatarios, pese a las mutuas declaraciones de cordialidad que intercambiaron antes de su primera cumbre bilateral.

Cordialidad a partes iguales

Las declaraciones de los dos líderes siempre se han caracterizado por mantener gestos mutuos de amabilidad y voluntad, para mejorar las relaciones sumamente deterioradas entre sus dos países.

Pese a esta cordialidad, Washington ha impuesto en varias ocasiones sanciones contra funcionarios rusos y participó en una inédita ola de expulsiones recíprocas de diplomáticos.

Supuesta injerencia en elecciones de 2016

Las relaciones entre Washington y Moscú se deterioraron desde el comienzo de la presidencia de Trump por acusaciones de interferencia rusa en la campaña estadounidense de 2016.

Rusia siempre ha negado toda responsabilidad en este caso y, hasta los momentos, no hay pruebas concluyentes de esta supuesta participación.

Diferencias en casos de Siria, Irán y Corea del Norte

Los ataques de EE.UU. y sus aliados de la coalición contra el Gobierno de Damasco han sido vistos negativamente por Moscú, que ha defendido al Gobierno constitucional de Bashar Al-Assad desde 2015.

Asimismo, la decisión unilateral de Trump de salirse del acuerdo nuclear iraní de 2015 e imponer nuevas sanciones, molestó tanto a los rusos como diversos países europeos.

Con relación a Corea del Norte, Moscú aprobó la cumbre del pasado 12 de junio entre Trump y el dirigente norcoreano Kim Jong-Un en Singapur, que finalizó con la firma de una declaración común pero sin mayores avances sobre el asunto del arsenal nuclear de Pyongyang.

El jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, admitió que había "cierto optimismo" sobre la reducción de las tensiones en la península coreana.

Tratados de desarme y guerra comercial

Moscú y Washington se acusan mutuamente de violar los tratados de reducción de armamentos firmados por las dos potencias y arrastrar al otro en una nueva "carrera armamentista".

EE.UU. adoptó en febrero una nueva doctrina militar con miras a dotar al país con nuevas armas nucleares de baja potencia, algo por lo que Rusia lamentó el "carácter belicoso" y la "postura antirrusa" de la nación norteamericana.

Igualmente, la imposición de las barreras aduaneras impuestas por Washington al acero y al aluminio ocasionó que Rusia introdujera una serie de aranceles a varios productos estadounidenses, en un contexto de guerra comercial a nivel mundial.

>> ¿Qué puntos se tratarán en la cumbre Putin-Trump?


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.