• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La idea surgió el pasado año y desde entonces vecinos y pobladores de la ciudad se han organizado para defender y reclamar los valores del área pública.

La idea surgió el pasado año y desde entonces vecinos y pobladores de la ciudad se han organizado para defender y reclamar los valores del área pública. | Foto: Xinhua

Publicado 27 noviembre 2020


Blogs



El Partido Obrero - Tendencia denunció este jueves la puesta en marcha de un proyecto del intendente de la ciudad.

El Partido Obrero-Tendencia (PO-T) de Argentina denunció este jueves desde su sitio web, la puesta en marcha de un proyecto que intenta demoler la Plaza de la Resistencia y la Memoria (también conocida como Plaza del Sol) de Bahía Blanca, municipio ubicado en Buenos Aires (capital) para construir en su lugar cocheras subterráneas que traerían supuestos beneficios a la ciudad.

LEA TAMBIÉN:

Rechazan leyes laborales que promueve el Gobierno de la India

El PO - T refirió además que se está en presencia del acaparamiento de un espacio público para cocheras privadas. A su vez, la organización política denunció que este es un programa de obras públicas que cuenta con la “ayudita” del Banco Interamericano del Desarrollo (BID). La demolición de la plaza ha sido promovida por el intendente de Bahía Blanca, Héctor Gay. 

El proyecto tiene como objetivo generar ingresos de la explotación de las cocheras durante 50 años. Posterior a ese período los derechos de la propiedad pasarían al municipio. El PO-T puntualizó que el incentivo por parte del Gobierno para utilizar cada vez más autos privados y menos transporte público, ha sido una de las justificaciones para llevar a cabo la propuesta.

La Plaza de la Resistencia y la Memoria es un sitio tradicional, histórico, un área verde del centro de la ciudad, que constituye patrimonio público. Si el proyecto para remodelar el lugar fuera aprobado, la plaza quedaría completamente destruida, las especies vegetales existentes serían eliminadas sin posibilidad de incorporar nueva vegetación.

La idea surgió el pasado año y desde entonces vecinos y pobladores de la ciudad se han organizado para defender y reclamar los valores del área pública, que hasta ese momento había sido abandonada por los distintos gobiernos municipales.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.