• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El incremento de los contagios frente a una red asistencial deficiente, ha puesto en crisis a la red de emergencias de Chile.

El incremento de los contagios frente a una red asistencial deficiente, ha puesto en crisis a la red de emergencias de Chile. | Foto: El Desconcierto

Publicado 10 junio 2020


Blogs



La pandemia del coronavirus también ha dilatado los tiempos de respuesta de la red de emergencias chilena. 

Además de provocar la congestión de instalaciones sanitarias, el incremento de casos de coronavirus en Chile puso en crisis el actual diseño del servicio de emergencias y traslado mediante ambulancias.

LEA TAMBIÉN:

Chile reporta 192 nuevas muertes por coronavirus y llega a 2.475

La cantidad de pacientes que llegan a urgencias con síntomas avanzados de Covid-19, provoca que se alargue la ocupación de camas y la atención de los equipos médicos.

Ello, a su vez, genera que enfermos deban esperar varias horas dentro de los transportes sanitarios. Debido a esta eventualidad, personas que necesitan atención o están contagiadas han tenido que llegar a los servicios de salud caminando o en transporte público.

Las causas de este déficit son diversas. Una de ellas es la elevada cantidad de pacientes. El Gobierno informa a menudo de nuevas capacidades para atención a casos críticos, pero resultan insuficientes.

En la Región Metropolitana (RM) la ocupación de camas en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) está en el 98 por ciento, de acuerdo con la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva, y casi no hay camas disponibles para nuevos pacientes, pues las que se liberan se dedican inmediatamente a personas que han permanecido en urgencias.

 

Otra causa radica en la organización del transporte de emergencias. En Chile esta función está a cargo del Servicio de Atención Médico de Urgencias (SAMU), que depende del Ministerio de Salud y se ocupa de los casos críticos; los municipios, cuyas ambulancias se subordinan las corporaciones municipales de salud; y el transporte particular de hospitales, clínicas y empresas privadas de emergencias.

Cada uno de ellos opera bajo sus propios reglamentos y de manera descentralizada. No existe coordinación fluida entre esos actores.

 

“Hoy el SAMU está muy congestionado y tiene muy poca resolutividad”, considera Loreto Allende, encargada de la Unidad de Gestión Clínica del Departamento de Salud del municipio La Pintana.

Para el jefe de Urgencias del Hospital Félix Bulnes, Dr. Allan Mix, en Chile la atención primaria y la red asistencial hospitalaria se han desarrollado sin complementarse. Por otro lado, considera que “las ambulancias comunales y privadas están fuera de la red del SAMU, y son la mayoría”.

La situación descrita se agrava por los contagios de Sars-Cov-2, que también han afectado al personal que opera las ambulancias.

El fin de semana pasado, el presidente chileno Sebastián Piñera anunció un convenio con organizaciones de furgones escolares para el traslado de pacientes a las residencias sanitarias.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.